A un paso de ser ley la reforma para avalar sesiones virtuales en el Congreso

28

En medio de una ardua discusión y hasta de impase por un micrófono abierto, se votó en tercer debate, en la Comisión I del Senado, el proyecto de ley que reglamenta las sesiones virtuales y sus respectivas votaciones al Congreso de la República, quedando tan sólo a la espera de la plenaria del Senado de la República.

Fueron dos los temas de mayor discusión, uno que en los momentos en que se use el mecanismo de sesiones digitales no se puedan reformar los acuerdos de paz con las Farc, y el otro que los congresistas cuando usen la virtualidad no tienen derecho a cobrar los gastos de representación que están en su salario.

En el primer tema, los acuerdos de paz, la senadora uribista Paloma Valencia fue quien más se opuso a que se impusiera esa condición, “quiero dejar constancia que el Centro Democrático demandará esta norma y esto es aprobado, porque evidentemente las mayorías no pueden restringir las posibilidades de acción de quienes son minorías políticas. Esto es un atropello contra el Estado de derecho y contra millones de colombianos que están representados en el Centro Democrático y que se les excluye de manera arbitraria, lo cual es nefasto para la democracia”.

Aunque el tema se aprobó, será la plenaria, en dos semanas, en donde se dará la discusión final porque además fue incluido en su trámite en el Senado y no en su paso por la Cámara.

El otro tema que también generó una amplia discusión fue el referente a la propuesta para que los senadores y representantes mientras que estén sesionando con la virtualidad no cobren los gastos de representación a los que tienen derecho.

Entre quienes defendían la propuesta estuvo el senador del Polo Democrático, Alexander López, quien sostuvo que “como se está acabando con la presencialidad, no tiene sentido que a los congresistas les paguen gastos de representación, si todos se van a quedar en sus casas, pues para que necesitan gastos de representación”.

La iniciativa no tuvo apoyo, por varias consideraciones, entre ellas la que hizo el presidente de la Comisión Primera, Miguel Ángel Pinto, quien recordó que el salario de los congresistas está fijado por Constitución, al igual que el de otros altos funcionarios del Estado y por una ley no se puede cambiar.

Y fue precisamente este tema del salario el cual llevó a que la senadora de la Alianza Verde, Angélica Lozano, cometiera un impase al no darse cuenta que tenía abierto su micrófono y expresó algunos madrazos contra el también senador Gustavo Bolívar, quien aseguró desde sus redes que por la falta del voto de Lozano se hundió la propuesta.

En plena transmisión de la sesión se le escuchó decir: “No marica, qué amargura, qué amargura. ¿Viste lo que puso Bolívar, de que ella se retiró? Hijueputa, lee los comentarios que me hacen. Con estos hijueputas no se puede hacer nada. ¡Qué mierda¡”.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte