“Hemos avanzado más rápido que cualquier otro proceso” Santos

281

El presidente Juan Manuel Santos y alias ´Timochenko´ firmaron el acuerdo de paz hace un año, el 24 de noviembre de 2016 en el Teatro Colón de la ciudad de Bogotá.

 

El Teatro Colón de Bogotá, el mismo lugar donde hace un año, el 24 de noviembre de 2016, el Gobierno y las Farc firmaron los acuerdos de paz alcanzados en La Habana, fue el escenario donde las partes se reencontraron el pasado viernes para conmemorar el primer aniversario de esta rúbrica.

Tras 365 días, al lugar llegaron de nuevo las Farc, pero esta vez como el partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, aunque con fuertes críticas frente a la implementación de los acuerdos. El presidente Juan Manuel Santos, por su parte, reconoció que se han cometido errores, pero destacó los avances que se han logrado a lo largo de un año.

Sobre este tema, los cuestionamientos que se han hecho desde diferentes sectores frente al proceso y lo que espera del Congreso de la República a días de que venza el plazo para el fast track, el jefe de Estado habló con HOY DIARIO DEL MAGDALENA y la Agencia Colprensa

 

Se cumplió un año de la firma del acuerdo con las Farc en el Teatro Colón. ¿Qué tanto se ha avanzado en la implementación de lo pactado tras estos 365 días?

 

Negociar un acuerdo de paz no es fácil, es complejo, pero lo logramos. Todos fuimos testigos de ese proceso. Este año, con el acuerdo firmado, ratificado por el Congreso y avalado por la Corte Constitucional, iniciamos un proceso aún más difícil: la construcción de paz.

Y esa construcción no se da de un día para otro, es un proceso largo. Ni es algo que puede hacer solo el Gobierno nacional, sino que tenemos que hacer todos los colombianos desde diferentes esferas.

No hemos vuelto a tener esos titulares en la prensa de ataques a poblaciones, pueblos sin luz por torres derribadas, pescas milagrosas. Hoy el pabellón de heridos y mutilados del Hospital Militar está vacío. 

Es cierto que ha habido retrasos, dificultades. Pero hemos avanzado, más rápido que cualquier otro proceso. Así lo certifica un estudio independiente del Instituto Kroc de Estudios Internacionales de Paz, de la universidad de Notre Dame, en Estados Unidos. Lo hace habiendo comparado nuestro proceso con otros 34 procesos de paz en el mundo.

 

¿Cuáles son los avances que destaca el Kroc?

 

Podemos mostrar resultados en tres pilares: en seguridad, en oportunidades para el desarrollo y en reconciliación. En seguridad, por ejemplo,  realizamos un despliegue militar de 84 mil miembros de la Fuerza Pública en más de 160 municipios afectados por el conflicto armado, 175 municipios han sido declarados libres de sospecha de minas antipersonal. Más de 2,4 millones de personas hoy pueden caminar sin miedo por sus pueblos.

Hemos erradicado 47 mil hectáreas de cultivos ilícitos de la meta de 50 mil hectáreas, y con 118 mil familias hemos establecido acuerdos para sustituir 89 mil hectáreas. Y hoy más de 24.500 familias han recibido o están en proceso de recibir pagos. Estas familias reportan 22.642 hectáreas de cultivos ilícitos que están siendo sustituidas.

En cuanto a oportunidades para el desarrollo, se vienen identificando más de 1.300 proyectos de pequeñas obras de infraestructura en 52 municipios por 134.000 millones de pesos. Hoy están en ejecución 700 proyectos, a través de las Juntas de Acción Comunal y asociaciones de base.

En cuanto al plan de vías terciarias para la paz, el Plan 51 X 50, se han suscrito convenios con 51 municipios para mejorar más de 2.400 kilómetros con una inversión de 50 mil millones de pesos. Se van a construir otros 3.000 kilómetros de vías terciarias con dineros de regalías. Con esta estrategia más de 4 mil colombianos van a poder tener empleo directo.

Y en materia de reconciliación y convivencia, permítanme decir que se han restituido 222 mil hectáreas, otras 800 mil hectáreas están en manos de jueces listas para fallos, y la inversión en proyectos productivos suma más 70.000 millones de pesos.

 

Pero hay temas en los que la implementación está rezagada…

 

La implementación del acuerdo de paz está previsto para 15 años y, según el reporte de Kroc , entre el primero de diciembre del año pasado y agosto de este año, se ha avanzado en un porcentaje mayor que en cualquier otro acuerdo de las 34 analizados por el instituto.

El balance señala, y en eso debemos ser transparentes, que las dificultades de corto plazo que requieren una implementación más efectiva y con urgencia son las garantías de seguridad.

Y ya estamos actuando en esta materia. Hemos instalado 13 grupos de atención inmediata en los territorios y creamos un grupo élite de la Policía Nacional para protegerlos.

También entre las prioridades están las de implementación legislativa. Llevamos 94 normas aprobadas. La más importante pendiente es la Ley Estatutaria de la Justicia Especial de Paz pues garantiza los derechos de las víctimas. Esperamos que el Congreso cumpla con esta importante responsabilidad esta misma semana.

 

La ONU ha dicho que un 55% de los exmiembros de las FARC ya no están en los Espacios de Capacitación y Reincorporación. ¿Qué está pasando?

