Novomatic Gaminator Juegos Online

Santa Marta, la capital del desempleo juvenil 

1.334

Han sido más de cuatro meses desde que la pandemia se instaló en la ciudad de Santa Marta y se ha encargado de cambiarnos la vida. 

Si bien para los samarios la mayor preocupación es la salud, también causa angustia el modo en que la pandemia está afectado la situación laboral en un porcentaje considerable de la población, especialmente en la población juvenil, que, ya era un problema complejo en la región.

Frente a esta situación, WorkUniversity, la primera y más grande plataforma de empleo juvenil del país, que aplica inteligencia artificial y analítica de datos, para que los estudiantes universitarios, de programas técnicos y tecnológicos encuentren su primer trabajo formal y así continúen sus estudios, revela un preocupante informe que evidencia el panorama actual del desempleo juvenil en el Magdalena y Santa Marta, y cómo se ha impactado este indicador por la pandemia del coronavirus.

De acuerdo al Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, la tasa de desempleo juvenil en Santa Marta por primera vez en la historia, llegó al 37.4% 6.1 puntos porcentuales por encima de la que se registró en el trimestre comprendido febrero y  abril del presente año y 15.8 puntos porcentuales más alta de la que se presentó en el mismo periodo del año anterior. Igualmente preocupa la informalidad en el departamento.

Según indicadores oficiales, actualmente está alcanza el 86% de la población económica activa en el Magdalena. Más cifras que revela WorkUniversity, una Startup que cuenta con 22.000 usuarios activos solo en Santa Marta cerca de 1.200 jóvenes y por medio de la cual más de 3.000 estudiantes de todo el país han conseguido su primer empleo formal, confirman que las ofertas de trabajo para este grupo de la población, entre los 14 y 28 años,  desde abril, mes en el que se comenzó a resentir la economía por la Covid–19, presentaron una disminución promedio del 50%.

 “En abril, las ofertas de nuevas oportunidades laborales para los jóvenes samarios cayeron un 40%; en mayo, 90%; pero en junio, a raíz de la apertura económica gradual y controlada, se fue activando el mercado y los anuncios de empleo solo presentaron una reducción del 20%”, afirmó Sebastián Obregón, fundador y director de WorkUniversity. Otros indicadores revelan que, a raíz de la emergencia económica, el número de jóvenes samarios que buscaron trabajo disminuyó entre 4,9%, 3% y 1,3% en los meses de abril, mayo y junio, respectivamente.

 “Estos indicadores reflejan el ambiente de incertidumbre que ha impactado el estado anímico de esta población con el inicio de la cuarentena estricta y que permeó al sector empresarial generando cierre de empresas y cancelación de contratos”, explica Obregón.

MERCADO LABORAL 

Así se mueve hoy el mercado laboral de los jóvenes El informe revela que la pandemia ha generado un aumento del 20% en las ofertas relacionadas con el área de desarrollo tecnológico, especialmente en la digitalización de procesos en las empresas, junto con la creación y actualización de páginas Web, lo que confirma el interés de las organizaciones de apostarle al marketing digital, el comercio electrónico y a la transformación digital.

Actualmente, la demanda de talento joven también se inclina por encontrar diseñadores gráficos, asesores comerciales y asistentes de mercadeo, todas funciones relacionadas con las áreas de ventas que, de acuerdo a las nuevas realidades que ha generado la Covid–19, les exige a las unidades productivas reinventarse, mejorar en tecnología y diseñar nuevas estrategias comerciales.

Otros cargos frecuentes son los auxiliares contables y los relacionados con el servicio al cliente, que hoy tienen una demanda constante y son de gran importancia para mantener a las empresas en orden con todos los temas financieros, administrativos y de soporte.

Según WorkUniversity, el rango salarial promedio que se está ofertando en estos trabajos a los jóvenes, se mueve entre un Salario Mínimo Mensual Legal Vigente (SMMLV) y los $2.200.000. De acuerdo al Dane, los sectores que más han habilitado vacantes para esta población durante la pandemia, son servicios y tecnología.

