En Santa Marta murió policía al que le dio covid

2.039

La Policía Metropolitana de Santa Marta se encuentra de luto tras la pérdida de uno de sus uniformados. Se trata del patrullero Joaquín Peña Murcia, quien pese a no tener un diagnóstico confirmado se especula que su muerte habría sido producto del Covid-19. 

Según versiones extraoficiales el patrullero de 31 años, al parecer nacido en Huila y quien desde hace varios años laboraba en esta ciudad de la Costa Norte de Colombia. El hombre habría sido ingresado a un centro asistencial el pasado 21 de julio con problemas respiratorios y fiebre altas.

Se conoció que en la mañana de ayer ocurrió su deceso tras complicaciones de salud. Mensaje de condolencia y fortaleza para sus familias y amigos no se hicieron esperar a través de las redes sociales.

Asimismo, según fuentes el dictamen médico que se dio luego por su fallecimiento fue por síntomas asociados al Covid-19, sin embargo, los resultados de las pruebas diagnósticas no han llegado, por lo que esto no está comprobado.

EN MARCHA PROTOCOLOS

El coronel de la Policía Metropolitana, Óscar Solarte precisó en pasadas entrevistas que en articulación con la Seccional de Sanidad se han destinado lugares especiales para el aislamiento de los uniformados, asimismo, se han tomado medida de teletrabajo con el personal administrativo y logístico, esto para evitar aglomeraciones en las instalaciones del comando.

 “A nuestro personal no uniformado le hemos dado un horario diferencial para evitar que haya aglomeración es obligatoria la desinfección de los armamentos, de los radios, de tal manera que lo que buscamos es precisamente evitar que nuestros policías se contagie, porque cualquiera de nosotros podría contagiarse y teniendo en cuenta que nuestro servicio es obligatorio y permanente, no se puede suspender, pero si hay un punto de inflexión importante en el cual nos pueden ayudar la misma ciudadanía y es en el de cumplir con las medidas y los protocolos”, dio a conocer el comandante de la Metropolitana de Santa Marta.

Aseguró que en la medida en que las personas y la ciudadanía cumplan con los protocolos ayudará a preservar la salud y la vida de los uniformados, quienes son los encargados finalmente de velar por la seguridad de todos y cada uno de los samarios.

 “(…) Es una situación compleja especialmente los fines de semana cuando miles de personas son encontradas de partiendo en la terraza de su casa, en las afueras y en las calles de manera inconsciente. Hemos encontrado fincas donde se han organizado fiestas y se encuentra uno más de 50 personas y ninguno de estos con tapaboca, hemos encontrado billares funcionando a puertas cerradas y hemos encontrado casas en cuyos patios o habitaciones han sido acondicionados como centros de consumo de bebidas embriagantes o como si fuera un establecimiento nocturno, de tal manera que todo lo que se haga en contra de los reglamentos expedidas afecta no solamente a la persona particular que no cumple, sino que afecta también a los servidores públicos que tenemos la obligación de hacer cumplir la norma”, concluyó Solarte.

También podría gustarte