Sobre la lingüística del coronavirus y la Covid-19

1.294

Por
SALUA
KAMEROW

Con todos estos cambios sociales vividos desde el brote del coronavirus, no me ha faltado tiempo para hacer lo que más me gusta, leer y escribir. Lo que con los años he hecho parte de mi rutina matutina no solo en español, sino en inglés y en árabe, porque como bien dice el dicho gringo, if you don’t use it, you lose it (si no lo usas, lo olvidas). En árabe leo, específicamente, aun si no entiendo las palabras, y lo hago en voz alta para que mi cerebro lo registre.

Estas lecturas matutinas me generaron curiosidad en el tema de la lingüística del coronavirus, muy especialmente en español, donde los artículos no solamente se clasifican en definidos e indefinidos sino dependiendo del género y el número de los sustantivos.

En inglés no es así; muy a pesar de ser el idioma con más palabras en el mundo, los sustantivos se clasifican únicamente en definidos e indefinidos. En árabe, por otro lado, los sustantivos son indefinidos a menos que les agreguemos el prefijo ‘al’ (ال  ) romanizado como ‘el’ para definirlos. Por ejemplo, un libro es kitab (كتاب ) a no ser que le agreguemos el prefijo para referirnos al libro,  el-kitab  الكتاب)).

En cuanto al coronavirus (el cual se escribe con minúscula inicial y en una sola palabra), me entró una duda porque leyendo sobre la pandemia, he visto que aún confundimos su uso, especialmente en Colombia, donde nos jactamos de proteger la historia lingüística del español cuando las feministas como Carolina Sanín salen a exponer muy elocuentemente sus posiciones sobre el uso de nosotros y nosotras, niños y niñas. Incluso la Real Academia de la Lengua Española ha sentado una posición bastante ortodoxa llamando estos desdoblamientos “artificiosos e innecesarios”.

Eso sí, son ortodoxos cuando se trata de los desdoblamientos, pero cuando hablamos de errores innecesarios y artificiosos de tratar una palabra como masculina cuando es realmente femenina, mantienen otra opinión: “el uso mayoritario en masculino es plenamente valido”. No lo es y voy a explicar por qué la masculinización de la Covid-19 es artificiosa e innecesaria.

La Covid-19 es producto de la abreviación de la enfermedad CoronaVirus Disease 2019 causada por el virus Sars-CoV-2. El nombre de la enfermedad es en inglés y su acrónimo ha sido adoptado al español como un término que está en estudio por la Real Academia de la Lengua Española, RAE, para que haga parte del Diccionario de la Lengua Española.

Sin embargo, la Covid-19 es la enfermedad y no el virus, razón por la que el uso del artículo definido debe ser femenino y no masculino. Sin embargo, la RAE sostiene que mientras el error de confundir el artículo definido ‘la’ por ‘el’ sea común, será “plenamente válido”.

Me pregunto, ¿Por qué la RAE promueve y tolera el adoctrinamiento respecto al uso adecuado del idioma cuando es con relación a los desdoblamientos, pero cuando es el uso adecuado del español respecto a su género lo encuentra “plenamente válido”? Tal vez necesitamos más feministas incurriendo en más errores artificiosos e innecesarios de los desdoblamientos para que el uso del lenguaje inclusivo sea “plenamente válido”.

El próximo martes los llevaré a las Montañas de los Póconos, para sacarlos de este estancamiento social a través de mis historias y llevarlos a recorrer uno de los lugares más icónicos de Pensilvania. /@culozunga- www.culozunga.com

También podría gustarte