Desempleo en Santa Marta es del 21,7%

101

El desempleo continúa en aumento, así lo dio a conocer el más reciente informe de Mercado Laboral emitido por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, el cual reveló que la tasa de desempleo correspondiente al mes de julio del 2020 en la ciudad de Santa Marta se ubicó en el 21,7 por ciento. 

De acuerdo con la entidad, el aumento representa un incremento del 9,4 puntos porcentuales frente al mismo periodo de tiempo del 2019, en donde la cifra de personas desocupadas se ubicaba en el 12,3 por ciento. Cabe resaltar que, esta cifra situó a la capital del Magdalena en el puesto número 19 de las 23 ciudades con mayor número de desempleo reportadas en el informe del Dane.

En esta oportunidad la ciudad de Santa Marta se ubicó entre las cuatro ciudades con un índice de desempleo por debajo del promedio nacional, según las estadísticas registradas por la entidad.

JÓVENES SIN EMPLEOS

Asimismo, el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, dio a conocer que para el trimestre comprendido entre mayo-julio del 2020, la tasa de desempleo en la ciudad de Santa Marta en la población joven en edades entre los 14 a 28 años es del 34,6 por ciento, 3,7 por ciento menos que lo reportado en el trimestre pasado. En contraste, Quibdó reportó una tasa de 23,7%, cabe aclarar que fue la ciudad con mejor desempeño al disminuir su tasa de desempleo juvenil.

A nivel nacional, la tasa de desempleo de los jóvenes  de 14 a 28 años fue 29,7%, con un incremento de 12,2 puntos porcentuales, frente al mismo trimestre móvil del año anterior. Neiva presentó la tasa de desempleo juvenil más alta  con el 49,8 por ciento, mientras que Quibdó tuvo la más baja  con el 23,7%.

POBLACIÓN OCUPADA

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en este reciente informe, también entregó el número de personas ocupadas en la ciudad de Santa Marta para el trimestre comprendido entre mayo y julio el cual asciende a las 201 mil personas.

Es así como el mayor número de las personas empleadas en la ciudad de Santa Marta, es decir, 70 mil samarios, se dedican a actividades de comercio, hoteles y restaurantes; otros 45 mil se dedican a los servicios comunales, sociales y personales.

En el sector de transporte, almacenamiento y comunicaciones se ocupan 25 mil personas; mientras que, otras  20 mil a la construcción. De igual forma, 18 mil residentes de Santa Marta se dedican a la industria manufacturera y otras 15 mil a actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler.

En menor proporción están las personas que se dedican a la agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca; la explotación de minas y canteras; el suministro de electricidad, gas y agua y la intermediación financiera.

De acuerdo con Juan Daniel Oviedo, director del Dane, mucho más de la mitad de la destrucción de empleos se concentró en tres sectores; en dos de ellos (actividades artísticas, de entretenimiento, recreación y otros servicios e industrias manufactureras) hay una alta participación femenina y de jóvenes, lo que explica que ambas poblaciones hayan sido tan afectadas por la parálisis que la pandemia generó en sus fuentes de trabajo.

A NIVEL NACIONAL

A nivel nacional, la población desocupada del país en julio de este año fue de 4,6 millones de personas, 1,9 millones más que en el mismo mes del 2019. En las 13 ciudades y áreas metropolitanas, este grupo fue 2,8 millones de personas, 1,5 millones más en comparación con julio del año anterior; este dominio geográfico contribuyó con 57,6 puntos porcentuales a la variación nacional.

En julio del 2020, la población inactiva del país fue de 17,3 millones de personas, lo que representa un incremento de 2,8 millones con respecto al mismo mes del año anterior. En las 13 ciudades y áreas metropolitanas dicha población fue 7,3 millones, 1,1 millones más que en julio de 2019.

Según Oviedo, tres cuartas partes de la contracción de la población ocupada están centradas en cuatro actividades: comercio y reparación de vehículos, que fue la que más cayó, y después, actividades artísticas y de servicios, alojamiento y servicios de comida e industrias manufactureras.

Las cifras también muestran que las empresas que más han resultado afectadas son las que tienen menos de 10 empleados: el 60% de los empleos que se perdieron eran en este tipo de empresas, mientras que en centros urbanos equivalen a dos terceras partes del total.

Por ciudades, el mayor desempleo se registra en Neiva (37,4%) y el menor en Barranquilla con el 14,1 por ciento. Por encima del promedio nacional están, entre otras, Ibagué  con 35,5 por ciento, Cúcuta  con un 31,7 por ciento, Cali con el 28,2 por ciento  y Bogotá registrando un 25,2 por ciento.

Por debajo, Santa Marta, con el 21.7%, Medellín  con el 24,7%, Bucaramanga  con 23,1% y Cartagena  con 20,5%.

En materia de trabajo informal, Cúcuta es la ciudad con el mayor índice, con 67,7%, seguida de Sincelejo, con 63,3%. El menor se registra en Manizales, con 37,7%.

 

También podría gustarte