Obras en el Caño El Salado tiene avances del 80% 

37

La Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, como parte de su estrategia de recuperación y sostenibilidad de la Ciénaga Grande de Santa Marta, continúa llevando agua dulce al complejo lagunar a través de los planes de mantenimiento que viene ejecutando hace más de una década. 

Desde el mes de junio la entidad lleva a cabo intervenciones en el caño El Salado, municipio de Remolino, las cuales se programaron en la presente vigencia 2020 en el marco del contrato de obra No. 310 de 2018, cuyo objeto es el: “Mantenimiento de cuerpos de agua que alimentan la Ciénaga Grande de Santa Marta”.

A la fecha se ha finalizado la intervención de 1,82 kilómetros de su primera bifurcación, Salado II y 12 kilómetros del cauce principal, Salado faltando por intervenir ocho kilómetros de este último, lo que equivale a un avance de ejecución física del 80% aproximadamente

En el sitio de las obras se disponen de cuatro retro excavadoras brazo largo y cuatro brazos cortos para la extracción de material del cauce del caño y explanación en sus márgenes respectivamente. Dentro de la obra física, los trabajos consisten en la extracción de 252.873,44 de metros cúbicos de material de fondo en 21,82 kilómetros, a través de actividades de dragado mecánico.

 “A través del mantenimiento de este caño se logra oxigenar su cauce, conservar su funcionalidad para transportar y suministrar agua dulce al ecosistema, reducir la salinidad y mejorar los servicios ecosistémicos aprovechados por las comunidades aledañas a la Ciénaga Grande de Santa Marta, teniendo en cuenta su conexión directa con el río Magdalena” manifestó el Director de Corpamag, Carlos Francisco Díaz Granados Martínez.

LAS INTERVENCIONES

Las intervenciones para la recuperación, mantenimiento y conservación de los caños y ríos que alimentan con agua dulce el complejo lagunar, se soportan en las recomendaciones del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andréis”, Invemar, de promover y conservar las actividades de mantenimiento con el fin de garantizar un adecuado intercambio hídrico del sistema lagunar.

Se resalta que, entre las actividades previas a las intervenciones, se realizó el monitoreo ambiental del cuerpo de agua con el fin de controlar, supervisar y analizar el impacto de los trabajos. Al finalizar se llevará a cabo un segundo monitoreo que se contrastará con el primero, permitiendo evaluar las condiciones del caño El Salado, y generar una base de datos con la información ambiental de los cuerpos de aguas, lo que complementará el modelo hidrosedimnetologico del ecosistema.

Los trabajos, los cuales se esperan culminar en el mes de septiembre, permiten el ingreso de un caudal adicional procedente del río Magdalena, propiciando el florecimiento del bosque de manglar que se ha visto afectado en este sector de gran importancia ambiental, debido a que es zona de influencia del Santuario de Fauna y Flora Ciénaga Grande, el cual actualmente presenta alto grado de afectación, según lo reportado por el Invemar en sus informes técnico de monitoreo de la Ciénaga.

También podría gustarte