La Habana está de vuelta pero usando la mascarilla

28

En el caso de la capital, reinicia gradualmente el transporte público y algunas actividades del comercio y los servicios, así como la reapertura de las playas y del turismo nacional.

Al fin Lázaro pudo salir a pescar, Dayli a nadar y Fernando a correr por el malecón de La Habana. Tras más de cien días de encierro por el coronavirus, la capital de Cuba retoma su romance con el mar, aunque sin turistas extranjeros.

Siento “alegría porque esto es lo que nos gusta a nosotros: la pesca (…) Todos estamos aquí contentos respetando las normas” para evitar contagios, cuenta a la AFP el pescador Lázaro Castillo, de 55 años, provisto de mascarilla.

La Habana es aún el último reducto de la covid-19 en la isla. Pero como registra muy pocos casos diarios, este viernes el gobierno autorizó la primera de tres fases de desconfinamiento. Ya casi la totalidad del país está en la segunda fase, con una normalidad a medias.

En el caso de la capital, reinicia gradualmente el transporte público y algunas actividades del comercio y los servicios, así como la reapertura de las playas y del turismo nacional.

Ni bien amaneció, Lázaro, chofer de profesión, enrumbó junto con cinco amigos hasta el “sofá de La Habana”, como se le conoce al malecón, que se extiende 7 kilómetros sobre la costa capitalina, y es lugar obligado de encuentro de locales y visitantes.

Para evitar contagios, toda actividad estuvo paralizada, y Lázaro pensó entonces que moría de nostalgia.

También podría gustarte