Presidente de Bielorrusia se niega a dejar el poder 

33

El presidente bielorruso, Alexandre Lukashenko, acusó a la oposición de querer “usurpar el poder” tras diez días de manifestaciones y huelgas en protesta por los resultados de las elecciones del 9 de agosto. 

Lukashenko calificó al “Consejo de coordinación” creado por la oposición de “intento de usurpar el poder”, en declaraciones ante su Consejo de seguridad, según la agencia estatal de prensa Belta.

“Nos exigen, ni más ni menos, que les transfiramos el poder. Esto nos parece inequívoco, se trata de un intento de tomar el poder con todas las consecuencias que ello desencadene”, declaró Lukashenko.

En su opinión, los dirigentes de la oposición quieren “sacudir a las autoridades, y en particular a las fuerzas del orden”, presentándose como “pacíficos y buenos, y no queriendo enfrentamientos”.

“Es una cortina de humo. Pero si miras hacia atrás, puedes ver qué está pasando”, añadió.

Dirigiéndose a los miembros del “Consejo de coordinación” de la oposición, entre los cuales debería figurar Svetlana Alexievich, ganadora del premio Nobel de Literatura, Lukashenko amenazó con “enfriar algunas cabezas exaltadas”.

También acusó a la oposición de intentar cortar los vínculos con Rusia, principal aliado y socio económico de Bielorrusia, que hasta ahora le ha brindado un apoyo prudente al presidente bielorruso. No obstante, este último acusó hace semanas a Vladimir Putin de querer “anexar su país”.

Maria Kolesnikova, una de las figuras importantes de la oposición, negó inmediatamente ante la agencia de noticias Interfax cualquier intención de romper los acuerdos alcanzados entre Minsk y Moscú si la oposición llega al poder.

“Consideramos las afirmaciones de Lukashenko como un intento de manipulación y engaño”, afirmó.

Desde las elecciones del 9 de agosto, ha aumentado la presión sobre Lukashenko, en el poder desde 1994. Enfrenta manifestaciones cotidianas en su contra y a un movimiento de huelga que atañe a varias industrias clave.

No obstante, Lukashenko ha rechazado reiteradamente la posibilidad de abandonar el poder.

También podría gustarte