En la zona de Curinca comunidad denuncia  ‘fiestas clandestinas’  

2.496

Multitudinarias reuniones clandestinas se organizan en el sector y muchas terminan en pelea con piedras y cuchillos. Además, no usan los protocolos de bioseguridad.  

En Santa Marta a pesar de las medidas de toque de queda, decenas de ciudadanos siguen infringiendo las normas realizando fiestas clandestinas, con grandes aglomeraciones y con consumo de licor.

Diversos registros dan cuenta de violentas peleas en zonas comunes del barrio Curinca en el sur de Santa Marta, donde además vecinos denuncian ruidos molestos debido a las constantes fiestas que se registran durante el toque de queda.

Además de ello han denunciado, que los jóvenes que organizan las ‘fiestas clandestinas’, terminan agrediéndose físicamente generando escándalos e inseguridad en la comunidad, y en su mayoría son menores de edad.

Nancy Soto, es una de las residentes del barrio Curinca, que, así como ella, la comunidad en general, temen la llegada del fin de semana por las llamadas fiestas clandestinas en medio del confinamiento por el Covid-19. Multitudinarias reuniones clandestinas se organizan en el sector y muchas terminan en pelea con piedras y cuchillos.

“Por estos días se ha vuelto recurrente escuchar música a todo volumen, ya estamos cansados. Mientras muchos vecinos nos estamos cuidando del virus, otros quieren traerlo al barrio, pedimos mayores garantías a las autoridades para poder convivir tranquilos”, aseguró Soto a diferentes medios y portales de la ciudad.

Otra preocupación de los vecinos es que quienes se reúnen en las famosas fiestas, tampoco están usando tapabocas.

Así lo describió Carolina Ortega, otra residente del sector “Cuando termina la fiesta salen por ahí caminando y van fumando, tomando cervezas y no usan el tapaboca, así se pude propagar el virus”.

Mientras que Alfredo Varela, es consiente que la policía llega al sector, pero con algo de retraso por andar prestar sus servicios en otros barrios. “hay muchos sectores donde los policías tienen que prestar el servicio, y cuando quieren llegar acá a intervenir, ya se ha pasado la pelea. Debemos de concientizarnos y poner el ejemplo en esta pandemia”.

Los residentes del sector aseguran que normalmente a tempranas horas de la mañana, se logran observar botellas de alcohol tiradas en algunas las calles, lo que evidencia el terrible desorden que se desata.

 “Por lo general esas fiestas terminan en pelea, en algunas ocasiones con piedras y cuchillos en la mañana nos toca recoger todo el desorden que dejan”, explicó Carlos Charris, vecino del barrio Curinca.

La comunidad hace un llamado a las autoridades del Distrito para que se le ponga freno a la situación y se aumenten los controles de la Policía en el sector con el fin de que estas personas sean sancionadas.

ACTOS DE INDISCIPLINA SOCIAL   

La Alcaldesa de Santa Marta Virna Johnson, hizo un enérgico llamado de atención   a quienes hacen caso omiso a los decretos emitidos por el Gobierno Distrital para contrarrestar y disminuir el contagio de la pandemia por el Covid-19.

La mandataria, recordó que en nuestras manos está la salud de la familia, de los vecinos y de todas las personas que habitamos en Santa Marta, al tiempo que reprochó la actitud de quienes incurren en actos de desobediencia, que ponen en riesgo su salud y la de quienes los rodean.

 “Sí no se cuidan es imposible que podamos entre todos, salir adelante de esta crisis, de esta pandemia. La clave está en el auto cuidado necesario para que salgamos adelante juntos”; concluyó la alcaldesa.

Por su parte, la Secretaria de Seguridad, Sandra Vallejos, manifestó que durante las caravanas de seguridad que se realizan en Santa Marta, “con sorpresa encontramos personas en celebraciones y fiestas en diferentes puntos de la ciudad, sin guardar el distanciamiento y sin portar elementos de bioseguridad, violando decretos para la contención del Covid-19”.

PLANES DE SEGURIDAD 

La Alcaldía de Santa Marta inició un proceso de transformación de los planes de seguridad integral, en cumplimiento de las políticas del gobierno distrital de Virna Johnson, para intervenir puntos críticos de la ciudad.

En este sentido, se inició con el cumplimiento de un  proceso de tipo administrativo-policivo para contrarrestar y eliminar los hitos de inseguridad, que han sido denunciados por los ciudadanos frente a diferentes contextos: Seguridad, equidad y promoción y ambiental.

En esta política participan la Secretaría de Gobierno, la Secretaría de Promoción Social, la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la Secretaría de Salud y la Policía Nacional para la intervención de puntos críticos.

En la jornada se efectuó la primera caracterización e individualización de las personas que se encuentran en el predio ubicado en la avenida del Ferrocarril con carrera séptima de Santa Marta, en condición de habitantes de calle.

En la actividad se estableció el estado de salud de estas personas y se procederá con la Registraduría Nacional para establecer la identidad de cada uno de ellos.

Con el inspector de Policía de la Estación Norte, se procede administrativamente a establecer el propietario del mencionado predio y por qué su estado de abandono, ocupado actualmente  para el consumo y venta de drogas.

Al propietario del local, se le conminará a recuperarlo físicamente y que haga encierro total. Si la situación persiste, la Alcaldía determinará su posible expropiación y demolición para que no se siga convirtiendo en un lugar de venta y consumo de drogas.

Con esta tarea se puede demostrar que en Santa Marta, se puede derrumbar el hito de inseguridad e ir en contra de la economía ilegal que afecta a la sociedad.

También podría gustarte