Tommy Masacre pretendía disparar una pistola Glock 

1.814

  Tras la recaptura de Tommy Joel Zerpa Brito, alias ‘Tommy Masacre’, después de cuatro meses, a cargo de un comando especial de la Policía Metropolitana de Barranquilla que se desplazó por el barrio Las Malvinas, al sur de la capital del Atlántico, las autoridades de la Policía calificaron como un “duro golpe a la estructura de la banda ‘Los Costeños’”, aseguró el coronel Manuel Rojas, Subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla. 

De igual modo, entregaron nuevos detalles del operativo contra ‘Tommy Masacre’ quien fue literalmente encontrado, con los pantalones abajo, pues fue capturado en el baño de una casa cuando llegaron los miembros de la Unidad de Intervención de la Policía hasta a carrera 6T con calle 97, del barrio en mención.

Cuando ingresaron al inmueble, su objetivo, “Tommy Masacre”, se metió a un baño y desde su interior intentó disparar su pistola Glock 9 milímetros, pero uno de los agentes pateó la puerta y el presunto asesino se golpeó contra la pared y pudo ser reducido.

El sicario “preferido” por ‘Los Costeños’ se encontraba solo, pero con un fusil y dos pistolas 9 milímetros. Inicialmente se había dicho que era un Ak-47, pero al ser revisado se dieron cuenta que podría tratarse de un fusil de asalto M4, con abundante munición 5.56, de uso privativo de las Fuerzas Militares, y 9 milímetros, otra pistola, marca Bernardelli, y 14 kilos de marihuana prensada, unas 28 mil dosis para distribuir en la ciudad.

El Subcomandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla, indicó que ‘Tommy Masacre’ tiene tres órdenes de captura vigentes, “Ahora por fabricación, tráfico y porte de armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Militares y por tráfico de estupefacientes”.

“Tommy Masacre”, quien también es indiciado como autor del triple homicidio en Santa Marta y del asesinato de un tendero en el barrio Chiquinquirá, fue puesto nuevamente a disposición de la Fiscalía para que responda por los hechos ocurridos.

MASACRE EN LUIS R.CALVO 

Los hechos por lo que son requeridos ‘Tommy Masacre’ y ‘Nene Pantera’ ocurrieron el pasado 16 de febrero del 2020, en el barrio Luis R. Calvo de la ciudad de Santa Marta, donde murieron en una acción con arma de fuego el taxista Franklin Sanjuanelo, su hijo Pedro Sanjuanelo Morales y de Denis Herrán, yerno del conductor.

Esto en medio de un aparente ataque de intolerancia, pues se conoció que el actuar de estas personas se produjo por un ‘piropo’ que le habría dicho uno de los occisos a una acompañante de los hoy capturados.

SE FUGARON 

El pasado 18 de abril el temible ‘Tommy Masacre’ y su cómplice ‘Nene Pantera’,  se fugaron de la cárcel de la URI de la Fiscalía en la capital del Atlántico, donde permanecía recluido a la espera de su judicialización por homicidio.

Según confirmaron las autoridades estos delincuentes, que estaban al servicio de la banda ‘Los Costeños’, de manera hábil aprovechó un descuido de sus custodios y huyó junto con otro individuo, también sindicado de homicidio.

SICARIO PREFERIDO DE ‘LOS COSTEÑOS’ 

Tras su primera captura se conocieron unos audios de llamadas que tuvo ‘Tommy Masacre’ con su pareja sentimental de ese momento, en las que entregaba detalles sobre las víctimas que asesinó en Santa Marta y Barranquilla, se hablan de por lo menos cinco homicidios.

De acuerdo con su relato, este ciudadano venezolano fiaba los crímenes a las cabezas de la banda ‘Los Costeños’. Reveló que la causa por la que asesinó el 16 de febrero a tres miembros de una misma familia en Santa Marta, además de un piropo, sería por una extorsión que una de estas personas se negaba a pagar.

También podría gustarte