El negocio que podría derrumbarse

4.217

La noticia bien rondando desde hace días en el alto gobierno hasta que se filtró: Los compradores de Electricaribe se han desencantado con el negocio. Inclusive lo han venido llamando como ´hueso´ y aun cuando no lo han dicho, a susurro afirman que el Gobierno les ocultó información importante. Nadie sostiene eso, pero es lo que se dice. 

Pero más allá de que hayan tenido información completa o no, la desazón se presenta ante el difícil, pero bien difícil panorama del mercado de la energía en el Caribe colombiano, ante lo devastador que ha sido la pandemia del coronavirus.

Además de la falta de cultura en el pago de los servicios públicos y particularmente de la energía, los futuros nuevos dueños observan con preocupación la situación que se da con unos usuarios que no están pagando y que muy seguramente tardarán mucho en recuperarse para poder pagar, y por otro lado unas normas del Gobierno que prohíben la suspensión del servicio.

CUENTA REGRESIVA 

Mientras tanto comenzó la cuenta regresiva para entregar las llaves de la empresa a EPM y al Consorcio Energía de la Costa. Pero hay dos puntos que ponen en duda y generan una gran desmotivación: el retraso del pago por parte de los clientes y el incremento en las pérdidas en el servicio de energía.

El próximo 30 de septiembre debería ser el cierre de esta negociación. Sin embargo, según declaraciones recogidas por el periódico La República, las pérdidas en la operación de Electricaribe se negociaron por 30% y hoy se ubican en un 38%. En el momento del acuerdo inicial, la facturación alcanzaba el 70% que sumado a la crisis sanitaria, cayó a un 48%.

Más de 4.3 billones de pesos ha invertido el Gobierno por 18 meses para ocuparse del servicio de energía en la región Caribe. Pero, en medio del contexto actual y de la difícil situación fiscal, es una operación que no se podrá mantener de pie por mucho más tiempo.

ESTO ES COSA SERIA

A raíz de los cambios en las condiciones se ha puesto un alto. Para continuar con el negocio, los problemas de pérdida y facturación se deberán solucionar.

Cabe resaltar que desde el 20 de marzo, se acordó que EPM y el Consorcio Energía de la Costa atenderían 2.7 millones de usuarios con la adjudicación de Electricaribe; entrega que está en espera desde entonces, ya que hubo cuatro prórrogas para la fecha de la subasta.

Hay que recordar que desde el 20 marzo quedó pactado que EPM (Caribe Mar), y el Consorcio Energía de la Costa (Caribe Sol) pasarán a atender 2,7 millones de usuarios que hoy en día tiene la electrificadora que tuvo que ser intervenida. Ese día también se conoció que la adjudicación de los activos duró un año de proceso, y que hubo cuatro prórrogas en la fecha de la subasta.

La agente especial de Electricaribe, Ángela Patricia Rojas, dijo en su momento que con la adjudicación quedó que los operadores invertirán $8,7 billones en los próximos 10 años por las tareas necesarias,

El lío está en que las pérdidas de la operación en Electricaribe se negociaron en la subasta por 30%, pero hoy ascienden a 38%; mientras que la facturación cuando se hizo el acuerdo alcanzaba 70% y por los efectos de la pandemia cayó a 48%. Algo que hace difícil cumplir con la meta de los interventores, de entregar los niveles de pago de servicio en 80%. La Superservicios permanece callada y no dice nada argumentando que no se pueden pronunciar, pues “son temas contractuales reservados”.

LOS CONTRASTES 

Alejandro Castañeda CuervoDirector de la Asociación Nacional de Empresas Generadoras

“Estamos a la expectativa como gremio. Entendemos que hay cláusulas como ajuste en caso de complicaciones. Esperaríamos que eso se dé, que se materialice con la entrega del negocio”.

El Gobierno ha invertido durante 18 meses $3,4 billones para atender a la región Caribe en su servicio de energía, pero este es un ritmo que no se puede sostener en medio de la grave situación fiscal, por lo que hay urgencia para cerrar la entrega de la operación.

EPM, que ha tenido problemas frente a su gobierno corporativo, se ha parado en la raya, pues dice que las condiciones han cambiado y los problemas de pérdidas y facturación se deben arreglar para continuar con el negocio.

Según informó Electricaribe en intervención, una vez firmados los contratos, cuyos precios base y de oferta siguen en reserva, comienza la fase de transición, creación de las nuevas compañías y la entrega de estas, momento en el cual los nuevos operadores asumirán la prestación del servicio durante el segundo semestre de 2020.

“Mientras tanto, Electricaribe seguirá intervenida y prestando el servicio hasta que se realice la entrega a los nuevos prestadores”, precisó la compañía en un comunicado.

EPM, adquirió las acciones de la empresa Caribe Mar que atenderá los departamentos de Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar. Atenderá 1,51 millones de clientes y ejecutará inversiones aproximadamente por valor de 5 billones de pesos en el sistema eléctrico.

El Consorcio Energía de la Costa, por su parte, adquirió las acciones de Caribe Sol, empresa que prestará el servicio en los departamentos de Atlántico, Magdalena y La Guajira. Ejecutará inversiones por aproximadamente 3,7 billones de pesos en beneficio de sus 1,21 millones de clientes.

También podría gustarte