Apuesta por mitigación del Cambio climático en la ‘Sierra’

122

Los pueblos indígenas de mayor población de la Sierra Nevada de Santa Marta, los Arhuacos y los Kogui, unieron fuerzas con el Programa Conexión Jaguar de ISA y sus aliados técnicos South Pole y Panthera, para desarrollar proyectos de conservación REDD+ (Reducción de Emisiones derivadas de la Deforestación y la Degradación de los bosques) en su territorio.

Esta iniciativa busca frenar la deforestación en áreas amenazadas, con el fin de contribuir a la conservación de la biodiversidad y a la mitigación del cambio climático, mediante la protección de 614.043 hectáreas de bosque.

La Sierra Nevada de Santa Marta es conocida por ambos pueblos como ‘el corazón del mundo’. Un territorio considerado sagrado y donde se presenta la totalidad de los pisos térmicos (desde bosques tropicales al nivel del mar hasta los glaciares y picos nevados de mayor altura en Colombia), lo que genera una alta riqueza en biodiversidad, por ejemplo: es el hogar de más del 35% de las especies de aves en el país. Debido a esto, su necesidad de conservación es primordial, pues actualmente se encuentra en estado de amenaza a causa de los incendios provocados por las personas, el avance desmedido de las fronteras agrícolas y los cultivos ilícitos, entre otras razones.

María Adelaida Correa, directora de Sostenibilidad del Grupo ISA, indicó, “tenemos un propósito compartido entre el Programa y los pueblos indígenas frente a la conservación del territorio del jaguar, que para ellos es sagrado. Por eso, nos ocupamos de crear valor sostenible promoviendo iniciativas que generen un impacto ambiental y social positivo, mediante la gestión de nuestra Estrategia ISA2030, al mismo tiempo que establecemos relaciones de confianza con las comunidades en nuestras zonas de influencia”.

Se espera, que aproximadamente en un año y medio, estos proyectos se encuentren certificados bajo estándares internacionales y generen ingresos para las comunidades a partir de la emisión y venta de sus créditos en el mercado de carbono. Luego de esto, se continuarán realizando las actividades de conservación de la biodiversidad y de mitigación del cambio climático, además de la conservación de la cultura ancestral de los pueblos indígenas. Ambos proyectos pueden tener una vigencia de hasta 30 años.

PROYECTO CON EL PUEBLO ARHUACO

Las aproximaciones iniciales del proyecto estiman la protección de 206.043 hectáreas en el departamento del Cesar, que, durante sus 10 años de vinculación inicial al programa Conexión Jaguar, generarán una reducción estimada de 450.000 toneladas de CO2. Es importante señalar que el desarrollo del proyecto de conservación hace parte de una de una de las 17 iniciativas contempladas en el ‘Plan de Conectividad ‘ desarrollado entre ISA, los líderes arhuacos y la asesoría de la Fundación Herencia Ambiental Caribe.

Se trata de un portafolio de proyectos que ellos pueden administrar y gestionar a futuro con los diferentes actores (otras empresas, Gobierno, ONGs, etc.) que confluyen en su territorio para temas de etnoeducación, convivencia humano-felino y conservación de los bosques, necesidades apremiantes de este pueblo indígena y en las que las filiales de ISA, Intercolombia y Transelca, ya se encuentran trabajando con ellos. El buen relacionamiento de ISA con esta comunidad se debe a más de 16 años construyendo una relación basada en el respeto y la confianza.

Desde el año 2003, ISA estableció vínculos con los arhuacos como interlocutores para desarrollar un proceso de participación efectiva en la gestión ambiental y social de la construcción de la línea de transmisión Bolívar-El Copey-Ocaña-Primavera de 500 kV.

PROYECTO CON EL PUEBLO KOGUI

Por su parte, las aproximaciones iniciales del proyecto de carbono con los Kogui estiman una protección de 408.000 hectáreas que, durante sus primeros 10 años de vinculación al Programa Conexión Jaguar, generarán una reducción estimada de 2 millones toneladas de CO2.

En el caso de los Kogui, el desarrollo del proyecto proviene de un relacionamiento más reciente, pero igualmente fundamentado en el respeto y la confianza. Luego de los múltiples hitos alcanzados con el pueblo arhuaco, los kogui decidieron sumarse a esta iniciativa de Conexión Jaguar que aporta a la conservación de su territorio ancestral en La Guajira.

También podría gustarte