 

Después de la entrega de armas y la certificación a los excombatientes no es obligación que permanezcan en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación. Los espacios territoriales no son lugares de confinamiento. Los antiguos miembros de las Farc pueden salir para estar con sus familias o comenzar sus proyectos personales. Lo importante es que cuando la Agencia para la Reintegración realiza sus actividades en esas zonas, la gran mayoría está presente. 

Como lo dijo el alto comisionado de paz, Rodrigo Rivera, la ONU sabe que desde el 15 de agosto los miembros de las Farc tienen derecho a salir de esas zonas y más de 12 mil de ellos están acreditados y 11 mil bancarizados.

 

¿Se está cumpliendo con los proyectos y los pagos para los exmiembros de las FARC?

 

En muchas zonas los excombatientes avanzan en proyectos productivos que han venido desarrollando. Ya en varias zonas hay proyectos de panadería, carpintería y varios planes de cultivos de fruta.

Hay 10.733 personas con una asignación única de normalización, de dos millones de pesos. Los excombatientes están recibiendo una renta básica para poder subsistir (90% del salario mínimo). Se han realizado 4 pagos mensuales a la fecha. Los excombatientes están recibiendo la oferta del Estado en bienestar integral: se han registrado 4.879 afiliaciones a Colpensiones y 10.218 afiliados a salud. Además, los excombatientes se están preparando: 5.327  tomaron un curso de  economía solidaria y  11.350 tienen cuentas de ahorro abiertas. Por todo esto,  no resulta justo con miles de excombatientes que están cumpliendo con este proceso, que se están educando y que le están apostando realmente a la legalidad, que quede la  duda de que se fueron a la disidencia.

 

¿Cómo saber dónde están y qué están haciendo los excombatientes que han salido de los espacios?

 

Desde la Agencia para la Reincorporación acompañamos a los reinsertados dentro y fuera de los espacios territoriales. Hemos desplegado la acción de las entidades del Estado para lograr que la reincorporación funcione en lo social y en lo económico.

La agencia lleva un seguimiento de cada uno de los excombatientes. Es algo en lo que el Estado colombiano tiene mucha experiencia. Ya en el pasado ayudamos a miles de exautodefensas y exguerrilleros a reintegrarse a la vida civil con unos niveles de éxito muy altos.

 

Además con los pagos que se hacen mensualmente cruzamos la información para saber cómo están siguiendo la ruta de la reincorporación. 

 

Tras lo dicho por la ONU, el comisionado de paz criticó que el organismo se deje llevar por los intereses electorales de las Farc. ¿A qué se refiere?

 

La Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común ahora es un partido político de oposición y están en eso: haciendo política, criticando al Gobierno, poniendo al Estado contra la pared. Bienvenidos a la democracia.

En diferentes escenarios, se escucha a los empresarios cada tanto expresar preocupaciones alrededor de los acuerdos. Recientemente, el tema ha sido la comparecencia de terceros ante la JEP, por ejemplo. También lo han hecho frente al tema de tierras, entre otros…

No tienen razón para estar preocupados. Contrario a lo que dicen algunos, la JEP es una oportunidad para que los terceros que tengan procesos abiertos en la justicia ordinaria resuelvan su situación jurídica.

La ley de Tierras es sin duda una de las iniciativas más consultadas con todos los sectores, en particular los empresarios. Tienen todas las garantías. La propiedad privada está protegida y garantizada.

El fiscal general ha expresado algunas preocupaciones y comentarios sobre la estatutaria de la JEP que se discute en la Cámara en temas como el Régimen de Condicionalidad y el sometimiento voluntario a la JEP, entre otros. Incluso, advierte que un artículo del proyecto abriría la puerta a una impunidad absoluta para los crímenes más graves, lo que activaría la competencia de la Corte Penal Internacional…

Pienso que es bienvenida cualquier aclaración que se haga para darles más certezas a los colombianos. Lo cierto es que desde que estábamos en la negociación teníamos muy claro que cualquier integrante de las Farc que reincida pierde los beneficios y va a la justicia ordinaria. La JEP solo conoce los delitos cometidos hasta la firma del Acuerdo. Otro punto que no nos cansaremos de aclarar es que no hay amnistías para crímenes de guerra y otros delitos atroces.

 

A propósito del trámite en el Congreso, le queda una semana al fast track y el balance es un poco gris…

 

Eso es injusto con el Congreso. Ha aprobado reformas constitucionales y leyes esenciales para la implementación del acuerdo. Falta la Ley Estaturia de la JEP, como ya lo mencioné. Confío en que el Congreso va a actuar con responsabilidad y cerrar con broche de oro esta legislatura que ha sido la legislatura de la paz.

Sin duda, la participación en política de las Farc es uno de los asuntos más difíciles para muchos ciudadanos. Con un Timochenko como candidato presidencial, por ejemplo…

Lograr que se cambien las balas por los votos y poner fin a tanta muerte y tanta violencia es la esencia de cualquier proceso de paz en un conflicto armado interno.

No tenía ningún sentido insistir en una confrontación que dejaba miles de víctimas por año y que tenía a cientos de miles de colombianos condenados al olvido y el atraso.

Comprendo las preocupaciones de muchos colombianos porque tienen aún heridas abiertas de más de 50 años de guerra. Es normal, es natural. A ellos solo les pido que le den una oportunidad a la reconciliación como pidió el Papa Francisco en su histórica visita./Colprensa

También podría gustarte