Jeison tomó el relevo generacional de diego en los Juegos Bolivarianos

311

Justo hace 10 años, Jeison Suárez ganaba una de sus primeras competencias atléticas en la categoría menores, con 15 años de edad, mientras veía a Diego Colorado cruzar primero la meta en la categoría élite de la II Carrera Atlética Nuestra Señora del Carmen de Chaparral, al sur del Tolima.

Jeison aparecía como una joven promesa del atletismo tolimense, en una carrera regional con tinte nacional y veía a Diego subir al primer lugar del podio en la categoría élite, era el mejor del país y soñaba ganarle, quería trabajar y entrenar fuerte para algún día, al menos, competir al lado de él.

Se esforzó en la Liga del Tolima y cuando no vio oportunidad, cuando sintió que el apoyo era insuficiente para su talento, tomó la decisión de pasar al Valle del Cauca y también se empezó a acercar a cumplir sus sueños, poco a poco emprendió sus primeras carreras élite y ya corría al lado de los mejores del país.

Recibió el apoyo de algunas marcas, como Balta Sports, y siempre quiso integrar el Equipo Atletas con Porvenir, en el que vio a Diego en Chaparral, con un uniforme y una gorra que quiso tener porque era la marca que creía desde el 2004 en el atletismo colombiano.

Luego de varias figuraciones importantes en los últimos años, con podios en carreras nacionales y ya bajo las órdenes de Juan Carlos Cardona y concentrado en La Ceja, para ganar altura en sus entrenamientos, Jeison llegó a Porvenir en julio pasado cuando se cumplieron 10 años de aquella carrera chaparraluna en la que soñó con estar entre los mejores.

Ya vestía y representaba la misma marca de Diego Colorado, pero no sólo eso, este año libró un duelo contra él, uno de sus referentes. Se enfrentó a Diego en las medias maratones de Villavicencio, Ibagué, Medellín y Bogotá. Diego sólo llegó delante de Jeison en Bogotá, pues en las demás, el tolimense cumplió su sueño de llegar primero que Diego.

Con ese panorama llegaron a los XVIII Juegos Bolivarianos Santa Marta-2017. Con el valor agregado de que Diego era el tricampeón de los Juegos, pues ganó las medallas de oro en las pruebas de fondo en calle de Armenia-Pereira-2005, Sucre-2009 y hace cuatro año le dio el título general a Colombia en Trujillo-2013.

Diego y Jeison fueron los seleccionados para representar al país y con ese llamado ya Jeison era feliz, porque ya estaba entre los dos mejores de Colombia y junto con Diego Colorado, el gran referente de este tipo de pruebas en los últimos años. Pero Jeison no sólo quería acompañarlo, también quería ganarle, buscaba tomar el relevo del triunfo en el inicio del ciclo olímpico Tokio-2020.

Y así fue, los dos partieron en la prueba y aunque con el favoritismo del ecuatoriano Byron Piedra por sus registros, la ilusión de los colombianos era retener, por cuarta vez, el título bolivariano y más siendo en casa, en Santa Marta y ya con el festejo nacional por ser los bicampeones de los Juegos.

El trazado de siete kilómetros ordenaba tres vueltas por las calles del centro de la ‘Bahía más Linda de América’. En el primero pasaron los 14 atletas inscritos en lote compacto, pero en el segundo giro el ecuatoriano Piedra se mostró débil y aprovecharon los colombianos para acelerar el ritmo y seleccionar al grupo en cuatro atletas, al segundo paso por la meta.

Y en ese tercer giro vino el fulminante ataque del tolimense, que dejó a Diego Colorado atrás y le permitió con un tiempo de 1 hora, 6 minutos y 53 segundos, levantar en solitario los brazos en la línea de meta y así cumplir el sueño de niño, tomando el relevo generacional del gran Colorado, que con 44 años de edad ya esperaba ese joven que lo relevara, pues desde hace cuatro años debió pasar a la categoría máster, pero como seguía ganando en élite, no tenía necesidad.

Ahora apareció Jeison, el jovencito que lo veía de lejos en Chaparral y ahora Diego lo ve desde atrás en las carreras y más en esta, en la de los Juegos Bolivarianos que tuvieron como rey absoluto a Diego Colorado durante 12 años, pero que ahora vio el comienzo de un nuevo referente: Jeison Suárez, el atleta del Líbano que con 25 años de edad inició con el oro un camino que quiere transitar hasta Tokio-2020, bajando el registro y ser el mejor colombiano de todos los tiempos. Santa Marta Colprensa.

También podría gustarte