Ante de la pandemia, creadores de moda en Colombia se reinventan

75

María Llena de Gracia, marca de zapatos caleña, a pesar de verse afectada por la pandemia del Covid-19 como muchos comercios en Colombia, logró entender la necesidad de sus clientes y mejoró no sólo su canal digital, sino que creó nuevas experiencias de compra y colecciones para sus usuarios.

Creada en Cali hace cuatro años, como resultado de una fusión creativa de una pareja que compartían conocimiento en mercadeo, experiencia gerencial y comercial, además del gusto por la moda. Decidieron dar rienda suelta a la imaginación y crear esta marca, que se basa en la historia de una mujer versátil, trendy, chic y muy femenina; a partir de la cual se crea una experiencia de comodidad, diseño y exclusividad.

Zapatos 100 % en cuero, hechos a mano y a la medida de las clientas, de forma responsable y con principios éticos, por artesanos de Cali, principalmente madres cabeza de familia.

Su concepto de diseño parte de la gracia innata, elegancia y feminidad de las mujeres, que se convierte en el ADN de la marca, el cual se refleja en detalles sutiles como lazos, drapeados, moños, flecos, tiras y en el uso de materiales tan delicados como el gamo, entre otros.

De acuerdo con un estudio de la compañía chileno-japonesa FollowUP, entre la última semana de marzo y la primera de julio, las ventas promedio en moda masculina y femenina en Colombia se desplomaron 84,6 % con respecto al mismo periodo de 2019, y las de calzado cayeron 85,8 %.

A pesar de la crisis comercial en Colombia por el prolongado confinamiento en medio de la emergencia sanitaria y económica por el Covid-19, la marca, decidió cerrar su tienda física y logró adaptarse y entender la necesidad del cliente al fortalecer su canal digital y crear  nuevas experiencias de compra como ‘María Llena de Gracia en Casa’, donde le ofrecen a sus usuarias la posibilidad de seguir recibiendo la misma asesoría personalizada, escogiendo y sintiendo las texturas y los materiales, todo desde la comodidad y seguridad de sus casas, con todos los protocolos de salud obligatorios establecidos por la OMS o la opción de realizar una video llamada o video conferencia con la directora creativa de la marca.

En esta experiencia, las usuarias pueden encontrar un concepto diferente que les permite ‘co-crear’ el diseño que siempre han querido, donde pueden cambiar la altura, escoger el tipo de tacón y plataforma, y seleccionar el color que prefieran.

Su concepto, promesa de valor y diferencial es brindar un diseño personalizado, que permita la creación de piezas de autor con la asesoría de María Alejandra Muñoz, directora creativa de la marca. Por eso, cuentan con unidades limitadas en stock y la posibilidad de hacer manualmente los zapatos, bajo un concepto de moda responsable, entre más de 200 opciones de modelos que hacen a la medida.

“No vendemos un par de zapatos. Detrás de cada pieza, hay un proceso de producción que involucra un diseño especial para cada una de nuestras usuarias, la mejor selección de materiales, una historia única de cada mujer que los llevará puestos y artesanos que dejan un sello singular a través de sus manos”, afirmó María Alejandra Muñoz, directora creativa de Maria Llena de Gracia, quien señala que para ellos es muy importante seguir estando presentes para sus clientas en esta coyuntura de la pandemia, darles su apoyo con mensajes de solidaridad y agradecer la fidelidad de sus usuarias.

Además de las nuevas experiencias de compras, y su compromiso con la responsabilidad social donde lanzaron la campaña ‘Mi deber es cuidarte’, en la que parte de las ventas de un segundo par se destinaron a insumos de protección médica para el personal de la salud en Cali, este mes lanzan su nueva colección ‘Garden Fest’.

Colección que evoca una mujer femenina, versátil, que busca el diseño y detalles exclusivos sin sacrificar nunca la comodidad, y en la cual incluyen una gran variedad de flats, tenis y tacones de baja altura, con detalles sutiles y delicados propios de la marca, con una paleta de colores pasteles que tienen como protagonistas el menta, nude, palo de rosa, azul celeste y tonos neutros que nunca faltan en sus diseños.

Están convencidos de que la moda y el diseño son parte fundamental de todos los acontecimientos de la humanidad y, que ésta debe expresar y dar respuesta a las necesidades de las personas. Esto se logra, ajustándose y transformándose, como ellos muy bien lo entendieron al adaptar su producto y experiencia de compra a las ocasiones de uso actuales, lo que ha permitido el sostenimiento del negocio y la preservación  del empleo de sus artesanos del cuero y sus familias.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte