Trump pide que le hagan prueba de drogas a Biden  

20

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha asegurado que solicitará que haya test antidrogas antes de sus debates con el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, después de poner en cuestión, sin pruebas, su mejora en los enfrentamientos televisados del exvicepresidente durante las primarias. 

Biden participó en más de una decena de debates a lo largo de las primarias del Partido Demócrata, pero Trump parece especialmente sorprendido por su papel en el del 15 de marzo, cuando el otrora ‘número dos’ de la Administración de Barack Obama se enfrentó únicamente al senador Bernie Sanders.

“Nadie pensó que fuese a ganar”, ha dicho Trump, asegurando que las anteriores participaciones de Biden, ante un número más nutrido de precandidatos, habían sido “muy malas”. Aunque considera que “tampoco es que (Biden) fuese Winston Churchill” y “no ocurrió nada sorprendente”, ha puesto en duda la evolución: “Vamos a pedir una prueba de drogas porque no hay forma de hacer eso”.

Trump ya deslizó una sospecha similar en la campaña de 2016, en ese caso contra la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, pero ni entonces ni ahora ha ofrecido más evidencias que su propia observación. El primer debate televisado entre los dos principales candidatos a la Casa Blanca en 2020 está previsto para el 29 de septiembre.

“Tenemos que ganar. Esta es la elección más importante en la historia de nuestro país”, dijo tras ser nominado por abrumadora mayoría al abrirse el lunes la Convención Nacional Republicana en Charlotte, en Carolina del Norte.

“Su sueño americano estará muerto” si el demócrata Joe Biden gana, alertó entonces el presidente, que no ha dejado de agitar el fantasma del “socialismo”.

Pero la segunda nominación del magnate republicano, de 74 años, llega en medio de una crisis sanitaria, económica y social sin precedentes en Estados Unidos, cuando el país llora más de 179.000 muertos por covid-19, el desempleo alcanza el 10,2%, y masivas manifestaciones piden desde hace tres meses el fin del racismo y la brutalidad policial.

Las protestas, muchas veces salpicadas por actos de violencia, han sacudido desde el domingo la ciudad de Kenosha en Wisconsin, donde un policía blanco le disparó siete veces por la espalda a un hombre negro, Jacob Blake.

“No toleraremos saqueos, incendios provocados, violencia y anarquía en las calles estadounidenses”, tuiteó el miércoles el presidente, prometiendo “restaurar la LEY y el ORDEN”. Pero sin mencionar nunca a Blake. /AFP

También podría gustarte