EE.UU. entra en recesión económica 

El Departamento de Comercio informó que en el segundo trimestre la contracción fue de 32,9%, lo que marca el peor desempeño de la historia, desde que comenzaron los registros en 1947.  

Estas cifras son más alentadoras, no obstante, que las previsiones de los analistas y que el Fondo Monetario Internacional (FMI), que coincidían en anticipar que la contracción alcanzaría un 35%.

El frenazo fue tan fuerte que quedó incluso lejos del récord anterior, una contracción del 10% en 1958.

El Departamento de Comercio indicó que “la caída del PIB refleja la respuesta a la COVID-19, que implicó medidas de confinamiento entre marzo y abril, que fueron parcialmente compensadas por la reapertura de una parte de la actividad en algunas regiones del país en mayo y junio”.

A menos de 100 días de las elecciones presidenciales, Donald Trump sigue sosteniendo la tesis de una recuperación acelerada en los últimos trimestres, pero el avance del virus y de los casos en las últimas semanas parecen apuntar en otra dirección.

Su rival, Joe Biden criticó en un comunicado que la profundidad de esta devastación “no es un acto de Dios”, y señaló que es un fracaso del “liderazgo presidencial”.

“Si el presidente Trump hubiera tomado una acción inmediata y decisiva, decenas de miles de vidas y millones de empleos nunca se hubiesen perdido”, afirmó el exvicepresidente.

Estas cifras publicadas el jueves muestran el crecimiento anualizado por lo que no son comparables con los indicadores que usan otras economías avanzadas, que comparan un trimestre con el mismo periodo del año anterior.

También podría gustarte