Erosión costera en El Banco acaba con árboles y terraplén 

71

Aterrados y preocupados se encuentran los habitantes de los corregimientos El Cerrito y Mata de Caña, municipio de El Banco, luego de evidenciar el momento exacto en que el río se llevó parte  del terraplén y árboles. Este hecho es producto de la erosión costera que se sigue incrementando en este sector. 

El alarmante hecho que prendió las alarmas en el municipio se registró en las últimas horas, razón por la cual los afectados iniciaron una vigilia permanente en la zona para monitorear y estar atentos a la situación.

DAÑO ANUNCIADO

Más de 700 familias del corregimiento de Mata de Caña en el área de El Banco, se encuentran en peligro por acción de la erosión del río Magdalena, hecho que desde principios de año advertían a las autoridades competentes debido al riesgo que esto genera a toda una comunidad. La situación empeora con el pasar de los días y la desesperanza en sus pobladores es mayor, debido a la burla y falta de responsabilidad de las autoridades, quienes hasta el momento no se han pronunciado.

Ante las circunstancias, los pobladores hacen un llamado al Gobierno y a la Unidad de Gestión del Riesgo para que les ayuden en la emergencia, pero además, para que entre todos encuentren una solución definitiva a esta problemática que tiene en riesgo a miles de familias.

“Ese ruido del río da miedo, somos muchas personas en riesgo, hay niños y adultos mayores, necesitamos ayuda. Pedimos a las autoridades y a los organismos de socorro, una atención inmediata y que no esperen a que pase una tragedia que lamentar”, sostuvo un habitante de la población. Cabe recordar que, por años varias poblaciones del departamento han padecido este fenómeno, que cada vez causa daños mayores.

En reiteradas ocasiones la comunidad desesperada por esta situación, ha bloqueado la vía que comunica al municipio de El Banco con Tamalameque y a su vez con la troncal o ruta del sol, para que las autoridades se den cuenta del peligro constante por la erosión creciente en el sector, pero las manifestaciones poco o nada les han servido teniendo en cuenta que todavía no encuentran una solución a su problema.

Años atrás el invierno ocasionó la creciente del río Magdalena el cual rompió el muro en una longitud de aproximadamente 5 metros, suficiente para causar una emergencia de magnitud. En esta población habitan aproximadamente 200 familias que piden ayuda al gobierno para encontrar una solución definitiva.

También podría gustarte