Emergencia en 24 barrios de Santa Marta por aguacero

262

POR
KATIA VÁSQUEZ

El inicio de la temporada invernal en Santa Marta ha sido fuerte y los aguaceros que han sobrevenido en las últimas 48 horas han causado graves estragos en por lo menos 25 barrios de la capital del Magdalena.

Las torrenciales precipitaciones de ayer domingo, originaron serias inundaciones y daños en distintos sectores de Santa Marta afectando numerosas viviendas que resultaron inundadas.

De acuerdo con los organismos de socorro público, el aguacero que azotó la capital del Magdalena ayer domingo dejó afectaciones en barrios como Once de Noviembre, Bastidas, Chimila, Los Fundadores, Ondas del Caribe, Pescaíto, y otros lugares de la zona norte donde decenas de viviendas resultaron inundadas, dañándose además decenas de electrodomésticos

A través de las redes sociales varios ciudadanos informaron a nuestra redacción que en el barrio Los Fundadores, en la calle principal, cerca de la reconocida tienda ‘La Monte Verde’, varios vehículos que se encontraban parqueados en la vía estaban siendo arrastrados por la corriente, al parecer, la Quebrada de La Lata, se desbordó y aumentó el caudal de la calle canal, por ello, los habitantes del barrio Ondas del Caribe, estuvieron bastante preocupados porque con el aguacero del pasado sábado y domingo, el agua subió a un nivel bastante considerable.

Del mismo modo, se conoció que en el barrio Chimila 1, después de tantos años, muchos habitantes volvieron a padecer con la lluvia, puesto que, en varias casas el agua volvió a entrar a sus viviendas y como en los viejos tiempos les tocó coger pala y tanques para evitar que se dañaran sus enseres, también se reportó que, en la entrada del barrio, un taxi con el conductor al interior quedó atrapado y tuvo que ser socorrido por la comunidad.

De otro lado, habitantes del barrio Once de Noviembre se mostraron altamente preocupados porque además de tener las calles inundadas por el agua lluvia, las alcantarillas se rebosaron, hacen un llamado a las autoridades competentes, puesto que, indican que esto los podría enfermar. También en Pescaíto las personas por medio de fotos y vídeos, mostraron como el agua inundó el barrio y varias casas del sector y así muchos sectores más de ciudad quedaron ‘bajo el agua’.

Por su parte, el jefe operativo del cuerpo de Bomberos de Santa Marta, Ricardo Chahín, aseguró que una móvil estaría en las calles de la ciudad para verificar y atender las emergencias que se presenten.

La Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático ( Ogricc) recomendó en materia de prevención de riesgos e invita a la comunidad samaria a ponerse en contacto con la entidad y los organismos de socorro en caso de alguna eventualidad a través de las líneas de emergencia.

ALERTA NARANJA

De acuerdo al reporte del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, por las fuertes lluvias, Santa Marta se encuentra en alerta naranja frente eminentes crecientes súbitas de los ríos que desembocan de la Sierra Nevada de Santa Marta.

RECORRIDOS DE INSPECCIÓN

Por su parte, la Alcaldía de Santa Marta, a través de la Oficina para la gestión del Riesgo y el Cambio Climático (Ogricc), informó  a la comunidad samaria que las fuertes lluvias que experimentó la ciudad durante el sábado 11 de julio, se dan en el marco de la Temporada de Huracanes que inició el pasado 1 de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre, de acuerdo con la información suministrada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (Nooa) de Estados Unidos de América y el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) en Colombia.

Hasta el momento, un equipo experto de la Oficina para la Gestión del Riesgo y el Cambio Climático (Ogricc) y miembros voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Santa Marta, acompañan al director de esta entidad, Jaime Avendaño, en un recorrido por algunas de las zonas afectadas por la materialización de escenarios de riesgo asociados a las lluvias, encontrando lo siguiente:.

En el sector conocido como El Cerro de la Virgen o invasión Puente Viejo de Gaira, una escorrentía superficial afectó una vivienda, dejando un saldo de dos personas fallecidas. Las víctimas quedaron  atrapadas por efecto del alud, una alcanzó a ser rescatada con vida, recibió los primeros auxilios, pero falleció cuando era trasladado al puesto de salud de Gaira.

Se han identificado dos deslizamientos en el barrio Divino Niño 1, que afectaron al mismo número de viviendas y se habrían generado por efecto de la escorrentía superficial. En el lugar del incidente se evidenciaron daños de tipo estructural sobre los inmuebles  y otras pérdidas materiales para las familias.

Se identificó la materialización de escenario de riesgo por movilidad reducida debido a un deslizamiento de rocas de tipo metamórfica en el sector de El Ziruma, como efecto de una saturación de agua en estas. Otros sectores de la ciudad como la calle 22 entre las carrera primera y quinta, la avenida El Ferrocarril, la Urbanización Villas de Alejandría, el sector Yucal a la altura de Parques de Bolívar,  barrios como 17 de Diciembre, Gaira, La Concepción, Bastidas, Luz del Mundo, Portal de las Avenidas, Divino Niño 1 y 2, Pescaíto y Juan XXIII presentaron también saturación de aguas.

