Invasores desalojaron terreno en la Lengüeta 

867

Luego del Consejo de Seguridad que lideró el gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo y la alcaldesa de Santa Marta, Virna Johnson, se cumplió el proceso de restitución de bienes del Estado,  que habían sido ocupados por particulares en el predio Los Acantilados, en el sector de la Lengüeta en Don Diego, corregimiento de Guachaca. 

El debido procedimiento tuvo lugar luego de una querella interpuesta por la Unidad de Parques Nacionales, cumpliéndose hoy la diligencia posterior a la notificación a las partes querellantes en donde se comunica el operativo a realizar.

Los ocupantes abandonaron el predio de manera voluntaria y se procedió de manera legal a levantar el acta respectiva de restitución del bien, entregándose a la Unidad de Parques Nacionales.

La Alcaldía de Santa Marta, hizo presencia institucional a través de la Secretaría de Seguridad y Convivencia Ciudadana, la Secretaría de Gobierno, la Inspección de Policía, la Casa de Justicia y la Unidad de Espacio Público.

Estuvieron también la Policía Metropolitana, el Ejército Nacional, la Policía de Carabineros, la Personería Distrital, Migración Colombia, Bienestar Familiar y la Comisaría de Familia, entre otras entidades.

“Realizamos todo el proceso administrativo de acuerdo a la Ley 1801, estamos haciendo labores de inteligencia para determinar quienes promovieron esta invasión, quienes hicieron este daño ambiental, lo que sigue es el aseguramiento del predio con una vigilancia estricta”, dijo Sandra Vallejos, secretaria de Seguridad y Convivencia Ciudadana de la Alcaldía.

Explicó que cuando se hizo la verificación, había unas 200 personas en el predio y a la hora de la diligencia, no se encontró a nadie, producto de la mediación previa y la explicación a los ocupantes de que el predio es de Parques Nacionales y por lo tanto, su legislación es especial, siendo imposible otorgar a personas particulares.

Cabe recordar que estas personas tenían casi una semana de haber invadido y se rehusaban a salir del predio, pero luego de las acciones de las autoridades acataron la medida y salieron de manera voluntaria.

El cabildo indígena Kogui Malaya Arhuaco, adelanta un proceso ante el Gobierno Nacional para que ese terreno sea cedido a esta población en el marco del saneamiento por parte del Estado a este pueblo de la Sierra Nevada.

SOLUCIÓN CONCILIADA 

“Logramos salida pacífica y conciliada de la ocupación ilegal del predio los Acantilados, región La Lengüeta, Guachaca, priorizando la integridad y la vida de los ocupantes, de la comunidad indígena y la preservación del ecosistema.   Destacamos la oportuna y eficiente acción de la Fuerza Pública, quienes controlaron la situación sin uso de la fuerza, ni acción de desalojo, como solicitamos de forma insistente en los diferentes consejos de seguridad”, dijo el gobernador Carlos Caicedo.

Agregó que “siempre nos opusimos a qué se diera el desalojo como salida de la situación, insistiendo en garantía de derechos y la integridad de los ocupantes.  Por lo que el día 24 de agosto solicitamos presencia de MinInterior, MinAgricultura, MinAmbiente y Agencia Tierras  para establecer las soluciones sociales y ambientales para remediar la problemática que de tiempo atrás aqueja a las comunidades indígenas y campesinas de la región”.

Asimismo, la administración departamental convocó la presencia de los cabildos gobernadores de los cuatro pueblos indígenas de la Sierra, a ONU Colombia y a la autoridad ambiental. Hay que mencionar que el depositario provisional de este predio es actualmente Parques Nacionales, por lo que se hizo necesaria también su intervención.

Además, solicitaron al Gobierno Nacional la solución definitiva a la situación del territorio La Lengüeta haciendo entrega de este a los pueblos originarios para que logren tener la salida al mar.

También formularon programas de reubicación de los campesinos ocupantes irregulares de los predios, sitios sagrados y de ecosistemas sensibles del Parque Nacional.

Caicedo, manifestó que “instamos a MinDefensa ubicar una base militar permanente en el microterritorio de La Lengüeta, para impedir que los actores ilegales controlen y se apropien el espacio y bienes públicos. Desde Secretaría del Interior de la Gobernación y la Secretaría de Gobierno de la Alcaldía, se adelantó una mesa de diálogo en Périco Aguao con las autoridades indígenas, representantes de los campesinos y de las comunidades afrodescendientes para insistir en la salida pacífica. Nuestra insistencia en el diálogo y la salida conciliada dio resultados y hoy podemos notificar que los ocupantes ilegales salieron de forma voluntaria del predio, hecho que constituye una demostración más de que la solución pacífica a los conflictos es el camino”.

También podría gustarte