Plan de Desarrollo del Magdalena contempla ejecutar 72 proyectos 

47

Este Plan de Desarrollo Departamental también contempla 529 acciones con sus respectivos indicadores, el cual está volcado a las subregiones y focalizada en las prioridades que abrirán paso a las transformaciones estructurales que requiere el Departamento. 

‘Magdalena Renace’, es un Plan de Desarrollo Departamental, PDD, que tiene como propósito poner en marcha 72 proyectos y 22 programas durante el periodo 2020-2023 del actual gobernador Carlos Caicedo, quien tiene en ese documento de casi 500 páginas su mayor apuesta para el cuatrienio.

Esta Ordenanza sancionada por el mandatario departamental fue aprobada por la Asamblea del Magdalena, en ese sentido, los diputados también hicieron su aporte para que el PDD fuese una realidad.

 “Magdalena Renace, es la apuesta para impulsar cuatro grandes revoluciones: la Revolución de la Equidad, la Revolución de la Sostenibilidad, la Revolución de la Productividad y la Revolución de la Gobernabilidad. Cambia las prioridades porque sin duda alguna los recursos que antes estaban orientados para la construcción de unas infraestructuras tienen que ahora orientarse para garantías de la vida y el bienestar colectivo”, indicó el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo.

Para este gobierno, el Plan de Desarrollo Departamental, se constituye en la hoja de ruta que les permite articular talentos, saberes y cultura; esfuerzos administrativos y recursos; capacidades ciudadanas, sociales y comunitarias; todo ligado a un territorio único e invaluable para garantizar el goce efectivo de los derechos, promover la inclusión social y superar la pobreza.

Para el Gobierno del Cambio, la planificación se constituye en un trazado de políticas, estrategias y compromisos con la gente y desde la gente, en una interacción permanente, tanto para su formulación, ejecución y seguimiento, como para gestionar el desarrollo lo que implica abordar grandes retos de una manera revolucionaria, transformadora y disruptiva, donde la equidad sea una prioridad y el medio ambiente un tesoro que promueva al desarrollo.

IMPACTO DE LAS REVOLUCIONES

Revolución de la Equidad: Contaría con un gran observatorio social/ambiental-cultural; La salud, en respuesta a la pandemia Covid-19 dejará capacidad instalada tanto de laboratorios de diagnóstico, como de contención y cura ante otras posibles epidemias y pandemias y atenderá otros frentes como las necesidades femeninas.

Asimismo, en educación se consolidarán los Centros Cambia como instrumentos de investigación-acción participativa y de movilidad social abierta a todos los ciudadanos, con especial énfasis en los desplazados, desempleados y población en riesgo, así como el sistema formal educativo, bajo tres estrategias: ‘Aprender haciendo’; ‘escalera propedéutica’ con investigación e innovación y, ‘aproximación multidimensional y promoción de las inteligencias múltiples’.

Revolución Ambiental: Contempla pago por servicios ambientales, con parcelas de medición de diferentes coberturas vegetales y formas de uso del suelo para proteger las cuencas; la restauración y regeneración de ecosistemas, con especial prioridad en la Sierra Nevada y Ciénaga Grande de Santa Marta, con la optimización del modelo hidrodinámico existente.

Además, la actualización y mayor detalle de los estudios hidrológicos, hidrogeológicos, agroecológicos, solares y eólicos del Departamento; la investigación-innovación de materiales innovativos y ecoarquitectura, que apoyan a cooperativas de producción comunitaria de vivienda; el aprovechamiento de residuos sólidos, escombros y los Asas, alcantarillado sin arrastre de sólidos, para lograr saneamiento a menores costos y mayor eficiencia.

De igual forma, las energías renovables, concentración solar de potencia, destilación solar, sistemas híbridos fotovoltaicos y eólicos, uso de biomasa para zonas rurales no interconectadas, energía eólica para bombeo posiblemente de eje vertical y las redes inteligentes, con ahorro y uso eficiente de la energía. Se brindará apoyo al museo de ciencias naturales del mar.

