Tres mujeres entre los 140 infectados Covid-19  en cárcel de Santa Marta 

552

Las alarmas se encendieron por el aumento de casos positivos para el virus SAR-CoV-2, que causa la enfermedad del Covid-19, al interior del centro penitenciario ‘Rodrigo de Bastidas’ de la ciudad de Santa Marta. Según datos entregados por la Personería Distrital, a la fecha son  un total de 140 los infectados. 

“El dato que yo tengo y que me fue entregado ayer por el director de la la cárcel ‘Rodrigo de Bastidas’, es que hay 140 infectados, sin embargo, al parecer hay muchos más”, indicó el personero Distrital, Edward Orozco.

TAMBIÉN PUEDE LEER: Reclusos con Covid-19 tendrán que recibir atención médica

Asimismo, el funcionario informó que el virus ya llegó hasta el pasillo en donde se encuentran recluidas las mujeres y de acuerdo con declaraciones entregadas por Orozco ya son tres las reclusas afectadas por este mortal virus.

Frente a esta situación, el personero del Distrito de Santa Marta señaló que, con el objetivo de tener claridad sobre el tema, el día de hoy en horas de la tarde se estará llevando a cabo una reunión en conjunto con la Defensoría del Pueblo; Secretaría de Salud Distrital, en la que se estará informando sobre el número de positivos y  de pruebas que se han realizado hasta la fecha.

Es válido precisar que, el centro carcelario ‘Rodrigo de Bastidas’ tiene una capacidad para  albergar a tan solo 330 reclusos, no obstante, actualmente el número de personas privadas de la libertad que hay en ese lugar supera los 1.300, es decir, presenta un hacinamiento que supera el 390 por ciento.

Y es precisamente este hacinamiento el que representa un factor de riesgo, sobre todo para algunos internos adultos mayores y con comorbilidades tales como hipertensión, diabetes, tuberculosis, VIH y obesidad. Puesto que, predispone un escenario propicio para  que el contagio del Covid-19 se expanda de manera más rápida y acelerada.

Este hacinamiento mantiene preocupado al personero distrital, Edwar Orozco, quien manifestó que fue admitida por el Juzgado Segundo de Familia en esta capital una tutela instaurada para reivindicar los derechos fundamentales a la salud, la viuda y la dignidad humana de la población privada de la libertad en el centro penitenciario ‘Rodrigo de Bastidas’ de Santa Marta, quienes desde que iniciaron los primeros casos se quejaban de no tener atención médica inmediata y condiciones adecuadas de aislamiento.

Por lo que, entre los aspectos exigidos por la Personería Distrital mediante la acción de tutela, se encuentra que, “el aislamiento debe llevarse a cabo en habitaciones individuales con condiciones sanitarias favorables, bien ventadas, haciendo intercambios de aire de manera natural, realizando la apertura periódica de ventanas. Conjuntamente con la entidad responsable de administrar los recursos del Fondo Nacional de Salud, se garantizará el cumplimiento de unas buenas condiciones de aislamiento (…)”.

Asimismo, de acuerdo con las medidas provisionales, se realizarán pruebas para detectar Covid-19 de forma masiva y de esta manera las autoridades a cargo deberán tomar las acciones a que haya lugar para garantizar la salud de la población carcelaria.

También podría gustarte