Primer paciente de Tasajera dado de alta en Valledupar 

817

POR 
JOSÉ ALEJANDRO 
MARTÍNEZ VEGA 

De a poco, el infierno de aquella mañana del lunes 6 de julio va desapareciendo.  

Aunque en la memoria de los sobrevivientes -como ellos mismos reconocen- será un recuerdo imborrable, una luz de esperanza en medio de tanto dolor se observó ayer en la puerta principal de la Clínica Médicos Alta Complejidad de Valledupar.

En horas de la tarde de este viernes, el centro médico anunció la alta médica del primer paciente quemado proveniente de Tasajera.

Se trata del joven Eder José Franco Pérez, de 24 años, quien salió en medio de aplausos, por parte del personal médico de la clínica, que lo atendió desde el pasado 7 de julio cuando arribó a esta capital, en una ambulancia, debatiéndose entre la vida y la muerte.

 “He pasado por muchas cosas que no había pasado en mi vida, hoy en día me siento lleno de vida porque ya gracias a Dios voy a regresar a mi casa.  Es una experiencia inolvidable, con todos mis amigos fallecidos, todo esto me ha causado un dolor fuerte pero pidiéndole a Dios que me dé mucha fuerza para soportar todo lo que he pasado”, fueron las primeras palabras de Eder José antes de partir a su natal Tasajera.

Eder José es hoy un testimonio de lucha.  A la capital del Cesar llegó, según el reporte médico, con quemadura de vías respiratorias, que lo tuvieron un tiempo entubado y una quemadura de 42 % de superficie corporal.  Incluso, fue uno de los pacientes beneficiados de la donación de piel realizada por medio de la Fundación Linda Guerrero de Bogotá.  Por ello no duda en agradecer a todo el personal médico que lo cuidó.

 “Estoy muy agradecido, se han portado muy bien, en todo el sentido de la palabra. Me sentí muchas veces con dificultad para seguir adelante pero le pido a Dios mucha fuerza.  Los médicos se han portado muy bien conmigo, me dieron fuerzas”, afirma.

Y tiene razón para ser agradecido.  Un mes y ocho días después del hecho que enlutó a todo un pueblo, solo 5 de los 15 quemados que llegaron a Valledupar le han ganado la batalla a la muerte.  Eder José, es uno de ellos.

“Gracias a Dios fui un guerrero que quedé con vida, me siento alegre porque regreso a mi casa, con un poco de quemaduras, pero con vida, gracias a Dios”, puntualizó.

La noticia fue informada por la gerente de la clínica, Patricia Pérez.  “El grupo Médicos está dando de alta al paciente que llegó como víctima del accidente de Tasajera, lo estamos devolviendo a su hogar a un paciente en condiciones de rehabilitación importantes”.

José Ricardo Cárdenas, médico especialista en medicina crítica y terapia intensiva, resaltó el trabajo realizado y reconoció que fue una situación “bastante particular”, pero al final se vieron los resultados “de todo el esfuerzo logrado por todo el equipo”.

 “Fue una situación “bastante particular”, de muchos quemados, una tragedia que se convirtió al final en una esperanza y un signo de recuperación de la mayoría de pacientes que tuvimos, contamos con un apoyo psicológico, emocional, muy importante. Hoy estamos viendo los resultados de todo el esfuerzo logrado por todo el equipo, de la Unidad de Quemados. El apoyo de los familiares fue fundamental para la recuperación integral de los enfermos”, explicó el galeno.

LA TRAGEDIA DEJÓ 45 MUERTOS 

Hasta la fecha esta tragedia ha dejado un total de 45 muertos.  Los decesos en Valledupar se han producido de la siguiente manera: el 8 de julio, Osnaider Álvarez, de 26 años, cuando era trasladado a esta capital; 9 de julio, Deibis José Ayala Niebles, de 24 años y Jesús David Núñez Rodríguez, de 21 años; 11 de julio, Deiner Alberto Samper Miranda y un joven de 17 años; 16 de julio, Jaime de Jesús Carrillo, 26 años; 17 de julio, Luis Fernando Guzmán Sánchez, de 23 años, y el fin de semana pasado, Leonard de Jesús Castro López y Leonardo José Mejía Hernández.

Continúan recuperándose en la capital del Cesar: Wilmer Enrique Garizabal (36), Deivis Manuel Garizabalo Samper (26), Elioned Ayala (33) y Tomás Rodrigo Durán Barrios (32).

La tragedia ocurrió la mañana del 6 de julio luego que un camión cargado de combustible se volcara, en una vía del Magdalena a la altura del corregimiento de Tasajera, municipio de Puebloviejo, y personas se acercaran con el fin de hurtar gasolina.

También podría gustarte