POT no responde a las necesidades de sectores comerciales del Distrito 

251

Ante una sesión extraordinaria del Concejo Distrital de Santa Marta, las principales asociaciones gremiales de esta ciudad presentaron las inquietudes y propuestas del sector comercial en relación con el Plan de Ordenamiento Territorial, POT 500 años. 

El debate se centró en la propuesta para la modificación de ciertos códigos de la Clasificación Internacional Industrial Uniforme, CIIU, en aras de no causar mayores afectaciones a los sectores comerciales; los cuales han sido duramente golpeados, algunos como el sector turismo y gastronómico, han permanecidos cerrado por alrededor de 5 meses.

De acuerdo con la directora ejecutiva de la Unión Nacional de Comerciantes, Undeco Santa Marta, Rosa Delia Rueda Caicedo, una de las mayores preocupaciones se centra en el modelo de ocupación y determinante del modelo que se explica en los artículos cuarto y quinto.

“Entendemos la importancia de la riqueza ambiental y ancestral característica de nuestro territorio, pero nos inquieta que el modelo de ocupación solo hace referencia a la conservación de los elementos ambientales y a la población indígena, pero no vemos la visión de una gran parte de los habitantes del territorio”, manifestó Rueda Caicedo.

La líder gremial además indicó que dicho modelo de ocupación debe contemplar y armonizar aspectos de protección y conservación del territorio con vocaciones de desarrollo turístico, económico, social y cultural.

Rueda Caicedo señaló que, lo anterior implica que el modelo debe abordar las inquietudes de los ciudadanos para que se genere una identidad y se plasme una visión global. Asimismo, generar políticas correctas que conlleven a una calidad de vida y competitividad, de tal manera que la ciudadanía pueda votar por una herramienta incluyente que les permita construir una mejor ciudad.

 “Esto es base para entender que algunas decisiones que se plasman en este proyecto de acuerdo, que a nuestro parecer no responde a las necesidades actuales de algunos sectores económicos y especialmente en un momento como el que estamos atravesando de crisis económica”, señaló la representante de los microcomerciantes.

LIMITACIÓN DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS 

Bajo el anterior preámbulo, la directora ejecutiva de Undeco Santa Marta, señaló que, existen limitaciones en algunas actividades económicas que afectan de manera directa el desarrollo de la actividad comercial en esta parte del país.

Entre ellas especificó lo estipulado en el artículo 108, en donde se habla de la no permisibilidad de la actividad de expendio de bebidas alcohólicas para el consumo dentro de los establecimientos comerciales.

“Esto nos preocupa en sectores como: Centro Histórico, la plaza de Gaira y Pescaíto, porque esto en la práctica es un grave inconveniente para el sector comercial que ofrece sus servicios tanto a la gente local como a los turistas, quienes conocemos que por razones culturales consumen este tipo de bebidas en los establecimientos. Especialmente es un inconveniente para el sector de las tiendas”, dijo la representante de los pequeños comercios.

A su turno, Paola Narváez, directora ejecutiva de Acodres Magdalena, en concordancia con lo anterior, también precisó que, el POT desconoce la importancia cultural, costumbres samarias y sobre todo el valor del turismo en Santa Marta.

 “Esta norma genera un gran inconveniente para el sector comercial y gastronómico, porque la mayor rentabilidad de los restaurantes son las bebidas alcohólicas, por no decir de las discotecas cuya actividad principal es el expendio de bebidas dentro de sus establecimientos. (…) Estos son servicios turísticos complementarios, en este sentido se limitan las actividades económicas sin ninguna justificación que explique estas decisiones, es decir, que sustenten objetivamente con cifras, datos, indicadores que permitan evidenciar que una actividad económica genera un impacto negativo en esos sectores referidos, que indique el cambio, condicionamiento  o prohibición de estos servicios”, dijo Narváez.

TRASLADO DE LOS ESTABLECIMIENTOS 

Durante su intervención, Rosa Delia Rueda Caicedo fue enfática en señalar que, los regímenes de transición son los que mayor inseguridad jurídica causan en los establecimientos que no cumplen con lo pactado dentro del Plan de Ordenamiento Territorial.

Expuso que, lo contemplado en el artículo 139, por medio del cual se establece que las localizaciones y condiciones para discotecas, bares y tabernas no debe ser superior a 300 metros cuadrados, causaría que los comerciantes que no cumplan con esta norma tendrían que reubicar sus negocios en áreas industriales, lo que significaría un problema para aquellos establecimientos que viven del turismo y que precisamente se ubican en importantes corredores como: El Rodadero, Centro Histórico y Taganga.

 “Un turista llega a Santa Marta a recrearse, a tomar una experiencia en un buen restaurante y a conocer los sectores turísticos tradicionales, es por ello que debemos mirar este tema”, dijo Rueda Caicedo.

En relación con los regímenes de transición, la líder gremial indicó que, otra de las grandes incertidumbres es la disposición por la cual los establecimientos comerciales deberán contar a la fecha de expedición de la norma con licencias de construcción y funcionamiento para continuar operando en los lugares donde actualmente están funcionando; de no contar con lo señalado tendrían entre uno o dos años para su traslado.

 “A nuestro parecer eso es muy grave, generaría unas obligaciones que para muchos comerciantes serán supremamente difíciles de suplir, es decir, tendrían que portar la licencia de construcción previa que les dé derecho al uso, y es importante tener en cuenta que muchos de estos establecimientos tienen más de 30 años y son alquilados. Además, proponer un tiempo tan corto para la reubicación implicaría el cierre y el vencimiento patrimonial de muchas empresas de la ciudad”, declaró la directora ejecutiva de Undeco Santa Marta.

En este sentido, el comercio le planteó a la administración Distrital que aquellos establecimientos que tengan que reubicarse puedan realizar su traslado en un término prudente de ocho años.

NO HAY PROMOCIÓN NI INCENTIVOS PARA EL COMERCIO SAMARIO 

Por su parte, Angélica Silva, directora ejecutiva de la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Santa Marta, declaró que dentro de promoción y localización de iniciativas económicas que estén relacionadas con las nuevas tecnologías, centros de innovación y nuevos emprendimientos, que permitan la atracción de inversión pública y la promoción de la cuidada.

A lo anterior, Silva añadió: “Es necesario generar incentivos para la relocalización de las actividades económicas, especialmente aquellas que se ven más afectadas por los proyectos de renovación urbana. No desconocer que hay unos derechos adquiridos y por ello desde las agremiaciones reiteramos la importancia de la reglamentación de los instrumentos que permitan potencializar aquellos nuevos sectores empresariales de la ciudad”.

La directora ejecutiva de Fenalco Santa Marta recalcó la importancia de garantizar y generar nuevos incentivos los sectores empresariales y comerciales, los cuales se han visto gravemente afectos, puesto que un 20 por ciento de las empresas de Santa Marta han cerrado definitivamente e indefinidamente sus puertas, generando un importante número de desempleo.

También podría gustarte