Novena a Santa Marta

55

Bajo la coordinación de las Ministras Extraordinarias de la Comunión  y Proclamadores,  hoy se celebra el cuarto día de la Novena a Santa Marta.

El acto religioso comenzará a las 5:00 de la tarde, iniciando con la Santa Misa y seguidamente la Novena, en la Catedral Basílica.

Los dos actos religiosos serán transmitidos en vivo por todas las plataformas digitales de HOY DIARIO DEL MAGDALENA y el Periódico Popular AJÁ&QUÉ.

ORACIONES PARA TODOS LOS DÍAS

Por la Señal de la Santa Cruz…

Acto de Contrición. Altísimo y amantísimo Redentor Nuestro, por el incomparable e inexplicable amor que nos tiene vuestro Sagrado Corazón, te hiciste hombre como nosotros padeciendo los más acerbos dolores y menosprecios mientras vivías, muy especialmente durante tu pasión y muerte en la Cruz, y por estos padecimientos te ruego humildemente que me perdones todos mis pecados de los cuales me arrepiento de todo corazón.

Perdón, dulcísimo Jesús mío, y por los padecimientos que sufrió vuestra Santísima Madre, por los merecimientos del glorioso Patriarca San José, y de su sierva Santa Marta me propongo nunca más pecar ayudado de vuestra gracia. Amén.

CUARTO DÍA

Favorecida discípula de Jesucristo, Santa Marta, gloriosa patrona y protectora nuestra, que siguiendo constantemente los pasos de tu Divino Maestro, no lo quisiste perder de vista, sobre todo durante el tiempo de su pasión, sintiendo y llorando amargamente todos los tormentos y afrentas hasta verlo morir clavado con ignominia en la cruz.

Te suplico, ¡oh dulce Santa!, que por tu intermedio logremos las gracias celestiales que necesitamos obtener para seguir con confianza los caminos de Jesús y para fijar nuestro espíritu en la contemplación de su pasión dolorosa, para que de este modo consigamos algún día celebrar los triunfos de su gloria en el cielo.

También imploro, Santa mía, vuestra poderosa intercesión para que la majestad Divina me conceda el favor que solicito si conviene para el bien de mi alma, y si no, vos como abogada mía, enderezad mis peticiones al mayor servicio de Dios alcanzándome una meritoria conformidad con su Santísima Voluntad.

ORACIÓN FINAL

Oración a la Santísima Virgen. Inmaculada Virgen María, soberana Reina de los ángeles y de los Santos, vuelve a nosotros estos ojos misericordiosos, y compadecete de nosotros miserables pecadores que recurrimos a Ti. Bien lo sabes, celestial Señora, el peligro que nos rodea y amenaza a nuestro cuerpo y alma; socórrenos y defiéndenos hasta que nos veamos libres en la tierra de los bienaventurados. Amén.

Sea en todo tiempo y lugar amado y bendecido el Amantísimo Corazón de Jesús. ¡Dulcísimo Corazón de María, sed mi salvación! Procura confesar y comulgar espiritualmente durante la Novena.

También podría gustarte