Un jaguar y una mariposa rondan al Museo Nacional

79

Mientras se espera que se autoricen los protocolos para la apertura y el regreso del público a sus instalaciones, el Museo Nacional de Colombia inaugura, de manera virtual, la exposición ‘El jaguar y la mariposa: Chiribiquete patrimonio natural y cultural de la humanidad’.

Se trata de un homenaje organizado por el propio museo junto al Ministerio de Cultura y el Instituto Colombiano de Antropología e Historia, que lanzarán el próximo viernes, 17 de julio, a las cinco de la tarde a través de Facebook Live, en la cuenta del Museo Nacional: @museonacionaldecolombia.

En el 2018, el Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, ubicado en los departamentos de Guaviare y Caquetá, fue declarado por la Unesco patrimonio natural y cultural de la humanidad. Este reconocimiento es resultado de un intenso trabajo de casi tres décadas realizado por ambientalistas, científicos, funcionarios del Estado colombiano y representantes de las comunidades indígenas y campesinas que habitan en el área de influencia del parque.

Entre las características excepcionales de Chiribiquete destacadas por la Unesco están la conectividad biogeográfica, la representatividad e integralidad ecológica y los valores culturales asociados con poblaciones nativas del pasado y del presente. Este territorio es cuidado por Parques Nacionales Naturales de Colombia y su acceso es restringido por motivos de conservación.

En la Amazonía, durante los periodos secos, los vientos alisios del noreste, provenientes de la Orinoquía, y los del sureste, que proceden de los Andes, son anunciados por las mariposas. En Chiribiquete hay mariposas únicas en el mundo que evidencian la singularidad ecológica del territorio amazónico. Según los científicos, las mariposas responden rápidamente a cambios climáticos y antrópicos, y su composición química, riqueza y diversidad son indicadores del estado de conservación de un ecosistema. Las mariposas evidencian la riqueza biológica y el asombroso estado de conservación del parque Chiribiquete.

En las selvas y sabanas amazónicas, el jaguar se encuentra en la cúspide de la cadena alimenticia. Al ser un superdepredador, constituye un actor clave en los procesos de estabilización de los ecosistemas que habita. Es fiero y ágil. Tiene una mordida poderosa. Acecha desde los árboles y se mueve cómodamente durante el día y la noche. Sus bigotes son sensores y sus manchas patrones únicos de identificación. Su figura está asociada con diferentes prácticas médicas y mágico-religiosas, así como con el consumo de plantas sagradas en toda América. En las pictografías de Chiribiquete, tanto el jaguar manchado como el negro fueron profusamente representados y exaltados. El jaguar, principal símbolo de poder en las cosmologías amerindias, simboliza la huella humana impresa en el territorio amazónico.

EN LA EXPOSICIÓN

La exposición temporal representa y visibiliza la diversidad y especificidad geomorfológica, ecológica y cultural que se ha desarrollado dentro del territorio de la serranía de Chiribiquete.

El parque Chiribiquete es la reserva natural más grande de Colombia. En ella es posible encontrar una extraordinaria diversidad biológica que incluye especies endémicas de flora y fauna nuevas para la ciencia. Para los especialistas en ciencias naturales, esta reserva representa un laboratorio vivo y un ecosistema de referencia, es decir, un lugar único en el cual es posible encontrar el 70 % de la flora amazónica y diferentes especies de animales y plantas que sobreviven únicamente en las singulares formaciones rocosas de la serranía.

El parque resguarda una geomorfología única, con grandes formaciones rocosas provenientes del escudo Guayanés que, según los científicos, son de las más antiguas del planeta. De manera extraordinaria el agua se condensa y fluye en la cima de inmensas rocas de hasta 800 metros sobre el nivel del mar, llamadas tepuyes, uniéndose a los caudalosos ríos de aguas claras y oscuras que atraviesan la región amazónica.

Asimismo, la exposición quiere contar algo único en este lugar, y es que, a lo largo de la serranía de Chiribiquete, han sido detectadas hasta el momento más de 70.500 pictografías presentes en 63 abrigos rocosos. Las fechas asociadas a la intervención antrópica son todavía objeto de controversias científicas y van desde los 20.000 años A.P. hasta la actualidad.

El objetivo de esta exposición es dar a conocer a los visitantes el único parque natural de Colombia considerado patrimonio mixto (natural y cultural) de la humanidad. También se busca proporcionar una experiencia inmersiva del Parque Nacional Natural Serranía de Chiribiquete, para que los visitantes reconozcan sus singularidades biológicas, geológicas y antropológicas. Otro de los objetivos es que los visitantes puedan identificar los riesgos que se ciernen sobre este patrimonio y asuman una posición crítica con respecto al cuidado de la Amazonía.

El material educativo ‘La casa del jaguar y la mariposa’ se centra en contar cómo es vivir en una casa llena de muchos animales, millones de árboles, ríos, plantas y hombres que han pintado durante muchos años en altísimas paredes de piedra. Asimismo, este material ha sido concebido para que estos animales vayan a visitar a estudiantes de diferentes colegios a sus casas.

En el contenido de esta exposición, el visitante podrá encontrarse con el desarrollo de aspectos específicos de la serranía, tales como el origen geológico de la región amazónica, la riqueza hidrológica, floral y animal del territorio y los procesos de apropiación humana de este espacio.

TODO UN VIAJE

La exposición se compone de tres grandes secciones. Geo: Tiempo de la Tierra, Bio: Patrimonio Vivo y Antropo: Huella Humana, siendo estos los sistemas encontrados en medio del trabajo investigativo sobre el territorio.

En Geo se puede aprender sobre los procesos geológicos, estructurales y de erosión natural de las rocas. Más específicamente, se desarrolla un recorrido histórico-geológico del territorio que pasa por la teoría del Big Bang, el origen geológico de la región amazónica y el desarrollo de las formaciones rocosas y del paisaje de esta serranía.

En Bio se presentan la diversidad de especies de plantas y animales que viven en el territorio (líquenes, arbustos, aves, mariposas y murciélagos, por mencionar a algunos), así como el entramado de relaciones que se da entre estos seres.

En Antropo se muestran las huellas de apropiación humana del territorio en el pasado y en el presente. En el pasado, a manos de pueblos prehispánicos y, en la actualidad, por poblaciones indígenas, campesinas y colonas. De igual modo, se presentan y discuten las amenazas y las posibles formas de protección del territorio.

UN LUGAR VITAL

No es común que la Unesco declare un lugar como patrimonio natural y cultural de la humanidad, es decir, mixto. Este lugar es especial y está en nuestro territorio, además, para cualquier persona en el exterior es sorprendente saber que existe este lugar.

Conocer este parque, sin estar en él, hace posible que se proteja, conserve y cuide de las múltiples amenazas que lo acechan constantemente. Son 42.000 km2 de biodiversidad que impactan directamente en el aire que respiramos.

Los contenidos se podrán encontrar en  www.museonacional.gov.co y se hará referencia a ellos a través de las redes sociales del Museo Nacional, del ICAHN y del Ministerio de Cultura.

BOGOTÁ, (Colprensa).

También podría gustarte