Alcalde de Cartagena reta al Procurador en caso de demolición de edificio

193

Una semana después de que el procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, ratificara la necesidad de adoptar medidas urgentes frente a Aquarela, el alcalde de Cartagena, WIlliam Dau, se pronunció.

En medio de una reunión virtual con el secretario de Planeación, Guillermo Ávila, la asesora de Despacho para la reactivación económica y social, María Claudia Peñas, y el Consejo Gremial de Bolívar, el mandatario de los cartageneros aseguró que demolerá la torre uno del proyecto habitacional, tal como lo ordenó el Ministerio de Cultura y el Ministerio Público, cuando Carrillo resuelva los casos que lleva el ente en Cartagena.

Dau añadió que, con la orden de demolición, el procurador busca “ganar votos para su campaña a la Presidencia de Colombia”.

El mandatario agregó que la Procuraduría no ha efectuado medidas contra las personas que otorgaron los permisos para la construcción del edificio, que se alza en el barrio Torices y a escasos 200 metros del Castillo San Felipe.

“Hasta ahora no han sancionado a ningún funcionario que dio las licencias para Aquarela. Que la Curaduría, que Planeación, todos los que participaron son unos bandidos y sinvergüenzas y la Procuraduría contra ellos no ha hecho nada. Ahora quieren que Dau tumbe a Aquarela para que el procurador Carrillo diga yo tumbe el edificio, voten por mi para Presidente de Colombia. Yo porque no he tenido tiempo de llamarlo, pero yo le voy a decir, yo con gusto tumbo a Aquarela, pero tú primero me resuelves todos estos casos de Cartagena. Tú haces tu trabajo y después yo hago el mío”, aseguró el alcalde.

Es de recordar que el Ministerio de Cultura y la Procuraduría ordenaron a William Dau la demolición de la obra luego del estudio realizado por la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI), que asegura que el edificio no cumple con los parámetros de sismicidad ni resistencia al fuego y no soportaría los cambios de diseño requeridos para restituir el espacio público que ocupa de forma indebida.

Informe que, según la Promotora Calle 47 S.A.S, constructores de Aquarela, no tiene el sustento técnico necesario para valorar la vulnerabilidad estructural de la construcción.

Cabe resaltar que los constructores, por medio de carta y un derecho de petición, le advirtieron a Dau de “los riesgos de generar un daño antijurídico al llegar a intervenir el edificio, ya que son los jueces de la República, a través de sus decisiones en el marco del debido proceso, los encargados de ordenar cualquier fallo sobre la construcción”.

Los procesos contra Aquarela

El proyecto se enfrenta a cuatro procesos judiciales:

– Una acción popular instaurada por el Ministerio de Cultura contra el Distrito y la Promotora Calle 47, por la presunta afectación al Castillo San Felipe de Barajas.

– Una acción de nulidad contra las licencias de construcción, promovida por la Procuraduría General de la Nación.

– Un proceso policivo proferido por la Inspección de Policía de la Comuna No. 2 por violar las normas urbanísticas. Dentro de esta acción se ordenó el sellamiento de la obra, la restitución de 619,59 metros cuadrados que son considerados espacio público, y el pago de una multa de $156 millones a los constructores.

– Un proceso penal que adelanta la Fiscalía contra el curador urbano número uno de Cartagena, Ronald Llamas, el arquitecto Claudio Restrepo y el representante legal de Promotora Calle 47, Lucas Tamayo, por presunto delito de urbanización ilegal y daño a los recursos naturales.

/Colprensa

También podría gustarte