Revolución del Empleo y la Productividad: Profundizarán y ampliarán la agroecología para pequeños campesinos y huertas urbanas, y la agricultura orgánica certificada con los agroindustriales, que cuentan con una experiencia muy valiosa, atendiendo además conjuntamente con respuestas innovadoras las diferentes enfermedades de los diversos cultivos; en la ganadería, se avanzará gradualmente hacia los sistemas agrosilvopastoriles en las zonas agroecológicas indicadas para esta actividad, también en alianza con gremios y campesinos; para que el Departamento se conozca como el más comprometido con la agricultura y ganadería sostenible y sobre todo por la seguridad y soberanía alimentaria.  Revolución del Gobierno Popular: Contará con mayor investigación sobre las cosmovisiones y prácticas culturales diferentes, los temas de planificación y gestión participativa, de transparencia en la administración pública, la innovación social, institucional y organizacional pública requerida para hacer todos los cambios esperados es fundamental, incluyendo la posibilidad de un programa doctoral y la construcción de instrumentos e indicadores novedosos y más apropiados, de políticas y gestión pública y la ejecución de programas y eventos que permitan entender y actuar mejor en el futuro complejo e incierto que nos presenta el siglo 21.

¿CÓMO IMPULSAR EL PDD?

La Gobernación del Magdalena estableció 10 pasos fundamentales para promover el Plan de Desarrollo Departamental ‘Magdalena Renace’, se trata de proponer e impulsar cambios y reformas; convocar y realizar Asambleas del Gobierno Popular; elegir delegado e integrar comités populares.

También, capacitar a los líderes, fortalecer organizaciones populares, impulsar y concretar Alianzas por el Cambio; realizar mesas de diálogo intersectorial; formular políticas públicas, adoptar normas y crear instancias; formular programas y proyectos y, ejecutar y evaluar resultados e impactos.

Cabe mencionar, que el Renacer del Magdalena estará directamente asociado a la voluntad política, la capacidad de articulación con los actores clave en los distintos niveles de gobierno y a los esfuerzos que liderará esta administración por llevar la oferta institucional a los 30 municipios del Departamento, agrupados en las cinco subregiones: • Norte, subregión de la Sierra Nevada y el Litoral; Centro, subregión de la Sabana; Sur, subregión Momposina; Río, subregión del Río y Delta del Magdalena, subregión Santa Marta.

El Plan de Desarrollo Departamental, en coordinación con los planes municipales, con el Plan Nacional de Desarrollo y cumpliendo con lo determinado en los acuerdos para la paz estable y duradera, incorpora la implementación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial Pdet y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS adoptados por Naciones Unidas.

El Plan tiene un enfoque de derechos que busca la construcción de la paz, no solamente en los cuatro municipios Pdet, Santa Marta, Ciénaga, Fundación y Aracataca, sino en todo el Departamento.

En ese sentido, prestarán especial atención a las víctimas del conflicto armado más 311 mil personas, quienes confían en que esta política de cambio y la gestión ante el Gobierno Nacional, permitirá avanzar en la restitución de sus derechos y garantizar la no repetición.

COMUNIDADES INDÍGENAS

Para el Plan de Desarrollo Departamental ‘Magdalena Renace’ 2020-2023, las comunidades indígenas asentadas en la Sierra Nevada de Santa Marta y en otras partes del Departamento juegan un papel fundamental, puesto que han sido fuente de inspiración de la visión de desarrollo propuesta por el actual Gobernador del Magdalena.

Por primera vez en la historia del Departamento, los pueblos indígenas Kogui, Wiwa, Kankuamo, Arhuaco y Chimila, así como los pueblos afrodescendientes y campesinos tienen un espacio real en las instancias decisorias del desarrollo del Departamento, participando activamente en las transformaciones que comprometan el entorno ambiental, político, social, económico, y cultural de sus comunidades; lo que hace del ‘Magdalena Renace’ una plataforma programática revolucionaria por la inclusión que hace de las autoridades indígenas en los procesos de formulación, ejecución, y vigilancia de programas y proyectos que mejoren la calidad de vida de sus pueblos.

La meta de la Gobernación del Magdalena es garantizar el pleno ejercicio de los derechos de los pueblos originarios y convertir su sabiduría y la biodiversidad de sus territorios en fuentes de generación de riqueza para sacar al Departamento de la pobreza.

Los programas y proyectos priorizados con la población indígena estarán pensados para abordar la problemática de los más de 20.000 que habitan en el Magdalena según censo de 2018, y que representan el 0,8% de la población del Departamento, a partir de una noción integral del desarrollo que mira al individuo en un contexto de derechos fundamentales.

