El ´galimatías´ del Gobierno con el presupuesto del 2021

33

El anteproyecto, que fue presentado en marzo pasado, ya quedó desfasado con las necesidades en el incremento del gasto para atender la emergencia sanitaria. Inicialmente estaba aforado en $283,1 billones.

Cuando el Gobierno presentó un anteproyecto en abril pasado al Congreso, sobre los pilares que debía tener el Presupuesto General de la Nación (PGN) para el 2021, claramente le dijo al legislativo que “es nuestra obligación advertir que los efectos internos de la crisis sanitaria resultante de la expansión global del Covid-19, son de tal magnitud que afectarán necesariamente todas las previsiones económicas y fiscales de la Nación”.

Señalaba el Ejecutivo que “el Marco Fiscal para Mediano Plazo del 2020 y el proyecto de ley de presupuesto para la próxima vigencia fiscal deberán considerar e incorporar en sus cálculos esta terrible situación que ha devastado el planeta. En consecuencia, las cifras definitivas del presupuesto para 2021 y su composición serán las que resulten de las evaluaciones y ajustes que se realicen, considerando esta nueva situación”.

Este mensaje del Gobierno hizo que la opinión pública decidiera mirar por el retrovisor y acordarse cuando el presidente Iván Duque presentó el Plan de Desarrollo 2018-2022 denominado “Pacto por Colombia, pacto por la Equidad”, y en el que hasta ese momento era la apuesta más ambiciosa de inversiones de toda la historia en el país y que comprendía $1.100 billones.

Esa suma, que no le cabe en la cabeza a nadie, hoy comienza a tomar sentido cuando se aprecia que cualquier Presupuesto que se  genere ahora va a quedar chiquito ante semejantes necesidades de gasto y de inversión que requiere el país para salir al otro lado de la pandemia.

Efectivamente si nos atenemos a lo que establecía el anteproyecto del PGN 2021 que se mostró en marzo pasado, preveía que el monto total sería de $283,1 billones, lo que significaba que aumentaría 4,5% en comparación con el presupuesto de 2020. Pero como ya se conoce, al PGN actual ya se le hicieron adiciones con las que el Gobierno aumentó el monto inicial del Presupuesto General de $271,7 billones de 2020 a unos $300,3 billones.

Ante ello, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, dijo que “de esos $300,3 billones hay $8,1 billones suspendidos y disponibles $292,2 billones, menos $29,2 billones que se han destinado para la emergencia, es decir que sin emergencia hay disponibles $262,8 billones”.

Carrasquilla explicó que al mes de abril de este año, el Presupuesto había sido ejecutado en un 24,1%. Sin embargo, aclaró que sin contar con el servicio de la deuda, se ha ejecutado el 22,4%, cifra inferior al de la ejecución registrada en el mismo periodo del año pasado.

 “Hay pagos por $46,4 billones y apropiaciones no comprometidas por $134 billones. En servicio a la deuda, la apropiación vigente es $53 billones, en inversiones hay activos $47,96 billones. El total vigente es $300,28 billones y sin deuda es $246,67 billones”, afirmó el Ministro.

En ese sentido, se ha comprometido el 42,5% de la apropiación de $209,2 billones para 2020, mientras que, sin deuda, las obligaciones van en 25,7% y los pagos en 25,4%.

 

También podría gustarte