#ENVIDEO: Colapsó la movilidad  

933

Las lluvias caídas durante las últimas horas en la ciudad, no han causado problema de inundaciones, sin embargo, el servicio de transporte urbano se ha visto afectado porque muchas calles, las que históricamente sufren, se llenaron causando malestar en la movilidad.  

El grupo de emergencia, del cual hacen parte el Cuerpo de Bomberos de Santa Marta, la Defensa Civil, Cruz Roja, y la Oficina Distrital de Atención y Prevención de Desastres reportaron que estuvieron pendientes toda la tarde, pero no llegó ninguna llamada de urgencia.

Sin embargo, las calles como la Avenida Santa Rita, carrera 19, y barrios como Pescaíto, María Eugenia, entrada al barrio Bastidas, Bastidas, Ondas del Caribe, La Lucha y otros, las escorrentías preocuparon inicialmente a la gente, pero no pasó nada.

“El firmamento se puso gris, después comenzó a tronar, creímos que se vendría un aguacero fuerte, pero solo fue un sereno intenso, que mojó la tierra, lo cual es necesario para que amaine el calor”, dijo José Mercado Pereira, vendedor del parque de La Lucha, al ser consultado al respecto.

Directivos de la Unidad Distrital para la Gestión del Riesgo de Desastres, manifestaron que durante la tarde estuvieron realizando visitas por algunos sectores de la ciudad para constatar sobre el terreno para ver si tenían problema de inundaciones y nada, las aguas lluvias de escorrentías fluían libremente.

De igual manera los organismos de socorro pidieron la colaboración de las comunidades que se encuentran a orilla del Canal Pluvial Bastidas – Mar Caribe, como Bastidas, María Cristina, Juan XXIII, Alfonso López, César Mendoza, Los Almendros, Betania y Pescaíto, donde el canal artificial está abierto, que no arrojen basura, porque lo pueden obstruir y eso ocasionaría su desbordamiento.

 “Si todos ponemos de nuestra parte, de seguro que no vamos a tener problema. Debemos mantener limpio dicho canal, para que la corriente no se detenga, sino que llegue hasta el mar y así evitamos que se inunden algunos barrios como ha ocurrido en el pasado”, dijo un dirigente comunal de Betania.

LA COSTUMBRE

Como se recordará cuando llega la temporada de frecuentes lluvias muchos sectores sufren las inclemencias de las inundaciones; en muchos casos, por su culpa, porque se han apoderado de la ronda hidráulica y cuando se llena el río reclama su tierra.

Esta situaciones se registra en barrio como Pamplonita, Las Malvinas, Simón Bolívar, Villa del Carmen, Salamanca, Perehuetano, entre otros, que cada vez que se crece el río Manzanares, sufren serios problemas de inundaciones; igual que otros asentamientos ubicados que están a orilla de la Quebrada Tamacá.

Las autoridades ambientales y los organismos de socorro del Estado, alertaron a las comunidades que se encuentran en la ribera de los ríos que bajan de la Sierra Nevada de Santa Marta, porque pueden estar sujetos a ser blancos de crecientes súbitas, como ocurrió en días pasados con algunas poblaciones de la Zona Bananera.

El río Fundación también tiene en jaque a la cabecera municipal de El Retén, por lo que la comunidad está solicitando la realización de los trabajos de contención que se necesitan para no padecer problemas de inundaciones.

También podría gustarte