Esto permite que todas las acciones establecidas en esta carta programática para el desarrollo, activen el aparato institucional de manera integral, es decir, una sola acción de política que compromete a más de un sector de la Gobernación del Magdalena.

LOS PRINCIPIOS DEL PLAN DE DESARROLLO

Los principios esenciales que subyacen en los ejes, programas y proyectos del Plan de Desarrollo ‘Magdalena Renace’ son la vida, la salud, la equidad, la democracia, la solidaridad, la transparencia y confianza, la moralidad pública y la autonomía y la construcción de una paz sostenible y duradera.

La vida, la salud y el bienestar: “El fundamento esencial de toda comunidad humana es el respeto a la vida, derecho inviolable y razón de ser del Gobierno, las instituciones y la sociedad. Ello es así en las sociedades democráticas y humanistas. Esta es la máxima expresión de valor que orienta nuestra acción democrática y nuestras políticas públicas. La pandemia del Covid-19 ha puesto de presente la necesidad inaplazable de optimizar la salud pública. El bienestar es un componente de una vida y existencia digna y libre de miedo. Es la satisfacción de las necesidades que le dan razón a la vida personal en armonía con la naturaleza y la sociedad”, dice el documento.

Democracia: “Nos proponemos impulsar la democracia directa y participativa para socializar los asuntos públicos que interesan e involucran a toda la comunidad, promover el gobierno popular a través de asambleas directas, y delegados que representen a la comunidad en cada uno de los proyectos que ejecute el gobierno departamental, servimos al pueblo quien es el que decide. La democracia debe reinventarse permanentemente. Nuestro compromiso es proteger y brindar las garantías para la participación ciudadana en los asuntos públicos, moldear y organizar el desarrollo del gobierno, reconstruir el tejido social y potenciar la defensa de lo público. Se trata de que todos tengan voz, y que se pueda deliberar, incidir y decidir sin restricciones”, señalaron en el PDD.

Equidad: “Nuestro esfuerzo estará concentrado en los más pobres. Como seres humanos, nacemos libres e iguales en dignidad y derechos, nuestro compromiso es consolidar la igualdad de oportunidades para el ejercicio de nuestros derechos, evitando todas las formas de discriminación o inequidad”, establecieron en el Plan de Desarrollo.

Transparencia y confianza: “Los sectores políticos tradicionales y los clanes familiares debilitaron e incluso destruyeron el Estado a nivel departamental, convirtiendo la corrupción en una práctica generalizada, afectando así la calidad de vida de todos y el crecimiento productivo. El saqueo de los recursos públicos ha acentuado la pobreza de la población. Reconstruir la confianza a partir de una nueva ética pública al servicio de los derechos colectivos es nuestro propósito”, precisaron en el documento.

LA GESTIÓN ESTRATÉGICA

Conocimiento y emprendimiento: Crear y mantener ventajas competitivas supone nuevas formas de aprendizaje continuo; la educación en todos los niveles y modalidades se constituyen en pilar para impulsar el emprendimiento asociativo para lograr el cambio positivo y la movilidad social de miles de ciudadanos.  Liderazgo compartido: Una acción colectiva de una comunidad corresponsable, liderada adecuadamente, se convierte en instrumento privilegiado para construir gobernanza.

Reordenamiento y autonomía del territorio: Pondrán en marcha un nuevo plan territorial sustentable que asegure un uso democrático de los recursos, preservando nuestro patrimonio hídrico y biodiverso. Se busca prevenir nuevos riesgos, y adaptar el territorio y la sociedad a los impactos del cambio climático y mitigar sus efectos.

Recuperación y fortalecimiento de lo público: Prevalencia del interés general sobre el particular es la base de una cultura ciudadana, que involucra el sentido de identidad para una actuación con pertenencia social, el respeto, la protección y defensa de los bienes públicos.

LAS METAS

Lograr un 95% de cobertura en vacunación.

Evitar que la tasa de mortalidad en menores de 5 años esté por encima de 15,21.

Expandir el periodo de lactancia materna a un mes más.

Evitar que el porcentaje de nacidos vivos con bajo peso al nacer, supere el 8,33%.

Disminuir a 41% la proporción de embarazo adolescente.

Pasar 16 hospitales a la categoría de ‘sin riesgo’ y/o ‘riesgo bajo’ financiero.

Implementar una Red Departamental de Museos del Magdalena.

También podría gustarte