Assi Moosh viaja deportado a Israel

341

El Israilí es dueño de este hostal relacionado con prostitución y drogas, según la Policía de Santa Marta

 

Sólo hasta hoy será deportado de Colombia el ciudadano israelí Assi Moosh, capturado el pasado sábado en las propias oficinas de Migración Colombia Santa Marta.

Moosh fue trasladado a Bogotá y hoy se producirá su deportación a Tel Aviv (Israel) en compañía de dos funcionarios de la autoridad migratoria colombiana.

Moosh es propietario de un polémico hostal, ubicado en el balneario de Taganga, a solo 10 minutos del centro de Santa Marta, el cual ha estado asociado con casos de drogas y prostitución, según La W radio.

Moosh llegó a Colombia hace aproximadamente 10 años y su negocio principal es el servicio de hostales en ciudades como Santa Marta, Bogotá, Medellín y Cartagena.

Moosh no podrá ingresar al territorio colombiano por un periodo de 10 años a partir de la fecha y después de la terminación de la misma, requerirá una visa para su ingreso, según la sanción impuesta por la autoridad migratoria colombiana.

 


Assi Mosh fue capturado en las propias oficinas de Migración Colombia Santa Marta.

La decisión está basada en el Artículo 2.2.1.13.2.2 del Decreto 1067 de 2015, que establece que “el Director de la Unidad Administrativa Especial Migración Colombia, o sus delegados, podrán expulsar a los extranjeros que a juicio de la autoridad migratoria, realicen actividades que atenten contra la seguridad nacional, el orden público, la salud pública, la tranquilidad social, la seguridad pública o cuando existan informaciones de inteligencia que indiquen que representa un riesgo para la seguridad nacional, el orden público, la seguridad pública, o la tranquilidad social.

Moosh, de 43 años, es señalado por la Policía de Santa Marta de liderar una presunta red internacional de trata de personas, microtráfico y planes de turismo sexual, coordinada desde ‘El pequeño Israel’, como se le conocía al hotel en Taganga. Desde allí, al parecer, por medio de clubes o fundaciones fachada, ofrecía sus planes para extranjeros y, sobre todo, ex militares procedentes de su país.

Los investigadores de la Policía y de Migración Colombia, establecieron que al parecer a través de terceros, Moosh conseguía todos los permisos de operación turística y hotelera, y de esta manera no era detectado por las autoridades colombianas.

La captura del ciudadano extranjero se dio cuando llegó acompañado de un grupo de hombres armados a las oficinas de Migración Colombia, en Santa Marta, donde iba a hacer diligencias para nacionalizarse colombiano.

Con la misma ropa informal con la que llegó a Migración Colombia fue capturado y llevado a Bogotá.

De igual manera las autoridades confirmaron que se trata de establecer si Moosh está relacionado con el video que se conoció hace algunos meses donde se promocionaba una playa de Cartagena para fiestas sexuales.

EL MANDAMAS

La comunidad de Taganga siente con la captura y deportación del israelí se les quitó un nudo de la garganta. Para nadie es un secreto que Assi Moosh, in fundía miedo y terror entre la población. Se le conoció ampliamente por organizar actividades de fiesta y rumba sin control en su hotel de razón social ‘Benjamín’, en donde de acuerdo a la comunidad, se consumía droga y alcohol.

Moosh llegó a Taganga hace 8 años, y se hizo a una casa lote de un taganguero que había perdido la propiedad con un banco de la ciudad allí levantó lo que se denominó por los tagangueros como un búnker, el cual era el hospedaje de los israelitas que llegaban de vacaciones.

ANTECEDENTES

El pasado 14 de enero su nombre apareció en medio de un escándalo luego que los tagangueros denunciaran que en el sitio Playaca Beach Club Social S.A., también suyo, se realizó una fiesta electrónica, con música en altos decibeles y que fue un espacio para la lujuria y el consumo de marihuana, coca y alcohol.

SANCIÓN DE 10 AÑOS

El israelí Assi Moosh no podrá regresar a Colombia en 10 años, de acuerdo con lo manifestado en un comunicado por Migración Colombia “Moosh no podría ingresar al territorio colombiano por un periodo de diez años a partir de la fecha y después de la terminación de la misma, requerirá una visa para su ingreso”, dijo la entidad del Gobierno

También podría gustarte