Palmeros han beneficiado a miles familias vulnerables en medio de la pandemia 

103

En coordinación con las alcaldías y especialmente con la Gobernación del Magdalena están ayudando a las familias más afectadas con la emergencia, debido a que con la materia prima de las palmas producen el aceite y el jabón que han donado. 

En aras de atender las necesidades de las poblaciones menos favorecidas del departamento del Magdalena, un grupo de gerentes de empresas de la región con plantas extractoras de aceite de palma, realizaron una donación a las Gobernación del Magdalena de 33.000 botellas de aceite para llegar a un número de 55.000, debido a que primeramente habían entregado más de 22.000 litros de aceite.

Las empresas son Daabon, El Roble S.A., Grupo Dávila Dávila, Gradesa, Aceites S.A., Palmaceite y Biocosta, la cual fue dirigida a las comunidades más vulnerables de la zona.

Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de Fedepalma señaló que este es un momento para la solidaridad y que por eso el llamado a los palmicultores es a preservar el empleo y el ingreso de miles de trabajadores rurales, cuidando la operación de las plantaciones palmeras; así mismo a sumarse a las donaciones en torno al Fondo de Solidaridad Palmero y a la unión del sector, ayudando a las personas que más lo necesitan en las diferentes zonas palmeras de Colombia.

En este sentido, Jaime Vives Pinedo, presidente del Comité de Gerentes de Zona Norte, gerente de la Extractora El Roble S.A. y Presidente de la Junta Directiva del Grupo Biocosta, manifestó que “desde el primer momento en que se conoció el avance del Covid-19, los núcleos palmeros dieron a conocer a los gobiernos departamental, distrital y municipales del Magdalena, su disposición de ayudar a mitigar el impacto que el virus genera en la seguridad alimentaria de la población menos favorecida”.

LA MAQUINARIA 

Los palmeros también ofrecieron maquinaria y equipos que podrían ser útiles en labores de desinfección a poblaciones localizadas en diferentes sectores del departamento.

Vives Pinedo aseguró que “el sector palmero del Magdalena es consciente de que un alto porcentaje de la población, en nuestro departamento, deriva sus ingresos de actividades informales, las cuales en este momento están paralizadas, lo cual pone en riesgo la buena alimentación de la gente”.

Indicó que por todo ello y “a pesar de las dificultades que se han generado con la pandemia, el sector palmicultor ha seguido operando, manteniendo las empresas activas y por tanto preservando la generación de empleo, articulando todos los protocolos de rigor, con máximo cuidado y también velando, en la medida de lo posible, porque la población pueda mantenerse en cuarentena durante el tiempo que sea necesario”.

Por su parte, el presidente ejecutivo de Fedepalma expuso que la grave coyuntura generada por la emergencia a la que se enfrenta el mundo entero por causa del virus Covid-19, ha motivado al sector palmero colombiano a responder a este llamado de necesidad con la puesta en marcha de una estrategia de solidaridad, apoyada en tres frentes de acción.

“Muchos de nuestros municipios palmeros son los más olvidados y sus necesidades son tan amplias que requieren de nuestro apoyo en estos momentos. A través de esta iniciativa, hemos logrado recaudar más de $330 millones en efectivo, como resultado del aporte de la Federación Fedepalma y Cenipalma, de sus colaboradores, así como de palmicultores y productores de aceite de palma”, aseguró el vocero gremial.

LA DONACIÓN DE LITROS DE ACEITE 

“Como segundo frente para atender este llamado a la solidaridad, la Junta Directiva de Fedepalma consideró necesario impulsar la iniciativa de donar litros de aceite de palma para uso de cocina, con el apoyo de las plantas extractoras del país, meta que se está logrando y por ello hoy hacemos el anuncio de la donación de medio millón de litros que se han venido entregando, en estas semanas, con el fin de atender las necesidades de las poblaciones más vulnerables que se encuentran en las regiones palmeras del país”, explicó Mesa Dishington.

El líder gremial subrayó, por último, que el mensaje para la comunidad palmera es a seguir sumándose a las donaciones en torno a la estrategia de solidaridad y al Fondo de Solidaridad Palmero, que han venido aumentando y a la unión del sector, atendiendo a las personas que más necesitan de este apoyo en las diferentes zonas palmeras de Colombia.

Asimismo, este gremio tiene una apuesta por la colombianidad y por impulsar la economía del país mediante el consumo de productos locales, es la que hace Fedepalma a través de su invitación a preferir el aceite de palma 100 % colombiano en nuestra mesa.

En este 2020, el atributo más importante que se resalta es el aceite de palma colombiano que es único como nuestra tierra, una frase que surge de la necesidad de compartir con los consumidores un mensaje de esperanza y de apoyo a la agroindustria nacional.

Cabe mencionar que la agroindustria de la palma de aceite en Colombia está presente en 161 municipios de 21 departamentos, ha logrado transformar la calidad de vida de las comunidades donde está presente el cultivo, promoviendo progreso y bienestar.

 “Otra motivación a evidenciar nuestro origen, fueron los resultados de un estudio de Raddar, en el cual más de 54 % de los encuestados manifestó que les interesa saber de dónde provienen los productos y respaldar a la industria colombiana”, señaló Mesa Dishington.

“En estos momentos, en que la pandemia deja una profunda crisis a muchos colombianos que han perdido sus empleos y negocios en los diferentes sectores productivos, volver la mirada a lo nuestro es fundamental y en el caso de los aceites vegetales, al aceite de palma que es de producción nacional”, aseguró el líder gremial.

