Senado volverá a las sesiones presenciales   

21

Este jueves, cuando la plenaria del Senado se reúna, habrán transcurrido 255 días desde que la Corporación sesionó presencialmente en diciembre por última vez. 

Ese día, 27 de agosto, los senadores están citados en el Capitolio Nacional para la elección del Procurador que suceda en enero a Fernando Carrillo y el magistrado que reemplace el 4 de septiembre en la Corte Constitucional a Luis Guillermo Guerrero.

Los ternados para ocupar el cargo de Carrillo son la exministra Margarita Cabello -nominada por el presidente Iván Duque-, el exviceprocurador Juan Carlos Cortés -por el Consejo de Estado- y el exmagistrado Wilson Ruiz -por la Corte Suprema de Justicia-.

Para sustituir al togado Guerreo, el Consejo de Estado postuló a los juristas Natalia Ángel, Marino Tadeo Henao y Jorge Enrique Ibáñez.

La semana pasada el procurador Carrillo advirtió que ambas elecciones deben ser presenciales y con los protocolos de bioseguridad necesarios para prevenir el contagio del Covid-19.

En respuesta a una petición de acompañamiento para que se garanticen los derechos al voto secreto y presencial, hecha por el senador Roy Barreras, del Partido Social de Unidad Nacional (La U), que también le fue notificada al presidente del Senado, Arturo Char, de Cambio Radical, Carrillo señaló que “las elecciones por usted referidas, en caso de realizarse deberán celebrarse de manera presencial, con las condiciones de cumplimiento de los protocolos de bioseguridad necesarios, tal como ya lo puso en marcha la honorable Cámara de Representantes, con ocasión de la elección del Defensor del Pueblo”.

Carrillo indicó que de acuerdo con una reciente sentencia de la Corte Constitucional, el Legislativo por decisión propia y no por imposición del Gobierno puede apoyarse en las TIC para sesionar de manera no presencial, pero esta forma de trabajo virtual “tiene el carácter de regla excepcional y subsidiaria”.

Precisó que ante la falta de una ley que regule la realización de sesiones virtuales, se debe acatar lo señalado por la Corte en el sentido de que la función constituyente, la aprobación de leyes con mayorías especiales, el control político -fuera de los estados de excepción-, las funciones electorales y judiciales, “en la medida de lo posible, si las condiciones de salubridad lo permiten, deberían llevarse a cabo también en la sede física del Congreso”.

LOS TERNADOS 

El jueves pasado, los ternados para ambos cargos a proveer por elección de los senadores se presentaron ante la plenaria en sesión virtual.

Mientras Cabello anunció que si llega a ser elegida no se convertirá en coleccionista de investigaciones y de sanciones, Cortés ternado por el Consejo de Estado dijo que su principal tarea será garantizar que se mantenga la independencia para conservar el equilibrio de poderes, y Ruiz señaló que su primer reto será seguir en la lucha firme y constante contra la corrupción.

En cuanto a los aspirantes a un escaño en la Corte Constitucional, Ángel aseguró que un buen juez constitucional ayuda a que los ciudadanos se apropien de la Constitución, escribe fallos cortos que pueden ser entendidos por todos; Henao dijo que si llega a ser elegido será moderado, porque las leyes le establecen límites a su competencia; e Ibáñez aseveró que ese alto Tribunal debe establecer un mecanismo que permita revisar más las decisiones de tutelas y garantizar su cumplimiento.

Como lo ha anticipado este Diario, se da por seguro que Cabello será elegida como la primera mujer procuradora, pues en apenas tres días los partidos de La U, Cambio Radical, Centro Democrático, Conservador y Liberal le anunciaron su respaldo, lo que prácticamente deja cantada su escogencia como próxima timonel del Ministerio Público, ya que esas cinco colectividades suman más de 74 votos, a los que se podrían sumar los de los partidos de origen religioso. Así las cosas, Cabello tendría alrededor de 80 de los 108 votos del Senado, siendo invencible. Precisamente, por lo mismo, es que no sorprendió que renunciara a la Cartera el martes a primera hora y el presidente Duque aceptara de inmediato su dimisión.

Para la vacante en la Corte, varias fuentes del Senado le dijeron a este Diario que el que tiene más opción para quedarse con el escaño de Guerrero es Ibáñez, pero que también existe un fuerte movimiento para que el Tribunal mejore su composición femenina, máxime cuando existe una investigación sobre abusos laborales y sexuales en su interior.

Según el seguimiento que hace a esta situación el grupo Elección Visible, del que hace parte junto a otras ONG la Corporación Excelencia en la Justicia, en toda la historia de la Corte Constitucional solo han hecho parte cinco magistradas frente a 31 togados.

Infortunadamente, la presión para que el Consejo de Estado ternara solo mujeres no prosperó. Habrá que ver si prospera en el Senado para escoger a Ángel en lugar de Ibáñez.

También podría gustarte