Unidad de Víctimas entregó más de dos mil mercados  

179

La Unidad para las Víctimas en el departamento del Magdalena realizó la primera entrega de 2.135 kits alimenticios a víctimas del conflicto armado, destinados a 29 municipios del departamento y al distrito de Santa Marta, con el fin de mejorar las condiciones de vida de la población víctima en medio del aislamiento social. 

Los primeros beneficiados con los kits fueron los municipios de Aracataca, Fundación, El Retén, Algarrobo, Ariguaní, Sábanas de San Ángel y en la ciudad de Santa Marta.

Y en semana se tienen previsto entregar en los municipios de Chibolo, El Banco, Plato, Remolino, El Piñón, Pivijay, San Sebastián de Buenavista y demás municipios del departamento.

Según indicó Jair Diazgranados, director de la Unidad para las Víctimas en el Magdalena, “hoy nos encontramos en el distrito de Santa Marta haciendo la entrega 145 kits alimentarios teniendo en cuenta esta ayuda de gran valor por parte del Gobierno Nacional y la Unidad para las Víctimas ante la difícil situación por la emergencia sanitaria; estos alimentos beneficiarán a víctimas del conflicto armado en todo el departamento”.

La jornada en Santa Marta se realizó con el acompañamiento de la personería distrital, bajo todos los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio del Covid-19.

ESTRATEGIA ‘TEJIÉNDONOS’ EN ARACATACA 

En el municipio de Aracataca, con la comunidad de Río Piedra, la Unidad para las Víctimas territorial Magdalena implementa la estrategia ‘Tejiéndonos’, mediante una capacitación a la comunidad con duración de seis horas, en el marco del acompañamiento psicosocial.

Jair Diazgranados, director territorial en Magdalena, afirmó que la Unidad para las Víctimas, a pesar de la emergencia sanitaria por la Covid-19, no ha parado sus acciones en pro del restablecimiento de los derechos de las víctimas, brindando herramientas a la comunidad que le permitan participar de escenarios de toma de decisiones y que contribuyan al fortalecimiento del tejido social.

Con la referida estrategia, la Unidad para las Víctimas fomenta acciones para el fortalecimiento del tejido social y la generación de lazos de confianza entre las comunidades víctimas de desplazamiento forzado y las comunidades receptoras, en el marco de los procesos de retorno y reubicación e integración local.

Esta metodología se extenderá durante seis meses, permitiendo a la comunidad que después de esta iniciativa, los líderes generen acciones autónomas a favor de la comunidad.

En este acompañamiento participaron 21 víctimas de desplazamiento forzado, con los protocolos de bioseguridad, como las desinfecciones del espacio donde se realizó la capacitación.

También podría gustarte