¡Escucha la Ciénaga! busca motivar la conciencia de la comunidad y entes oficiales

268

La actividad denominada ¡Escucha la Ciénaga! Diálogos para salvar la Ciénaga Grande de Santa Marta, es una iniciativa que a través del desarrollo de talleres ha logrado integrar  en municipios e instalaciones de esta Casa de Estudios a afectados y entidades ambientales. Han sido nueve las citas, en los que se han identificado elementos que conllevan a la  elaboración de una agenda de trabajo que mitigue la crisis.

 

Un grupo de profesores e investigadores de la Alma Mater mediante la iniciativa académica “Escucha la Ciénaga Diálogos para salvar la Ciénaga Grande de Santa Marta”, tomaron la vocería ante Minambiente,  para reunir en un mismo escenario a todos los actores que hacen parte de la problemática ambiental que existe en esta ecorregión.

 

Motivados por la crisis socioambiental que vive actualmente la Ciénaga Grande, investigadores y docentes de la Universidad del Magdalena, liderados por la doctora Sandra Vilardy Quiroga, Decana de la Facultad de Ciencias Básicas, colocaron en marcha un proyecto en el que mujeres, pescadores, productores de palma, ganaderos y jóvenes son atendidos por instituciones ambientales para encontrar soluciones a esta problemática eco sistémica.

La actividad denominada ¡Escucha la Ciénaga! Diálogos para salvar la Ciénaga Grande de Santa Marta, es una iniciativa que a través del desarrollo de talleres ha logrado integrar  en municipios e instalaciones de esta Casa de Estudios a afectados y entidades ambientales. Han sido diez las citas, en los que se han identificado elementos que conllevan a la  elaboración de una agenda de trabajo que mitigue la crisis.

La bióloga marina Sandra Vilardy Quiroga, decana de la Facultad de Ciencias Básicas de la institución, desde su amplia trayectoria investigativa, ha tenido un acercamiento con las afectaciones socio-ambientales que habita esta comunidad. En su criterio, este proyecto “está basado en escuchar al otro, en reconocer nuestro papel en el territorio, la importancia de lo que se hace, y las dificultades que los actores tienen en esta población, pero principalmente, en reconocer que a todos nos une el agua”.

Vilardy agregó que “la Universidad se convierte en un ente principal que puede facilitar el dialogo, generar conocimiento y divulgarlo. Estamos promoviendo soluciones que requiere este territorio tan importante del departamento”.

Diálogos de la Ciénaga, también es apoyado por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Universidad Javeriana y la Universidad del Norte,  logrando de manera conjunta comprometer a entidades públicas que brinden recursos para salvar esta ecorregión.

 

UN MEJOR FUTURO DE LA CGSM

Desde el pasado 31 de Octubre, iniciaron los talleres en torno a la construcción de escenarios a futuro para la CGSM, contando con la participación de mujeres y jóvenes de diferentes municipios aledaños a este hábitat. Aún restan 5 talleres por ejecutarse, entre los que resalta los diálogos con científicos de diferentes zonas del país, organizaciones públicas como la Defensoría del Pueblo, Unidad de Restitución de Tierras, DIMAR, Corpamag, y habitantes de la Ciénaga.

Cabe mencionar que esta iniciativa surgió desde el año pasado, a través de una propuesta interpuesta por la Universidad del Magdalena hacia el Ministerio de Ambiente, con el objeto de liderar un proceso de gobernanza con la problemática de la Ciénaga Grande de Santa Marta.

En los encuentros se destaca un trabajo interdisciplinar de la Alma Mater llevado a cabo por diferentes programas académicos, conformados por el Grupo de Investigación en Sistemas Socio ecológicos para el Bienestar Humano, liderado por la Doctora Sandra Vilardy Quiroga, el Grupo de Análisis en Ciencias Económicas GACE encabezado por los docentes Jaime Morón y Andrea Cardozo, el Grupo de Investigación y Creación Audiovisual a cargo de los profesores Mauricio Arrieta y Patricia Ruiz y el Grupo de Investigación, Educación y Cognición dirigido por la Doctora Carmelina Paba Barbosa.

 

También podría gustarte