Continuó explicando que para la agroindustria palmera de Colombia es muy importante que se reconozca el aceite de palma como un producto nacional, destacando su compromiso con el desarrollo sostenible, social y económico del país.

 “Uno de nuestros intereses es continuar hablando de los tres territorios de nuestra marca: sostenibilidad, a partir de las prácticas sostenibles en los cultivos y plantas de beneficio de aceite de palma y el cuidado por la biodiversidad; la naturalidad, porque el aceite se extrae en forma mecánica y lleva implícitos beneficios para la salud como que es libre de grasas trans; y por último su versatilidad lo cual lo convierte en un ingrediente apetecido a la hora de preparar diversidad de platos en los hogares colombianos y también porque es materia prima para diversidad de productos y artículos”, manifestó Mesa Dishington.

EL SELLO 

Es así como Fedepalma ha diseñado un Sello distintivo para el Aceite de Palma 100 % Colombiano, el cual lo llevarán marcas de aceite que ya están en canales de venta en Colombia, como Rica Palma, Del LLano, Búcaro, Palmalí, Oleoflor, Oriental, Nolí, Oleosander, Olesabor, El Mago, La muñeca, Oriental, Oliomapi, Frita Frita, Frescampo, Z en la zona norte, Olifry, Rio de Oro, Caribe, Optimun, Oleopalma, Margueitte y Oleollano, entre otras.

Para facilitar la preferencia y compra del aceite de palma por parte de los consumidores, el producto se identifica con el Sello en las etiquetas, como parte de la estrategia de mercadeo 2020 que tiene como objetivo que el colombiano compre colombiano.

 “Es importante a la hora de comprar, mirar en la etiqueta del producto que tenga el Sello de Aceite de palma 100 % colombiano. En este sentido, vamos a contar con un brandeo en los establecimientos para que las personas puedan identificar fácilmente cuál es el aceite de palma que estamos promoviendo y entregando a los consumidores”, comentó el vocero de los palmicultores.

Agregó que “vamos a tener una fuerte presencia en las góndolas de las grandes superficies. En la primera etapa habrá brandeo en los puntos de venta para identificar las marcas que tienen el Sello en las etiquetas. El brandeo se realiza desde el mes de julio en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla, Santa Marta, Pereira, Villavicencio y Bucaramanga, para lo cual se visitarán 650 puntos de venta ubicando material como cenefas y rompetráficos que estarán cerca de los aceites que tienen el Sello”.

Se harán reconocimientos a tiendas de barrio y mercados que recomienden el aceite de palma 100 % colombiano y lo tengan exhibido. A los consumidores finales los invitamos a compartir fotos con el producto y sus recetas para la entrega de un juego de aceiteras.

En el mes de septiembre se iniciarán las activaciones en los puntos de venta con visitas y regalos a los compradores del aceite de palma, donde se informará sobre las bondades del aceite de palma 100 % colombiano.

En diciembre y como cierre de campaña en Bogotá, se ha previsto una tarde de cocina con amas de casa y el acompañamiento a las novenas navideñas en todas las ciudades.

Mesa Dishington ratificó finalmente que el gremio se ha dado a la tarea de informar, de forma permanente, acerca de los beneficios nutricionales del aceite de palma, que es saludable, rico en vitamina A y E, libre de grasas trans, sostenible y colombiano, al tiempo que subrayó que esta campaña desde la coyuntura actual responde a un mensaje de unión, de apoyo a los palmicultores colombianos y al país.

LA PRODUCCIÓN DEL JABÓN 

En medio de la actual coyuntura de salud pública mundial, originada por el Covid-19, las organizaciones sanitarias, gobiernos y expertos, han adelantado campañas orientadas a que la gente siga estrictos procedimientos de limpieza y desinfección, siendo el jabón, el nuevo protagonista, ya que previene la propagación del virus en la población. La eficiencia de este producto que actúa como destructor de los microorganismos, destaca en este momento, ¿pero sabía usted que el aceite de palma es una de las materias primas para la fabricación del jabón?

Así es, el aceite de palma es insumo esencial para la fabricación de jabones de barra y de algunos detergentes líquidos. La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomienda lavar las manos con agua y jabón frecuentemente y el diario estadounidense The New York Times afirma que “una gota de jabón diluida en agua es suficiente para romper y matar a muchos tipos de bacterias y virus, incluyendo al nuevo coronavirus”, gracias a la estructura híbrida del jabón.

En este nuevo contexto, según datos de Nielsen, se estima que el aumento en las ventas de productos para el cuidado personal y de limpieza del hogar, durante los últimos meses, ha sido de 30 %, frente al mismo periodo de 2019, debido al llamado urgente del Ministerio de Salud y Protección Social, que invita a los colombianos a lavar sus manos con agua y jabón varias veces al día y a mantener desinfectados los hogares y espacios que frecuentan, expresó Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma.

Estos elementos de primera necesidad, en algunos casos, han agotado sus existencias en diversos puntos de venta en el país. De igual modo, la agroindustria de la palma de aceite ha aumentado su producción, en los últimos meses, lo que ha permitido atender adecuadamente la demanda y coyuntura y también ha incluido el producto en sus donaciones a las poblaciones vulnerables que están en las zonas palmeras.

 

También podría gustarte