Alcaldía defiende nombramiento de asesor sin título profesional que devenga 17 millones

135

El Instituto de Desarrollo Urbano, IDU en Bogotá, respondió a la polémica por el nombramiento de un asesor del director de la entidad, que no cumpliría con los requisitos para el cargo. 

El funcionario, tan solo tendría el título de bachiller, además de tener un salario de 17 millones de pesos,  “la persona contratada cuenta con la suficiente experiencia en temas relacionados con planeación y dirección de proyectos y temas relacionados con procesos de contratación pública”, manifestó el IDU.

 Además agregó el Distrito que,  “no es una persona que solo ostenta el título de bachiller, sino que, en sus trabajos realizados en los últimos 20 años, ha obtenido mucha experiencia en las actividades relacionadas con la gestión pública, la planeación de proyectos y el análisis juicioso y con buen criterio de actos administrativos, propios de una entidad como el IDU”.

Incluso agregan entre los años 2002 a 2005 prestó servicios de asesoría al IDU, en temas de contratación de la entidad y jornadas de liquidación de contratos, entre otras.

“Basado en eso, al momento de mi llegada al IDU como Director General, considere que me sería muy útil incluir en mi equipo de asesores al Sr. Blain, dado que contaba con los méritos suficientes y el conocimiento en asuntos de la gestión del Director General”, dijo Diego Sánchez director de la entidad.

Además añadió que Blain, “había tenido experiencia trabajando en otras entidades públicas como la Presidencia de la República y la Aeronáutica Civil. La idoneidad para el cargo de asesor de la Dirección General no se sustenta sólo con títulos académicos, pues en este caso, resulta más relevante que haya desempeñado antes, funciones que se relacionan con las que se quiere realizar”.

El Distrito explicó que nunca se creó esta excepción para beneficiar a alguien en particular,  “en relación con los honorarios,  estos se justifican por los más de 20 años de experiencia acreditada y en la responsabilidad y nivel de complejidad de las funciones que se le han asignado en el contrato”.

Fuente: Sistema integrado de información

También podría gustarte