Diócesis samaria lamentó muerte del padre Álvaro Gómez

128

El sacerdote Álvaro Gómez, de 60 años, falleció por quebrantos de salud. Después de trabajar al servicio de la Diócesis de Santa Marta, murió en la ciudad de Medellín, dónde se encontraba enfermo.

En noviembre del año pasado, el sacerdote sufrió una caída y su salud empeoró; por lo que fue remitido a la capital de Antioquia, dónde  dejó de existir.

El padre Álvaro Gómez fue párroco del corregimiento de Bonda y  del municipio Fundación, Magdalena, confesor en el Seminario Mayor San José, capellán en el Colegio Diocesano San José y colaborador en  las actividades eclesiásticas de la Diócesis de Santa Marta.

El padre Álvaro Gómez nació  en el municipio El Carmen del Viboral de Antioquia, pero tenía 9 años de estar radicado en Santa Marta.

En el tiempo que estuvo en la capital del departamento del Magdalena se dedicó a ser director espiritual del Seminario Mayor San José, también fue asesor de Lazos de Amor Mariano y atendió el Centro de Evangelización Juan Pablo II del barrio Los Trupillos.

Los feligreses y seminaristas lo recuerdan como una persona entusiasta y servicial, entregado a la vida religiosa a través de la Diócesis.

También podría gustarte