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, registró y atendió el colapso de una muralla de concreto en el barrio Primero de Mayo, calle 34 carrera 21. La misma entidad prestadora del servicio de emergencia, atendió incidente por caída de un árbol sobre la calle 6 con carrera 4 de Gaira, que comprometió amenaza tecnológica por caída de redes eléctricas.

Se ordenó la evacuación de una vivienda ubicada en el barrio Juan XXIII, soportada sobre terreno inestable y en el que se evidenció un avanzado proceso erosivo.

La Alcaldía Distrital de Santa Marta a través de la Ogricc, evalúa si las familias asentadas en El Cerro de la Virgen/invasión Puente Viejo de Gaira y cuyas viviendas resultaron afectadas por deslizamientos, son potenciales beneficiarios de la Estrategia del Banco de Ayuda.

Los inmuebles que corrieron la misma suerte por la materialización de este mismo escenario de riesgo y por encharcamiento, producto de la escorrentía superficial en el barrio Divino Niño 1, también fueron inspeccionados y las familias damnificadas inician el proceso de evaluación de daños para determinar si pueden ser amparados por la iniciativa del gobierno Distrital.

LAS CALLES CONVERTIDAS EN RÍOS

De otro lado, los principales corredores viales de la ciudad de Santa Marta, como es el caso de la Avenida Santa Rita o calle 22 que a la altura de la intersección con la carrera cuarta, ante la deficiencia y el colapso de las redes de alcantarillado se convirtió en un completo río desbordado por el rebosamiento de las diferentes alcantarillas en el sector y que durante varias horas mantuvo la movilidad por el sector trastornada.

No obstante, no solo las principales vías se vieron convertidas en ríos, en sectores como el Yucal varios vehículos quedaron a mitad de la vía debido a las fuertes corrientes que provocaron que los automotores se apagaran, en otros puntos como la vía que da ingreso a Villa Marbella, Pastrana, la Chimila y principalmente vías en el Centro Histórico que evidenciaron la necesidad imperiosa de un mejorado sistema de alcantarillado que evite que el sector colapse. El factor que se suma a esto es la obstrucción de las rejillas que permiten el desagüe por los diferentes canales y colectores pluviales.

Frente a esta situación el jefe operativo del cuerpo de Bomberos de Santa Marta, Ricardo Chahín, aseguró que una móvil estaría en las calles de la ciudad para verificar y atender las emergencias que se presenten.

VIVIENDAS AFECTADAS

Por otro lado,  para el pasado domingo, las precipitaciones que se extendieron por  un periodo aproximado de siete horas,  redujeron el 65 % de la movilidad en el territorio Distrital y afectó  fuertemente el 15,7%  del área construida, así como al 28,2% de estas mismas zonas que sufrió afectaciones moderadas. Entre tanto sobre sector rural no se reportó la materialización de escenarios de riesgo.

En el documento reposan datos que indican que en barrios ubicados en zonas bajas como Olaya Herrera, Portal de las Avenidas, Altos de Simón Bolívar, Pescaío, Villa Betel, Vuelta del Cauca, Yucal a la Altura de Parques de Bolívar, La Concepción, Luz del Mundo, Bastidas, Juan XXIII, Luis R Calvo, Altos de Galicia, María Eugenia y Pastrana; 424 inmuebles de la ciudad sufrieron daños moderados por encharcamientos luego que ingresara agua a los domicilios,  producto de la escorrentía superficial. En 21 casas más de estos mismos sectores, se materializó el mismo escenario de riesgo pero con afectaciones fuertes.

Según el director de la Ogricc,  Jaime Avendaño, se registraron 16 derrumbes sobre viviendas. cinco evidenciaron afectación severa por daño en su infraestructura, colapso de paredes y de techos, esto debido a que estaban ubicadas en la zona de cerros nororientales de la ciudad y barrios como Divino Niño 1, Primero de Mayo y Juan XXIII.

ATENCIÓN A LA EMERGENCIA

En un despliegue interinstitucional liderado por la Alcaldía de Santa Marta se brinda atención a la emergencia, que hasta el momento se sostiene por nuevas lluvias en la ciudad.  A través de la Ogricc y los Cobasa con 36 unidades, y a través de la Empresa de Servicios Públicos de Santa Marta (Essmar) con 24 unidades más y un minicargador para intervención mecánica en los barrios afectados. El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Santa Marta, apoya con 40 unidades más, mientras se unen al apoyo de manera alterna y en disponibilidad, la Defensa Civil y la Cruz Roja Colombiana con sus seccionales en el Magdalena.

Entre las acciones ejecutadas para reducir el impacto de la emergencia se encuentran: corte y retiro de árboles caídos, a cargo de la Alcaldía y el Cuerpo de Bomberos;  limpieza de canales y rejillas para facilitar el proceso de evacuación de aguas a cargo de la Essmar, así como el retiro del cúmulo de material de arrastre proveniente de los cerros por deslizamientos o derrumbes a cargo de la misma entidad.

Igualmente se lleva a cabo la inspección de zonas afectadas y registro de familias damnificadas a cargo de la Ogricc, que también apoyó a los miembros del Comité Barrial Samario (Cobasa), la identificación de los procesos de encharcamiento y deslizamiento, así como el monitoreo de los niveles de los ríos que se trabajó de manera conjunta con la Defensa Civil.

 

También podría gustarte