Más preseleccionadas a Miss Universo Colombia

73

En esta oportunidad, se resalta la historia de otras de las candidatas preseleccionadas de distintos puntos cardinales de nuestra geografía nacional.

Desde su inicio la organización Miss Universo Colombia ha querido que su lema principal sea “Colombia Unida” y de esta forma el público en general, medios de comunicación y las mismas candidatas inscritas entiendan esta filosofía, donde sin filtros y de manera dinámica y directa se puedan involucrar en  los distintos procesos de selección, volviendo este certamen muy cercano al pueblo colombiano.

“Tenemos una gran herramienta de unión con el tema de la belleza, donde con esta maravillosa excusa no solo estamos mostrando un oasis en medio de tantas noticias negativas que vivimos en la actualidad”, manifestó Natalie Ackermann, presidenta de Miss Universo Colombia, luego de la maravillosa aceptación de cientos de jóvenes de toda la geografía nacional que han querido representar a sus respectivas comunidades en la elección de la primera que elige esta franquicia para nuestro país.

“Hemos encontrado no solo mujeres hermosas sino con grandes historias de entereza, superación y dignidad que me hacen sentir muy orgullosa de lo que es la mujer colombiana, que sin distinción, clase social o económica demuestran la madera que tienen.  Mujeres inteligentes, perseverantes y profesionales, dándonos la oportunidad de mostrar al universo que no solo tenemos mujeres bonitas sino también comprometidas con un cambio”, afirmó la también exreina barranquillera.

En esta oportunidad, se resalta la historia de otras de las candidatas preseleccionadas de distintos puntos cardinales de la geografía nacional:

BRIGITTE GARCÍA

Esta espigada mujer, de 23 años de edad, anhela representar a su natal Valle del Cauca y llevarse para su región el primer título de Miss Universo Colombia.

“Sería un honor y un orgullo representar a nuestras mujeres pujantes, trabajadoras, independientes, perseverantes, solidarias y amorosas, disfrutaría cada momento aprendiendo más sobre mi país, sobre su cultura, gastronomía, gente y su historia, pues sé que con todo esto, podremos llevar al mundo un contundente mensaje de esperanza”. Sumado a esto su espíritu de solidaridad se sale del común de las reinas de belleza.

“Durante el confinamiento que trajo la pandemia de Covid-19, he entregado apoyo alimenticio a algunas familias que quedaron sin labor por el impacto a la economía y al ancianato Niño Jesús de Praga, situado cerca a mi residencia. Anterior a toda esta situación, he participado en diferentes labores sociales que han sido iniciativa de jóvenes en mi municipio, entre esas: Construcción de un hogar para unas familias de escasos recursos junto a la Fundación Catalina Muñoz; Yumbo Sin Hambre, una iniciativa de entregar más de 1.000 almuerzos en nuestro municipio, especialmente en las zonas de escasos recursos”.

GINNA GARCÉS

Esta trigueña de 24 años, es la típica belleza colombiana y busca con ahínco representar al departamento de Boyacá con la misma fuerza que completó sus estudios a pesar de las dificultades económicas.

“Cuando me gradué de bachiller, mi familia no tenía los recursos económicos para poderme pagar una carrera profesional y la carrera que yo quería no la encontraba en ninguna universidad pública. Mi madre, siempre me dijo “estudia y haz lo que te apasione en la vida y serás tan feliz en el momento de ejercer tu trabajo que te aseguro jamás vivirás estresada como yo. Nunca he dejado de luchar por mis sueños, y es algo que siempre recalco en los jóvenes, niños y personas que conozco, por más oscuro que parezca el camino, mantén siempre encendida la luz de la fe y la esperanza. Rendirse no es una opción”.

Esta joven que se graduó con honores universitarios apoya a microempresarios y desempleados en estos tiempos de pandemia que buscan mostrar sus productos, a través de distintas vitrinas digitales y así suplir la economía del hogar de muchas familias de su región.

JUANITA SÁNCHEZ

A pesar de sus escasos 18 años, esta niña de ojos verdes tiene la madurez y tenacidad para luchar por ser la próxima representante del Tolima al certamen que coronará a su titular a mediados de noviembre del 2020.

“Me siento preparada, capacitada y dispuesta para asumir esta responsabilidad. Llevar la banda de mi país en el pecho y gritar Colombia. Crecí en un hogar basado en valores, la solidaridad siempre ha ido por derecha, mis papás me enseñaron a compartir hasta un dulce. La pandemia (Covid 19) no ha sido la excepción para seguir trabajando por nuestra gente. Acá en Honda, Tolima, ya entregamos miles de tapabocas y antibacteriales para brindarles seguridad y que el riesgo al contagio sea menor.

SONIA RODRÍGUEZ

Esta joven de 24 años,  piel bronceada, y curvas de infarto tiene perfectamente claro que su belleza es solo un recurso para lograr objetivos más trascendentales si la nombran por su natal departamento de Nariño.

“Ser la próxima Miss Universo Colombia cambiará mi vida completamente! me mostrara un camino donde mi voz será escuchada y valorada; este año fui víctima de violencia de género. Fue una experiencia muy fuerte que me dejo muchas enseñanzas, por ejemplo, aprendí que quien realmente necesita la ayuda es quien te violenta y al no tener miedo de denunciar le di la voz a muchas mujeres más que sufrían una situación como la mía. Aprendí sobre la fuerza que tenemos como mujeres y la potencia que tiene si nos unimos” y a pesar de esta dura experiencia no dejo de ayudar a las víctimas del Covid 19: “por medio mi música transmitirles esperanza, confianza y mucho amor a las mujeres que han sufrido en este tiempo de confinamiento la violencia intrafamiliar”

DAYANA CÁRDENAS

Esta joven trigueña desea ser la representante del Cesar al primer Miss Universo Colombia y a pesar de su belleza impactante, como cualquier otra mujer ha tenido que superar complejos.

“Mi talón de Aquiles ha sido mi nariz y no porque no me guste sino porque me ha hecho creer que debo corregirla y aunque no me acomplejo con ella, el que sea distinta me identifica. He aprendido a amarla y resaltarla”.

Además de ser honesta en cuanto a su físico, también lo es en su misión de ayuda a las víctimas del Covid 19. “Esta pandemia nos cambió la vida y estoy clara que venimos a este mundo con un propósito. He ayudado a los más vulnerables de mi departamento y en Antioquia donde vivo en la actualidad”, aseguró.

También podría gustarte