83 restaurantes han sido liquidados en el Magdalena

1.002

El sector gastronómico del departamento del Magdalena continúa resintiendo el duro golpe que ha sido para la industria mantener sus puertas cerradas, por la coyuntura generada a raíz de la pandemia Covid-19.

Y es que pese a que, en ningún momento se estableció por parte del Gobierno Nacional que los restaurantes y establecimientos dedicados a la gastronomía tendrían que detener sus operaciones, paulatinamente ese ha sido el panorama que se ha venido observando en esta parte del país, en donde la industria gastronómica se mantiene restringida y condicionada a los domicilios desde poco antes de que se declarara el estado de cuarentena a nivel nacional, el pasado 24 de marzo.

A la fecha según datos entregados por Paola Narváez, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica, Acodres Magdalena, en el departamento han cerrado sus puertas definitivamente un total de 71 empresas constituidas como personas naturales y 12 empresas constituidas como personas jurídicas.

 “Esto quiere decir que hemos perdido o dejado de dar empleo a miles y cientos de familias y personas, quienes hoy no tienen que llevar a sus casas y se han visto sumamente perjudicados por esta situación”, indicó Narváez.

En el departamento del Magdalena el sector gastronómico genera un poco más de 35 mil empleos directos e indirectos, de los cuales en su totalidad se han visto afectados, principalmente por que los establecimientos se encuentran operando bajo la modalidad de domicilios y su nómina se encuentra reducida.

“Estamos muy desmotivados, decepcionados y preocupados, porque el sector gastronómico es un sector que vive prácticamente del diario, es una caja supremamente frágil en donde estos empresarios viven de sus de sus ventas, tenemos claro que ya el gobierno nos ha dado los alivios posibles, lo único que  nos queda en este momento es poder abrir las puertas de los establecimientos, esa es la única la única solución”, manifestó la directora de Acodres Magdalena.

DOMICILIOS NO SON SUFICIENTES

Por otro lado, la líder gremial dio a conocer que los ingresos recibidos por los domicilios no son suficientes ni ajustados a la realidad de los costos de los establecimientos gastronómicos de la ciudad de Santa Marta.

 “Los domicilios no son suficientes, de hecho, lo que nosotros vendemos en los establecimientos gastronómicos es una experiencia y en Santa Marta los domicilios no son el fuerte y por supuesto, en este momento ya llevamos cuatro meses casi sin poder dar ese servicio, las ventas a domicilio en la ciudad representa solamente el 7% de las ventas normales de un establecimiento gastronómico, no representan absolutamente nada”, manifestó Paola Narváez.

Aseguró que las ganancias generadas por la modalidad de domicilio solo alcanza para cubrir gastos nominales, no obstante, esa no es la única responsabilidad que acarrean los dueños de estos negocios, puesto que, entre los gastos financieros se encuentran los servicios públicos como la luz y el agua entre otros.

También podría gustarte