Planeación dice que Bonda seguirá siendo zona rural del Distrito

304

El Plan de Ordenamiento Territorial, POT, despeja las dudas que tenían los samarios y en especial, los residentes del corregimiento de Bonda, territorio que con la implementación del nuevo POT, no perderá su condición de zona rural del Distrito, tal como está estipulado en el documento que se encuentra en estudio por parte del Concejo de Santa Marta.

De acuerdo con lo informado por la Secretaría de Planeación que lidera Raúl Pacheco, “Bonda continuará teniendo la condición de zona rural por decisión de sus habitantes, debido al acuerdo que realizó el entonces alcalde Rafael Martínez y la comunidad a finales del año 2018 en el proceso de socialización del ‘POT 500 Años’, el cual quedó incluido en el proyecto radicado por la Alcaldía de Santa Marta ante el Concejo Distrital”.

De igual manera, Pacheco afirmó que “Bonda seguirá siendo zona rural por decisión de sus habitantes. Decir lo contrario es mentir con otras intenciones”.

El casco corregimental del Bonda es un Centro poblado. El DANE denomina Centro Poblado a una concentración de mínimo veinte (20) viviendas contiguas o vecinas ubicadas en el área rural. Se conserva la categoría que tiene en el POT Jate Matuna.

Cabe precisar que el “POT 500 Años” define para el suelo rural de Santa Marta los siguientes centros poblados: Minca, Bonda, Calabazo, Guachaca, Buritaca, Cabañas de Buritaca, Guacoche, Paz de Caribe y Teyruna María Angeli (Don Diego).

En este sentido, la Alcaldía de Santa Marta ratificó que Bonda no se convertirá en un barrio más de Santa Marta porque se conservó como suelo rural, tal como se encuentra en el actual Plan de Ordenamiento Territorial, Jate Matuna.

Según lo informado por la Secretaría de Planeación esta aclaración se da luego de que los ediles de la Localidad Uno (Cultural Tayrona San Pedro Alejandrino), expusieran algunas anotaciones sobre el proyecto del Plan de Ordenamiento Territorial, el cual ya está siendo estudiando por el Concejo Distrital de Santa Marta.

Dicha inconformidad, fue presentada porque los ediles, al parecer porque en este nuevo POT, Bonda, dejaría de ser corregimiento y se convertiría en un barrio más del Distrito, afectando de este modo la historia, el arraigo y la identidad propia que posee, por ende, los líderes solicitan que se modifique o se elimine la propuesta.

Mediante el cabildo abierto, la Alcaldía Distrital, por intermedio de la Secretaría de Planeación aclaró las inquietudes que manifestaba la comunidad de estos importantes sectores de Santa Marta, donde se han generado informaciones inexactas que encienden las alarmas de sus habitantes. Sin embargo, el ‘POT 500 Años’ se ha caracterizado por llevar un proceso transparente; basado en lo legal, respetando en cada una de sus etapas el sentir del pueblo samario.

Por su parte, el  edil de la Localidad Uno, Cultural Tayrona San Pedro Alejandrino, Edgardo Vizcaíno Martínez, aseguró que “con lo que menciona Raúl Pacheco, e que siga siendo una zona rural el corregimiento de Bonda, es el constante clamor de sus habitantes y no me gustaría que mis hijos nietos y demás generaciones no vislumbran la belleza que nosotros hemos tenido la fortuna de ver un paraíso ambiental, dentro de otro paraíso, eso es lo que es Santa Marta, no permitamos señores concejales que Bonda pase a ser una zona de aproximada de 34.533 hectáreas hermosamente verde a una zona gris”.

Seguidamente, Vizcaíno aseguró que , “los ediles de la localidad uno al igual que muchos bonderos vemos con agrado lo expresado por el Secretario de Planeación, que sostenga que Bonda continuaría siendo con categoría de rural, en vista de que Bonda no cuenta con el 100% de los servicios de necesidad básica, esta manera se evitaría el deterioro suelo toda vez que las aguas residuales son llevadas hasta el río Manzanares y las pozas sépticas fragmenten el suelo y lo contaminan, acá hago un llamado a que se garanticen los servicios públicos de los bonderos”.

También podría gustarte