Día de Independencia de EE.UU. terminó con banderas quemadas

68

Banderas estadounidenses quemadas y una estatua de Cristóbal Colón derrumbada en Baltimore, fueron algunas de las escenas que se vivieron en protestas en distintas partes de Estados Unidos.

Con motivo del 4 de julio, había convocadas varias manifestaciones antirracistas y para pedir la renuncia de Trump y de su vicepresidente, Mike Pence, en varias ciudades de EE.UU, que terminaron con banderas quemadas en Washington DC, Los Ángeles, Chicago y Nueva York, según uno de los organizadores, el Partido Comunista Revolucionario.

En el caso de la capital, los participantes prendieron fuego a la bandera junto a la plaza Lafayette, el parque que hay al lado de la Casa Blanca al grito de “EE.UU. nunca fue grande”, que contrasta con el lema de campaña de Trump “Haz EE.UU. grande de nuevo”.

En Estados Unidos quemar la bandera nacional no es ilegal, y de hecho en la protesta de Hollywood estuvo el activista de 63 años Gregory “Joey” Johnson, quien en 1989 ganó el caso ante el Tribunal Supremo que reconoció su derecho a poder quemar la enseña.

También podría gustarte