Virus sigue matando en Brasil

Brasil, epicentro de la pandemia en América Latina, registraba hasta el viernes 1,7 millones de casos y 69.184 muertos.

El presidente Jair Bolsonaro, un escéptico de la pandemia contrario a las cuarentenas y que está cursando la enfermedad, dijo el jueves que está “muy bien” y volvió a hacer campaña a favor de la hidroxicloroquina.

En este país sudamericano, las comunidades indígenas, ya vulnerables por el avance de la minería, la deforestación y la propagación de la malaria, tienen en el nuevo coronavirus otro enemigo implacable.

Según números oficiales, la pandemia deja más de 9.000 indígenas contagiados y 193 muertos.

Estados Unidos sigue siendo de lejos el país más afectado en términos absolutos, y registró un nuevo récord de contagios diarios por coronavirus con más de 65.500 nuevos casos en 24 horas, según reportó la Universidad Johns Hopkins a las 00H30 GMT del viernes.

El número total de casos registrados de la covid-19 en el país desde el inicio de la pandemia supera los 3,11 millones, con un brote de infecciones en el sur y el oeste en las últimas semanas.

Anthony Fauci, uno de los principales integrantes del grupo de trabajo sobre coronavirus de la Casa Blanca, reiteró sus advertencias de que el brote en el país se agrava ante la falta de una estrategia coherente.

“Como país, cuando nos comparamos con otros, no se puede decir que nos vaya bien”, advirtió.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a señalar a Pekín como responsable de la pandemia.

“Ellos podrían haber parado la plaga, podrían haber parado la plaga y no lo hicieron”, afirmó el mandatario este viernes.

Trump dijo que las relaciones con China quedaron “seriamente dañadas” por la crisis del coronavirus y que no está considerando una segunda fase del acuerdo comercial firmado con la potencia asiática en enero.

En Bolivia, país de 11 millones de habitantes que acumula 44.113 contagiados y 1.638 fallecidos, la presidenta transitoria, Jeanine Áñez, dio positivo a la prueba de coronavirus el jueves.

La mandataria derechista de 53 años, que además es candidata en los comicios del 6 de septiembre, “se encuentra estable”, aislada en la residencia presidencial y “es absolutamente asintomática”, dijo este viernes su médico personal.

Áñez comunicó el jueves a través en Twitter que se sometió al examen de covid-19 debido a los múltiples casos positivos entre sus colaboradores.

Se trata del segundo caso de un presidente sudamericano con coronavirus, después del de Bolsonaro, que anunció su contagio el martes.

Bogotá, el epicentro de la pandemia en Colombia, aumentó el nivel de alerta ante la rápida propagación del nuevo coronavirus, que está rebasando su sistema de cuidados intensivos.

A partir del lunes la ciudad “entra en alerta naranja y el sistema de cuidado intensivo en alerta roja”, dijo a la prensa la alcaldesa Claudia López.

Con casi ocho millones de habitantes y poco más de 42.300 casos confirmados (953 muertos), la capital colombiana concentra casi el 32% de los 133.973 contagios que se han detectado en todo el país desde el 6 de marzo.

Los esfuerzos de los gobiernos para impedir un colapso económico por la pandemia llevarán a la deuda pública global hasta un máximo histórico en 2020, por encima del 100% del PIB global, pero el FMI advirtió que recortar el gasto público muy pronto podría descarrilar la recuperación.

Funcionarios del organismo financiero multilateral, que históricamente ha defendido los recortes en el gasto público, alertaron sin embargo este viernes que será necesario que la erogación fiscal siga “estando de apoyo y que sea flexible hasta que se haya asegurado una salida duradera de la crisis”.

La crisis sanitaria y el confinamiento para contener un virus para el cual no hay vacuna demandaron una “inmensa respuesta fiscal” cercana a los 11 billones de dólares para ayudar a los hogares e impedir quiebres de empresas.

También podría gustarte