Misael Pastrana Borrero 

27

Se cumplen 50 años de la lección y toma de posesión de la presidencia de la República de Misael Pastrana, último presidente elegido bajo el sistema del Frente Nacional creado para superar el estado de crispación, violencia y desencuentro total y permanente de la sociedad colombiana colombiana. Así como restaurar el estado democrático que había naufragado en el mar del sedentarismo político, que concluyó en la dictadura militar a partir de julio del 53.

Nadie mejor indicado que Pastrana Borrero para presidir el último cuatrienio de los cuatro pactados y alternados por Liberales y conservadores. Iniciados 1958 con Alberto Lleras, arquitecto con Laureano Gómez, de este modelo político administrativo elevado a la categoría constitucional tras el Inédito plebiscito al cual se acudió mayoritariamente para legitimar lo acordado y

dar oportuna respuesta a la restauración político jurídica y al establecimiento del nuevo contrato social del país.

Contaba Lleras Camargo con la credibilidad de hombre convivendi y como presidente en 1945 habría dado las plenas garantías electorales a los conservadores y había facilitado la transición pacífica y democrática en 1946, al entregar el poder al candidato triunfante del conservatismo Mariano Ospina elegido en histórica contienda.

El centralismo de la época llevó a que algunos sectores liberales descalificaran al propio presidente Lleras Camargo, de igual forma entonces se trató de descalificar a Misael Pastrana en 1970 por algunos nostálgicos conservadores del pasado Para quién es Pastrana era visto como un tecnócrata eficiente, pero sin piso alguno de centralismo y antecedentes electorales mayores y no ostentaba tampoco las famosas cicatrices que los viejos y obstinados luchadores políticos, no por ausencia de convicciones y compromiso intelectualy conceptual como pudo demostrarlo en su brillante paso por cuatro carteras ministeriales, en el primer gobierno del frente nacional, y la de gobierno en la administración de Carlos Lleras, en la cual había hecho parte del comité bipartidista. Impulsor decisivo en los más difíciles momentos de esa candidatura, y junto con Virgilio Barco, Hernando Agudelo y Belisario Betancour, integraron equipo formidable para garantizar la victoria del doctor Lleras Restrepo y del Frente Nacional.

Fue Pastrana entonces un conservador moderno, inspirado en las fuentes del conservatismo inglés y muy cercano cultor del pensamiento humanista de Ortega y Gasset y el intérprete de la modernidad que tímidamente se asomaba en los confusos años 60 del siglo pasado.

Hombre práctico y ejecutivo de profundas convicciones éticas y morales, inspirado también en el humanismo cristiano que plasmó su pensamiento políticos en los partidos sociales cristianos de Europa e incipientes en América latina.

Mirando retrospectivamente no era otro la figura que el Frente Nacional podía presentar en 1970, tal como lo hizo el liberalismo en 1945, pues sin lugar a dudas era Pastrana Borrero el indicado para que al término de los gobiernos de responsabilidad compartida, fuera su gobernante y garante. Se requería de la confianza bipartidista y del conocimiento verdadero del nuevo amanecer democrático, social y económico de Colombia.

Desde la campaña se comprometió y cumplió, en su gobierno con hacer un gobierno que llamó del frente social con objetivo nombre, pues fue siempre un convencido de aplicar urgentes Y efectivas políticas sociales que sacaran de la pobreza a miles de familias colombianas, y mejoraran el bajo nivel de vida de otros tantos ciudadanos, para lo cual impulsó innovadoras políticas para generar empleo, como la creación del sistema UPAC como mecanismo económico y financiero para la construcción Y adquisición de vivienda familiar, así como la adopción de grandes programas de vivienda a través del Inscredial con los cuales se pretendió satisfacer las necesidades de vivienda urbana.

La juventud y el poder, otro impactante tema que convirtió en realidad dando oportunidad de participación en su gobierno a jóvenes figuras de los dos partidos de los dos partidos, como Luis Carlos galán, Jorge Mario Esmant, Jorge Valencia Jaramillo, Diego Uribe Vargas, Carlos Albanis, J. Emilio Valderrama, Carlos Holguín, Carlos Martínez, quienes ejercieron con brillo carteras ministeriales, gobernaciones, Alcaldía Mayor de Bogotá e importantes entidades públicas y se proyectaron nacionalmente como futuro del país.

Propuso además la mayoría de edad a los 18 años, propuesta que sólo vino a adoptarse en la constituyente del 91, así como el sistema de doble vuelta presidencial, el llamado balotaje como respuesta democráticas muy reñida, pero no por ello menos legítima elección presidencial.

Su plan de desarrollo con cuatro estrategias, fue considerado como uno de los más modernos y futuristas de la década.

Vinculó a Colombia como pionero en la lucha por la conservación, defensa y promoción del medio ambiente con política pública de Estado y tramitó y promulgó el primer código medioambiental reconocido internacionalmente como misionario sobre el tema.

En cuanto a política internacional propició una apertura multilateral con decidido apoyo y defensa los regímenes democráticos del hemisferio, como lo demostró con acertado y audaz manejo a la grave crisis chilena de cruento golpe de estado de septiembre de 19763.

Mantuvo permanente y especial relación con Venezuela, a punto de qué fue la única visita internacional que realizó, logrando avances en los diálogos directos en la cuestión limítrofe y dando especial  Énfasis al intercambio comercial.

Consciente de la importancia que para la soberanía de Colombia significaba el archipiélago de San Andrés y Providencia, mantuvo una muy especial y rigurosa relación con Nicaragua y a raíz del terremoto del 72 construyó la famosa ciudadela ‘Colombia en plena Managua’. Y concretó además el acuerdo con Estados Unidos que dio la soberanía a Colombia sobre los callos de Roncador y Quitasueño Con lo cual garantizó nuestra irrefutable soberanía sobre San Andrés Providencia y Santa Catalina.

Mantuvo siempre en alto y con riguroso celo la autonomía, dignidad y fuero presidencial para la con construcción e integración del gobierno nacional.

Entregó un país unido y unos partidos políticos liberal y conservador fuertes y unificados. Alejando al país definitivamente de los cantos de sirena populista. Pues de manera ejemplar , Con buen gobierno y democracia, logró salvar a Colombia de esa pesadilla.

Siempre cercano a la provincia colombiana, con nostalgia miraba los cielos azules en la lejanía de donde divisaba la tierra bonita que lo vio nacer.

Hombre de profundas convicciones políticas y sociales. Amigo extraordinario, demócrata integral.

*ExSenador de la República. 

También podría gustarte