Trump advierte que crisis por el virus va a ´empeorar´

119

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que la epidemia de COVID-19 “va a empeorar” antes de que haya una mejora, en un mensaje en la primera rueda de prensa sobre el virus en la Casa Blanca desde mediados de abril.

“Probablemente y desafortunadamente va a empeorar antes de que haya una mejora”, dijo Trump antes de efectuar un llamado a los estadounidenses para que utilicen la mascarilla cuando no sea posible mantener un distanciamiento físico.

“Usen una mascarilla”, indicó el mandatario. “Les puede gustar o no, pero tienen un impacto”.

El mandatario aclaró que no tiene ningún problema con usar un tapaboca, después de que durante varios meses fuera ambivalente sobre su porte y recién el 11 de julio llevara uno puesto en un evento público.

Estados Unidos -el país del mundo con más muertos con unos 141.000- sufre un aumento de los contagios en estados del sur y el oeste.

“Como ustedes saben, en las últimas semanas hemos visto un preocupante aumento de los casos en algunas localidades de nuestro sur”, señaló Trump.

Por último, Trump prometió que pronto habrá una vacuna para este virus, que fue detectado por primera vez en China en diciembre de 2019.

“Las vacunas están en camino y van a llegar mucho antes de lo que cualquiera pensó que fuera posible”, afirmó el mandatario que busca la reelección en los comicios de noviembre.

MÁS CONTAGIOS

El número real de personas infectadas con el nuevo coronavirus en Estados Unidos en  primavera fue de dos a 13 veces mayor al número oficial de casos, según datos de los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC) publicados, que confirman que la pandemia es en gran parte alimentada por personas asintomáticas.

Los CDC analizaron muestras de bancos de sangre en 10 regiones de Estados Unidos entre marzo y junio para detectar anticuerpos contra el SARS-CoV-2, un signo inequívoco de que la persona había entrado previamente en contacto con el virus, aunque no hubiera caído enferma.

Descubrieron que entre 1 y 5,8% de los habitantes de estas áreas habían sido contagiados en este período, con la excepción de la ciudad de Nueva York, donde la prevalencia alcanzó al 23,2% de la población al 6 de mayo, o lo que es lo mismo, a uno de cada cuatro neoyorquinos.

En comparación con el número oficial dado para esas fechas, el número real de casos era el doble en Utah, pero diez veces más en el sur de Florida a fines de abril y hasta 13 veces más en el estado rural de Missouri a finales de mayo.

Incluso en Nueva York, el epicentro de la epidemia estadounidense en la primavera, hubo diez veces más personas contagiadas que el número oficial de casos.

También podría gustarte