Seguir como vamos, ¿es justo? 

52

No es necesario devanarse los sesos para saber que estamos estancados como departamento, y considero que se debe lo cuál a la incapacidad de ponernos de acuerdo sobre lo importante, lo fundamental, lo que vale la pena para avanzar. Y no es que no podamos disentir ni oponernos a lo que consideramos no está bien. Lo que sí es reprochable, es la mezquindad, ruindad, vileza y afán de destruir los asuntos real y verdaderamente esenciales que no permiten que progresemos; de ahí la importancia de ponernos de acuerdo, articular, estructurar, establecer metas, planes, proyectos, programas, propósitos y objetivos comunes que faciliten los avances en todas las áreas y direcciones que requerimos.

Velar por una educación integral, a la que se refería el Libertador Simón Bolívar, con la frase, entre otras muchas a este tenor, que “Las naciones marchan hacia su grandeza al mismo paso que avanza su educación”; y de la que el filósofo griego Platón, refería que “La educación es el proceso que permite al hombre tomar conciencia de la existencia de otra realidad”. Apuntan estos asertos a la necesidad, imperiosa por demás, de contar con ciudadanos calificados, con pensamiento crítico, decentes, en dirección a una sana convivencia, sólido desarrollo social y humano, y a un importante crecimiento económico, en lo que importa robustecer valores y competencias de todo orden y a todo nivel.

En lo económico, apartar lo ineficiente, afianzar productividad, competitividad y ventajas, observar una limpia cultura impositiva, adentrarnos con firmeza en el sector exportador con grandes proyectos agroindustriales, apoyar la micro, pequeña, mediana empresa y robustecer la infraestructura, lo que en conjunto nos da ventajas y favorece el crecimiento económico, más cuando sabemos que somos, como demostrado está a través de la historia, un departamento de trabajo, que requiere de apenas apalancamientos para potenciar sus fortalezas.

La infraestructura, nos es fundamental, y además de las que impone la modernidad, so pena de quedar rezagados estúpidamente, buenos y mejores son los esfuerzos que toca hacer en distintos campos, aeropuertos, inversiones, alianzas público-privadas, reactivar las líneas ferroviarias para una superior interconexión con los municipios en aras de hacer crecer comercio y turismo, excelente fuente de ingreso este y escenario que requiere de una grande atención por parte de los gobiernos departamental y municipales. Regular el transporte público.

La seguridad como valor fundante, debe ser atendida en oportunidad camino a recuperar la confianza institucional, fortalecer los mecanismos que la garanticen, mejorar la aplicación de la tecnología a las operaciones de prevención y control en lo que no debería haber discusión alguna. Y qué decir del medioambiente, de sus recursos finitos, de los pronósticos que no le dan mayor esperanza de vida al planeta tierra, de los incontables asuntos que conspiran en su contra y constituyen uno de los grandes problemas del mundo ? En ello importan acuerdos, políticas públicas adecuadas y tecnología. Tenemos que proteger los parques naturales, las fuentes hídricas, los páramos, adelantar programas de energía nuclear e ingeniería agroindustrial, implementar políticas para adoptar e incentivar energías renovables, afianzar la economía circular, cuidar el agua al extremo, invertir en ciencia y tecnología. La oportunidad de desarrollarnos como debe y tiene ser depende de nosotros, razón para que aportemos desde nuestro ser, hacer y quehacer, a efecto de avanzar y generar más y mejores oportunidades. [email protected]

También podría gustarte