El primero, ha tenido una afectación superior al 35% a raíz de la crisis económica que enfrenta el país, especialmente lo que concierne a hoteles, restaurantes, comercio y entretenimiento; mientras el segundo, ha mantenido una buena dinámica, presentando un crecimiento promedio del 3%, debido a las ventas de equipos de cómputo, celulares y demás dispositivos móviles.

En cuanto a las actividades económicas que más han promovido el empleo juvenil, se destacan el comercio y la reparación de vehículos, que han generado el 19,3% de estos puestos de trabajo; seguido por la agricultura, ganadería, pesca, caza y silvicultura, 16,9%; y finalmente, las industrias manufactureras, 11,3%.

Para tener en cuenta, pese a que el comercio y la reparación de vehículos es la rama de la actividad económica que más empleabilidad genera en los jóvenes, también fue la que más restó su ocupación desde abril, con una disminución de 4,3 puntos porcentuales, lo que explica el crecimiento de la tasa de desempleo juvenil que, en el trimestre móvil marzo–mayo, pasó de 18,1% en 2019 a 26,6% en 2020 a nivel nacional.

El informe advierte que, si bien se siguen registrando ofertas para el área administrativa, preocupa la disminución de hasta un 30% en la publicación de anuncios para aprendices Sena y practicantes profesionales.

LO DE DICEN LAS AUTORIDADES DEL MAGDALENA 

La Gobernación está trabajando por el acceso gratuito a la educación pública superior como uno de los ejes de la superación de la pobreza y la recuperación económica post pandemia.

En el Plan Departamental de Desarrollo “Magdalena Renace”, las autoridades departamentales se fijaron la meta de incluir a 50 mil jóvenes a la universidad pública y se propone una estrategia de inclusión, acceso a nuevas tecnologías, emprendimiento y estímulos a través de los “Centros Cambia”, los cuales buscan potenciar la producción agrícola y agroindustrial a partir de una política de recuperación del campo con invocación tecnológica y energías limpias, adecuar el turismo a las nuevas circunstancias de la crisis sanitaria –priorizando el turismo de salud y naturaleza– y promocionar la cultura y el arte como espacio de recuperación.

Por medio de estas acciones, no solo se busca proteger los empleos vigentes, sino reactivar la economía de la región, con el fin de promover especialmente la empleabilidad juvenil.

LAS RECOMENDACIONES  

Las cifras de informalidad tanto en la ciudad de Santa Marta como en el departamento del Magdalena son preocupantes y es una de las más altas del país. De acuerdo con Daniel Moreno, analista senior de WorkUniversity y coautor del informe de desempleo juvenil, esta situación acarrea sueldos no muy bien remunerados, condiciones salariales y de beneficios sociales que no se cumplen.

“Claramente este desempleo trae un detrimento en la calidad de vida de los samarios y magdalenenses. Cuando una ciudad o una región carecen de la oportunidad de generar nuevos empleos la calidad de vida en general se reduce, igualmente el turismo que es el sector que en los últimos años ha presentado un crecimiento exponencial va a sufrir un retroceso desafortunadamente, ya vemos que hay empresas que no han podido sobrevivir a este periodo tan largo de restricciones, pero la recomendación es que vuelvan a buscar empleo”, indicó el analista senior de WorkUniversity.

Asimismo, Moreno precisó que si bien se entiende que en la coyuntura actual que atraviesa Santa Marta no es fácil para las autoridades abril nuevas oportunidades de empleo y la reactivación de la economía, es algo que definitivamente se tiene que hacer.

“Hay que buscar el mecanismo, las formas de poder evaluar e implementar pilotos que permitan ir abriendo las economías y sobre todo, en este caso particular de Santa Marta aquellos que están enlazados al tema turístico, esa es nuestra recomendación hacerlo con mucha responsabilidad por parte de las autoridades, pero también entendiendo que es necesario que las personas puedan volver a trabajar y que las economías de la región puedan reactivarse nuevamente”, concluyó Daniel Moreno, analista senior de WorkUniversity y coautor del informe de desempleo juvenil.

También podría gustarte