La pobreza oculta

40

Desde que se acrecentó la pandemia de la Covid 19 también se destapó la pobreza de nuestro pueblo colombiano. Ha sido tanto el espectro de este fenómeno, en la sociedad, que gran número de economistas y opinadores autorizados sobre el tema han provocado una opinión generalizada de que somos más pobres de lo que aparentamos.

Observamos en la prensa nacional los esfuerzos llevados a cabo por las autoridades nacionales, regionales y locales para aliviar la situación socioeconómica de una población que se ha denominado vulnerable; entre quienes ingresan las identificadas y registradas como Familias en Acción, Jóvenes en Acción, Adulto Mayor y un grupo demográfico que se asoma por entre las anchas rendijas de la vulnerabilidad, anclados en una informalidad perniciosa de nuestro Sistema de Producción. A este grupo poblacional se le creó un subsidio cuyo nombre es Subsidio Solidario.

Ahora, asómbrense ustedes, cuando todos creíamos, que ya se había mostrado todo el panorama de la pobreza en Colombia aparece un nuevo concepto de pobreza que retumba en el espacio nacional y hiere la conciencia ciudadana: la Pobreza Oculta. Pero, por qué aparece este fenómeno de pobreza vergonzante que afecta principalmente a las familias de estratos 3, 4 y 5.

Tal parece que en este nuevo tipo de pobreza los ciudadanos no cuentan con los recursos para cubrir sus necesidades básicas, inclusive ni para su comida diaria, pero aparentemente viven mejor que el resto de pobres, y como si fuera poco, ésta surge a la palestra pública, debido a la ingeniosa idea con el fin de diseñar una política de vivienda que se denominó “hipoteca inversa”. ¿Pero cómo se interrelacionan la hipoteca inversa con la pobreza oculta?

La crisis visibilizó la pobreza oculta de personas, generalmente, adultos mayores, hasta en estratos altos, propietarios de casa o apartamento, pero no disponen de ingresos para mantenerse. En Bogotá el fenómeno podría alcanzar el 4% de los hogares. Además, como son propietarios, no pueden acceder a los programas sociales.

Pues bien; ante la idea de pobreza oculta cabe preguntarse ¿Qué es la pobreza oculta? ¿Cómo se afecta la satisfacción de las necesidades de la población que sufre pobreza oculta? ¿Cómo cambian los hábitos de compra y consumo por efecto de la pobreza oculta? ¿Cuáles son las causas de este tipo de pobreza? Para dar respuesta a estos interrogantes es preciso abordar la definición de pobreza, aunque la primera dificultad es la variedad de conceptos y definiciones que existen en nuestro país  dependiendo de la región, cultura, tradición y percepción de cada individuo.

Grandes pensadores universales han expresado que “la pobreza no viene por la disminución de las riquezas, sino por la multiplicación de los deseos,” Por otra parte, la sociedad de consumo de hoy en día, conduce a algunas personas a desear estar a la vanguardia de la moda, generando en ellas el afán por obtener estatus y aprobación social, lo que las conduce a percibirse a si mismas como pobres, si no pueden acceder a los bienes y servicios como lo hace un grupo social determinado.

En Colombia existe una estratificación socioeconómica consistente en una clasificación de los domicilios o viviendas a partir de sus características físicas y el acceso a infraestructura de servicios públicos, vías, salud, educación y recreación, dividida en seis grupos o estratos donde cada vivienda se clasifica dentro de uno de estos. Se establece entonces una relación entre la población de escasos recursos o clase baja con los estratos 1, 2, clase media con estratos 3 y 4 y clase media alta y alta con estratos 5 y 6.

También podría gustarte