Preocupa el aumento del consumo de drogas en Colombia:: Minjusticia 

11

El consumo de sustancias psicoactivas continúa ganando terreno en el país, al punto que más de 2,3 millones de colombianos entre los 12 y 65 años las han consumido en algún momento de sus vidas.

Y en el caso de la marihuana, su consumo en Colombia sigue la tendencia mundial de crecimiento entre consumidores. El uso reciente o en el último año fue declarado por el 2,7% de los encuestados, que equivale a 637.000 personas.

Estos son solo dos de las conclusiones de la Encuesta Nacional de Consumo de Sustancias Psicoactivas que reveló la ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello, en el que se muestra el panorama del consumo de drogas en el país con corte a 2019.

La funcionaria, no obstante, dijo en su presentación virtual que “la magnitud de la problemática solo se conocerá al comparar estos resultados con los del estudio que se dará a conocer en septiembre” que elabora el Observatorio de Drogas de Colombia en coordinación con el Ministerio de Salud y Protección Social y las autoridades del sector.

La Encuesta de 2019 presenta una cobertura operativa del 100%, con 49.756 encuestas representativas para más de 23 millones de personas.

 “Por lo mismo, a diferencia de ejercicios anteriores, el documento aportará estimaciones para todos y cada uno de los departamentos del país, lo cual garantizará información actualizada, confiable y de calidad para el direccionamiento de la política pública y demás acciones encaminadas a la reducción de la demanda de drogas”, dijo la Ministra.

Algunos de los resultados del estudio muestran que:

– Se estima que alrededor de 2,3 millones de personas (9,7% de la población entre los 12 y 65 años) han consumido sustancias ilícitas en algún momento de su vida. A su vez, hay más hombres que mujeres que dicen haberlo hecho.

– La marihuana continúa siendo la sustancia ilícita de mayor consumo en Colombia. El uso reciente o durante el último año de dicha sustancia fue declarado por el 2,7% de los encuestados, que equivale a 637.000 personas.

– Risaralda, Quindío, Caldas, Antioquia y Bogotá presentan prevalencias de uso reciente de marihuana superiores a las del promedio nacional. Esto confirma los indicadores de estudios anteriores.

– La cocaína es la segunda sustancia ilícita de mayor consumo en el país. Se estima que 136.000 personas entre los 12 y 65 años -el 0,6% de los encuestados- la consumieron en el último año.

– Frente a las sustancias legales, 9,8% de los encuestados declaró consumo actual o de tabaco durante el último mes. Este porcentaje equivale a cerca de 2,3 millones de personas.

– Se confirman las nuevas tendencias de patrones para fumar: 5% de los encuestados refirió haber fumado cigarrillos electrónicos o vaporizadores con nicotina alguna vez en la vida.

– El 30,1% de los encuestados -aproximadamente 7,1 millones- consume actualmente bebidas alcohólicas. En términos de edad, llama la atención que el 12,1% de los adolescentes reportó consumo en los últimos 30 días. Este dato debe ponerse en perspectiva, considerando que la venta de este tipo de bebidas está prohibida para menores de 18 años.

La ministra Cabello destacó que “estos resultados confirman la existencia de una problemática en el consumo de drogas en Colombia que afecta la salud, el bienestar y el desarrollo de capacidades de los ciudadanos”, por lo que reducir el consumo local ocupa un lugar central en “Ruta Futuro”, política integral del Gobierno nacional para enfrentar dicho problema.

Cabello agregó que en respuesta a esta situación, acudiendo a la articulación interinstitucional y a la cooperación internacional, su despacho viene priorizando esfuerzos y capacidades para promover las acciones de prevención, atención y reducción de riesgos y daños.

 “Esto con programas como Familias Fuertes -para la prevención del consumo- y de Seguimiento judicial al tratamiento de drogas en el Sistema de Responsabilidad Penal de Adolescentes. Así mismo, con el desarrollo de estrategias integrales en el entorno escolar, en universidades y en comunidades”, explicó.

Y concluyó que “es apremiante” afianzar el compromiso institucional para contrarrestar el consumo de drogas y lograr que niños, niñas, adolescentes y jóvenes “puedan vivir en una Colombia con legalidad, emprendimiento y equidad para todos”.

También podría gustarte