EE.UU. supera los 130.000 muertos

47

Estados Unidos superó ayer la cifra de 130.000 muertos por el nuevo coronavirus, según datos de la Universidad Johns Hopkins, centro de referencia local en esta materia.

Hasta el mediodía del lunes (hora de Washington), se habían registrado 2.888.729 casos de covid-19, con 130.007 muertes.

Estados Unidos es el país más afectado, en valores absolutos, por número de casos diagnosticados y muertes. Desde junio registra un pico grave de contagios que ha llevado a varios estados del país a suspender su proceso de desconfinamiento, o incluso a regresar al cierre obligatorio de espacios públicos.

El número diario de contagios registrados alcanzó un récord de 57.683 casos el sábado.

Cuando se alcanzó la marca de 100.000 casos el 27 de mayo, el presidente Donald Trump se manifestaba satisfecho de que la cantidad de muertes diarias estuviera disminuyendo, aún cuando varios expertos creían que podría seguir ampliándose la curva de nuevos casos y subir durante varias semanas.

REBROTE EN ESPAÑA

Las autoridades sanitarias españolas mostraron este lunes mucha preocupación por el rebrote viral detectado en una zona del interior de Cataluña, ahora aislada, que provocó unas cifras de contagios de coronavirus no vistas desde hace un mes.

“Estos últimos días, y sobre todo este fin de semana, es el periodo en que más casos se han notificado en alrededor de un mes”, señaló en una rueda de prensa el director del centro de emergencias sanitarias, Fernando Simón.

Según los datos ofrecidos este lunes por el ministerio de Sanidad, el total de contagiados en España alcanza 251.789 personas, con casi 1.250 nuevos diagnósticos desde el viernes, más de la mitad en Cataluña (noreste).

El sábado, las autoridades de esa región anunciaron el aislamiento de unos 200.000 habitantes alrededor de la ciudad de Lérida, unos 150 km al oeste de Barcelona, por un brote que estaba generando transmisión comunitaria descontrolada.

“Nos están preocupando los brotes de Lérida, nos están preocupando mucho”, dijo Simón, reconociendo que, si bien la mayoría de nuevos focos en España se están controlando, “hay algunos que están adquiriendo un volumen de casos muy por encima de lo deseable”.

En este sentido, el doctor recriminó al gobierno regional, encargado de gestionar el sistema sanitario una vez finalizado el estado de alarma en junio, no actuar “un poquito antes”.

El responsable epidemiológico de la zona, Pere Godoy, reconoció este lunes que ya “a principios del mes de junio habría transmisión comunitaria”.

Las autoridades sanitarias instalaron un hospital de campaña junto al principal centro sanitario de Lérida y solicitaron médicos voluntarios para desplazarse a esa zona.

Los brotes parecen haber surgido entre los trabajadores temporeros que participan, en condiciones habitualmente precarias, en la cosecha de la fruta y haberse expandido entre la población.

También podría gustarte