Comunidades campesinas piden ser excluidas de la guerra

39

En una segunda sesión de la mesa humanitaria del Catatumbo, las comunidades campesinas y organizaciones sociales diseñaron un documento que se espera ser entregado al gobierno nacional y a los diversos grupos armados que delinquen en la región. 

La mesa que contó con la participación del Expresidente Ernesto Samper, líderes sociales y representantes de las comunidades campesinas, dejó como precedente la presentación de mínimos humanitarios y una propuesta de un cese el fuego de manera multilateral, que permita una inversión integral para el desarrollo de las comunidades.

La propuesta, que es una iniciativa de organizaciones sociales y las comunidades afectadas por el conflicto, será presentada al gobierno nacional, a través de la Comisión de Paz del senado de la República y la misma Gobernación de Norte de Santander.

También, a los diversos grupos armados como el ELN, EPL, disidencias de las Farc y otras bandas criminales, será presentando el listado de mínimos humanitarios, que han sido diseñados por las comunidades, quienes se han visto seriamente afectados históricamente por las disputas armadas que se han dado en los territorios.

Entre los mínimos más importantes están no afectar a la población civil de forma directa o indirecta, no declarar objetivos militares a las comunidades, no ocupar o escuelas rurales ni urbanas, tampoco las iglesias o espacios públicos y del estado.

Sumado a la no siembra de minas antipersona, eliminar el reclutamiento de niños y adolescentes, no limitar la movilidad de las personas en los territorios, ni sus fuentes de ingreso y alimento, y el respeto por las misiones médicas, las cuales se han visto afectadas notablemente en las zonas.

Asimismo en esta sesión de la mesa , se dieron a conocer cifras de asesinatos de líderes sociales, campesinos y de personas afectadas por los fenómenos de desplazamiento originados por el conflicto en la región.

Según La Asociación Campesina del Catatumbo, Ascamcat, en el período comprendido entre el 2017 y julio del 2020, 50 líderes sociales han sido asesinados y 25 excombatientes de la extinta guerrilla de las Farc.

Además, en el mismo periodo, se registra el desplazamiento de cerca de 60 mil personas en diversos municipios de la zona del Catatumbo, 108 personas han sido víctimas de minas antipersonas, 55 personas han sido secuestradas y se han presentado múltiples masacres.

En los próximos días la propuesta será presentada al gobierno nacional y a los grupos armados que delinquen en la región, con el fin de pactar los mínimos humanitarios y el desescalamiento del conflicto en los territorios.

Fuente: Sistema Integrado de Información

 

También podría gustarte