Procuraduría archiva denuncia contra Caicedo por presunta participación electoral

537

La Procuraduría General de la Nación ordenó el archivo definitivo de la actuación disciplinaria, adelantada en contra del hoy gobernador, Carlos Caicedo, señalado en 2015 por el entonces representante a la Cámara, Eduardo Díaz Granados, de participar en las elecciones a la Alcaldía para el período 2016-2019.

En aquel año, Caicedo era el alcalde de Santa Marta y el principal candidato a ocupar la máxima autoridad del Distrito era Rafael Martínez, quien, según Díaz Granados, acudía a un discurso similar al que manifestaba el mandatario de la época.

Dicho argumento fue hallado como insuficiente por la Procuraduría, que, por medio de notificación enviada a las partes, explicó: “Del análisis jurídico probatorio de las presuntas faltas disciplinarias en las que hubieran podido incurrir Carlos Eduardo Caicedo Omar, se infiere que las conductas atribuidas no existieron o son atípicas. Frente a Carlos Eduardo Caicedo Omar, en su condición de Alcalde Distrital de Santa Marta, Magdalena en ejercicio para los meses junio-octubre de ese año se puede concluir que no incurrió en las faltas disciplinarias alusivas a la prohibición de participar en política y en el desconocimiento a las restricciones propias de la Ley de Garantías Electorales”.

El ente de control fue aún más contundente contra Díaz Granados, al precisar que, Caicedo “no intervino en el control de propaganda electoral con el propósito de favorecer al candidato Rafael Martínez; no existió el hecho según el cual, se armonizaron deliberadamente los símbolos y emblemas de la Administración Distrital con los de la referida candidatura, con el fin de respaldarla y confundir al electorado; y si bien, efectuó unas contrataciones directas dentro de los cuatro meses anteriores a las elecciones locales, estas se encontraban en el marco de la legalidad”.

Este hecho fue tomado por la esfera pública del Departamento y la Región como “otra significativa derrota de la casa Díaz Granados ante el caicedismo, toda vez que Martínez logró ganar la Alcaldía, siendo este grupo familiar y los Cotes, sus principales opositores políticos”.

Cabe recordar que, Caicedo acusó en reiteradas ocasiones a los Díaz Granados y Cotes de participar en lo que él llamó “un falso positivo de la Fiscalía, cuando en 2018 fue detenido por ese organismo judicial, justo el día que iba a llevar las más de dos millones de firmas con las que inscribiría su candidatura a la Presidencia de la República”.

“Las élites familiares tradicionales están detrás de todo esto, tienen un plan de desprestigio a través de una asfixiante persecución judicial con el propósito de apartarnos de la esfera política que nos ha otorgado el pueblo; usan sus influencias, acudiendo a una ‘justicia de bolsillo’ y luego denuncian hechos que no son ilegales y después van a los medios de comunicación a multiplicar su estrategia. No aceptan que el pueblo ya no los quiere”, manifestó Caicedo en su momento.

Díaz Granados y Cotes también fueron acusados en 2019 por Caicedo, de haber estado detrás del nombramiento de Andrés Rúgeles, como alcalde encargado de Santa Marta -tras la suspensión temporal del titular del despacho Rafael Martínez-. Rúgeles fue encargado por el Presidente Iván Duque, quien, días después de la posesión visitó la casa de la familia del exrepresentante a la Cámara.

Posteriormente, el Consejo de Estado declaró ilegal el nombramiento de Rúgeles, al precisar que el presidente Duque debió designar alcalde encargado a partir de la terna de Fuerza Ciudadana, movimiento al que pertenecen Caicedo y Martínez, tal como lo exige la Ley.

También podría gustarte