“Nos hemos vuelto esclavos de la aprobación de los demás”: Valentina Lizcano

40

Mucha gente esperaba que la reconocida actriz y presentadora, Valentina Lizcano, lanzara un libro sobre el mundo fitness, por lo que fue una verdadera sorpresa cuando se publicó ‘Sana locura’.

Se trata de un relato íntimo sobre el camino de transformación de Valentina Lizcano, de cómo salió de la adicción a la cocaína, al sexo y a las relaciones tóxicas, y decidió cambiar su vida. Con el propósito de mostrar cual ha sido su recorrido que sirva como inspiración para que muchos otros busquen recorrer su propio camino lejos de las adicciones y llegar a un vivir sano y feliz.

Desde hace diez años creó en las redes sociales ‘Sana Locura’ para compartir su mensaje, donde la locura puede llegar a ser un vehículo sanador.

EN LA LOCURA DE NUESTRO TIEMPO

– ¿Cómo nació la idea de hacer este libro?

Simplemente se dio la oportunidad, no fue algo que yo hubiera soñado o buscado, pero el universo ordenó todo para que terminara escribiendo este libro, que en un comienzo muchos esperaban que fuera un libro fitness, pero yo no lo quería, aunque en el libro hay un capítulo del cuerpo y donde se habla de la actividad física, donde presento lo que pienso sobre ello.

No quería enfocarme en ello porque no es la única herramienta a través de la cual he logrado sobreponerme a muchas situaciones de la vida, por lo que quería hablar de todo lo que yo llamo ‘Sana Locura’.

– ¿Por qué ‘Sana Loca, retratos de mi alma’?

Es un libro de vivencias donde realmente retrato lo que soy, por qué he sido como he sido. Revelo cada momento de mi vida como el análisis que he realizado durante mis 13 años de sanación, de autoconocimiento, para entender por qué me pasa lo que me pasa.

Es un libro que me ha dado las alegrías más grandes, pero también fue un trabajo de catarsis fuerte que al final valió la pena.

– Se edita en este momento tan difícil de la Humanidad…

No fue premeditado porque ha sido un libro que lo hemos trabajado durante dos años y medio, y hablando con la editorial, viendo por lo que está pasando la gente, lo que está sintiendo y viviendo en esta pandemia, decidimos publicarlo.

Lo lanzamos primero en e-book y ha sido la bomba, la gente lo recibe muy bien y lo siguen encontrando, y ahora con una edición impresa, que en mi caso es el ideal, porque cuando un libro me llega al alma lo personalizo con las anotaciones de lo que me produce su contenido, y es lo que sueño yo con ‘Sana locura’ para la gente.

Es como esa oportunidad para plantearse nuevas preguntas y así buscar nuevos caminos, para abrir esos espacios neuronales para que sea la vida misma la que conteste esas preguntas. Pero también para darnos cuenta que el sufrimiento no es de una sola persona, porque vivimos en un mundo que oscila entre lo que creemos que es felicidad y lo que es sufrimiento.

Entender el dolor desde lugares alejados del intenso drama y la autodestrucción, que es lo que realmente nos hace más daño.

– ¿Difícil mantener el equilibrio en un mundo como el de hoy?

Es agotador. No es pensar que podemos vivir en un mundo de duendes, porque realmente es una batalla con uno mismo que a veces, terminas abrazado con uno misma, pero también en medio de peleas internas intensas, pero mi compromiso consigo misma de salir adelante, de despertar del sueño de la ignorancia y del reino del propio ego, para permitir revelar lo que verdaderamente soy, una persona sencilla, humilde, tranquila, pero para ello, debemos trabajar para ello y no seguir normalizando estados de agresividad como lo estamos haciendo, que termina lastimando la vida de muchas personas.

– ¿Nos acostumbramos a vivir en el dolor?

A veces no nos damos cuenta que pasamos por estados de ansiedad, de depresión y de bipolaridad, y al no saberlo, no vamos a un médico, no buscamos ayuda, no buscamos el equilibrio, cuando hoy en día hay acceso a una gran cantidad de terapias, porque uno las necesita, para poder vivir en equilibrio y no necesariamente en soledad.

Otro de los errores está en tirar al piso el dolor de la gente, no creemos que los otros se puedan deprimir, bajo esa frase de: “cómo te vas a deprimir si tienes una vida perfecta”, sin reconocer que toda vida tiene múltiples matices, donde hay que saber bien transitar la felicidad así como se debe transitar por el dolor, sabiendo bien que son tan impermanentes, que tengo claro que hoy están y mañana no.

LAS PUERTAS DE LA ADICCIONES

– Le dedica un capítulo a su paso por las adicciones…

Siempre será el camino más fácil, la puerta más bonita y tentadora, lo que socialmente te dicen que deberías hacer, porque te hacen creer que es normal porque estás joven, normal porque eres famoso, normal porque estás de rumba, y con esa vieja frase, “todo el mundo lo hace”.

Tantas campañas, tantos consejos y recomendaciones se van por el inodoro en un segundo por dejarse llevar por su ego y por esas ganas de reafirmar nuestro ser social frente a los demás para pertenecer a un grupo. Somos seres sociales, pero nos hemos vuelto esclavos de la aprobación de los demás y más ahora en esta era digital que impulsa la aprobación de lo nocivo.

Siempre estarán esas puertas cerca de nosotros, presentadas de distintas formas, porque es cool, chévere, te vas a sentir muy bien, y la verdad es que no se pasa bien, se sufre muchísimo y con consecuencias para toda la vida y muchos nunca salen de ese infierno. Los que salimos de las adicciones como la cocaína, tenemos que ponernos la camiseta y decir lo que paso, vivimos y sentimos.

Tenemos una voz y nos escuchan tantos adolescentes y jóvenes queriendo ser actores, vivir la vida de uno, es mejor hablarles claro para que no se deslumbren con puertas falsas como las que crucé yo.

– ¿Cada quien busca su camino?

El camino no es uno, el camino no lo dicto yo, los maestros no existen y se equivocan también porque son humanos, por lo que lo mejor es no volverse ni maestro, ni seguidor, sino hacer tu propio camino inspirándose en los caminos de los demás, porque realmente vivimos una época bastante peligrosa con todo ese cuento de los maestros.

BOGOTÁ (Colprensa).

También podría gustarte